domingo 20 de junio de 2021
ACTUALIDAD educación
20-09-2020 22:10

Nicolás Trotta: "Solo con la Ciudad diferimos en cómo volver a clases"

Los equipos de Educación de Ciudad y Nación se reunirán este lunes con autoridades del Ministerio de Salud para analizar la viabilidad de las clases al aire libre para 6500 chicos.

20-09-2020 22:10

Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación, reafirmó su intención de pensar una alternativa al regreso de clases presenciales, aunque aclaró que "solo con la Ciudad de Buenos Aires difieren en las condiciones para el retorno”, luego de la propuesta que presentaron para dictar clases al aire libre.

“Una similar mirada se comparte con las 23 provincias en cuanto a la complejidad del regreso presencial. Solo con el Gobierno de la Ciudad se difiere en cuanto a las condiciones para el retorno”, dijo el ministro de Educación en un hilo que publicó este domingo 20 de septiembre en su cuenta de la red social Twitter.

Trotta aseguró que desde su cartera promueven el regreso a las escuelas, “pero siendo conscientes que se debe priorizar el cuidado de la salud de niñas, niños, adolescentes, docentes, auxiliares y directivos”, y con la certeza de que no se los expone a un riesgo innecesario. Este lunes, autoridades de Educación a nivel nacional y del ámbito porteño se reunirán con los ministros de Salud y especialistas, para analizar las alternativas posibles.

Días atrás, el gobierno de la Ciudad propuso usar los espacios públicos como aulas al aire libre para “reforzar el apoyo y acompañamiento presencial de quienes no pudieron sostener los procesos de enseñanza-aprendizaje” y evitar “que pierdan la escolaridad”. Sería para los 6.500 alumnos que habían quedado excluidos -según datos de la Ciudad- del sistema escolar por la pandemia de coronavirus. La propuesta, en tanto, tuvo un amplio rechazo de los gremios docentes.

“Propondremos establecer un indicador objetivo que traiga certezas a porteñas/os sobre el momento adecuado para retomar actividades, solo así sortearemos diferencias. No renunciamos a la responsabilidad de cuidar la salud y volver a las aulas apenas haya una ventana de oportunidad”, expresó Trotta.

El funcionario recalcó que esperan que la Ciudad otorgue la georreferenciación de los alumnos y alumnas que quedaron sin clases por la falta de conectividad, para darles el equipamiento necesario. “Esperamos también que mañana nos otorguen la georreferenciación de al menos las y los 1500 estudiantes, de un total de 6500, a los que se comprometió el GCBA, porque dotarlos de conectividad, equipamiento y acompañamiento socioeducativo es central y superador de la exposición”.

Gremios docentes rechazan dar clases en plazas y calles porteñas

Trotta aclaró que “son promotores del regreso a las aulas” y que un punto acordado por todas las jurisdicciones se vincula a la realidad de la baja o nula circulación del virus para posibilitar el regreso en áreas urbanas, un aspecto que “fue votado el 2 de julio por unanimidad, incluso por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

En ese punto, destacó que en las provincias de San Juan, Santiago del Estero, Formosa, Catamarca y La Pampa se avanzó en esa línea, donde alrededor de 10 mil estudiantes en cada provincia regresaron a las aulas, aunque en San Juan, Santiago y Catamarca ese proceso se suspendió debido al crecimiento de casos. “Acompañamos las medidas que priorizaron el cuidado de la salud en todos los casos y cuya decisión tomó cada gobierno provincial”, sostuvo el Ministro.

Cómo es el plan que impulsan desde la Ciudad

La propuesta apunta a brindar clases en espacios públicos como parques y plazas, con horario rotativo, y prioridad para 1º grado y 5º y 6º de secundaria. Como publicó PERFIL, para los más chicos la Ciudad propone que se realicen turnos en las plazas -una por barrio- durante la mañana, de 9 a 12, con turnos que se obtendrían a través de un 0800, con un máximo de una hora y cuarto de duración y diez personas (dos adultos y ocho estudiantes) presentes. 

Habría un representante del Ministerio en el ingreso, y se podrían hacer dos veces por semana. Cada niño debería estar acompañado por un adulto, y tanto docentes como estudiantes y acompañantes deben aplicar las medidas de seguridad e higiene obligatorias: distanciamiento, barbijos, alcohol en gel y docentes con máscara.

En el caso de los últimos años de educación obligatoria, sería optativo y con un alcance de hasta 17.344 estudiantes “a pedido” si se suman las privadas, o 170 escuelas -unos 13 mil chicos y chicas- de escuelas de gestión estatal. La frecuencia, también de dos veces por semana, se desarrollaría durante la mañana, de 10 a 12, y podrían implementarse sin cortar calles ni avenidas de alta circulación.  

AG/MC