ACTUALIDAD
La edad no es un límite

Un padre se graduó con su hijo de licenciado en nanotecnología: “Todavía veo las fotos y me emociona un montón”

Con la voz quebrada, Alejandro Bartolomeo de 56 años, cuenta lo que sintió al recibirse junto a su hijo. “En mi casa no hay posibilidad de no seguir estudiando”, destacó a PERFIL.

Alejandro y Matías Bartolomeo se gradúan juntos en la Universidad CAECE
Alejandro y Matías Bartolomeo se gradúan juntos en la Universidad CAECE | Gtlza. Prensa CAECE

Alejandro Bartolomeo de 56 años, se graduó junto a su hijo Matías y ambos se llevaron el protagonismo del acto de colación de la licenciatura en nanotecnología de la universidad de Cámara Argentina de Comercios y Servicios CAECE. Cuando el pasado 9 de noviembre juntos obtuvieron su título, quebraron prejuicios en torno a que la edad de comenzar estudios universitarios se vence en la juventud.

Además de la alegría para Alejandro de graduarse con su hijo, se sumó el orgullo de que Matías, además, fue destacado por tener el mejor promedio de la carrera.

De esa celebración participaron Guillermo Dietrich, Vicepresidente Segundo de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) y fue presidida por el Dr. Alberto A. Allemand, Rector de la Universidad. 

Fue Alejandro el que dio el puntapié y comenzó la carrera, obtener un título era una materia pendiente en su vida. De joven había intentado estudiar otras carreras tecnológicas como ingeniería en sistemas, pero siempre sentía que su conocimiento estaba por encima de lo que le enseñaban, porque hacía muchos años que él se formaba en estos temas en la práctica por su trabajo. Sin embargo, la carrera de nanotecnología lo conquistó porque lo desafiaba. “Si a mí no me desafía o no me genera un estrés sano, por decirlo de alguna manera, no me seduce”, reconoció Alejandro en diálogo con PERFIL.

Alejandro y Matías Bartolomeo se gradúan juntos en la Universidad CAECE


Y destacó que en su casa “no hay posibilidad de no seguir estudiando” y por eso tanto Matías, como su otro hijo, Nicolás, también siguieron ese camino. 

Se realizó 'Mujeres Líderes', nuevo evento de Agenda Corporativa del Grupo Perfil
 


Durante su recorrido académico padre e hijo se ayudaron mutuamente, Matías era el experto en química por su formación secundaria y Alejandro brindaba sus herramientas de tecnología. A partir de las materias que cursaron juntos se conformaron en equipo, cada uno veía y evaluaba las presentaciones del otro y ese ejercicio continúa porque ambos decidieron seguir formándose. Alejandro se inscribió en la Maestría en Ciencia de Datos de la Universidad CAECE y Matías Bartolomeo comenzará la carrera de Farmacia.

Alejandro y Matías Bartolomeo se gradúan juntos en la Universidad CAECE


En su carrera profesional, Alejandro ha brindado consultoría en nanotecnología a diversas empresas y ha trabajado en la aplicación de nanotecnología en campos como la medicina, desarrollando soluciones más seguras y eficientes para profesionales de la salud. Además, ha estado involucrado en la ciencia de datos y ha compartido su experiencia en el proceso de formación académica. “La nanotecnología va a cambiar la manera de ver el mundo”, aseguró Alejandro que es un apasionado de lo que estudió. 

El día en que Alejandro y su hijo Matías recibieron el diploma

Fue Alejandro el que se anotó primero en la carrera, un año antes, pero finalmente terminaron graduándose en simultáneo. Aunque podría pensarse que el hijo siguió al padre, eso no fue así. Lo que lo conquistó de nanotecnología a Matías fue una charla que brindó el director de la carrera a la escuela secundaria donde iba.

“La entrevista que tuvimos con el director de la carrera fue central, la que me dio ganas de estudiar esa carrera”, contó Matías a PERFIL. Como su padre reconoce la importancia de estudiar y por eso se inscribió en Farmacia. “Pienso seguir desarrollándome, aprendiendo nuevas habilidades”, contó, pero aclaró: “También quiero pasar tiempo con mi familia, con mi pareja, un mix de todo, vivir lo estudiantil, pero también compartir experiencias por fuera del estudiantil”.

Alejandro y Matías Bartolomeo se gradúan juntos en la Universidad CAECE


El día en que recibieron el título “fue muy fuerte”, reconoció Alejandro con la voz quebrada. “Lo recuerdo y me emociono, fue muy interesante porque aparte me hice amigos que tienen entre 18 y 25, 28, 29 años”, detalló y concluyó: “Cuando llegué a casa parecía que me habían apaleado por todas las emociones vividas y cada vez que veo las fotos me emociona un montón”.

CP