martes 17 de mayo de 2022
ACTUALIDAD Ráfagas de 100 km/h
25-04-2022 09:54

Video | La riesgosa maniobra de un avión que no pudo aterrizar en Neuquén por el viento

“El viaje fue horrible, interminable y lleno de incertidumbre. Duró casi seis horas y terminamos en Mendoza sin entender mucho qué pasaba", contó una pasajera.

25-04-2022 09:54

Fuertes ráfagas de viento de más de 100 kilómetros por hora interrumpieron este domingo el funcionamiento del aeropuerto neuquino Juan Domingo Perón, provocando que una aeronave de JetSmart no pudiera descender y que, tras casi cinco horas de más, el vuelo terminara en Mendoza.

El viaje fue horrible, interminable y lleno de incertidumbre. Duró casi seis horas y terminamos en Mendoza sin entender mucho qué pasaba”, explicó al respecto Juliana Oses, una de las pasajeras,  en diálogo con LMNeuquén.

La interrupción en el normal funcionamiento del aeropuerto provocó que el piloto del avión tuviera que realizar una maniobra sorprendente, ya que al intentar descender sin éxito tocó la pista de aterrizaje con sus ruedas pero inmediatamente volvió a elevarse.

“Hasta la mitad del viaje venía todo bien hasta que arrancó la turbulencia. Se movió bastante la aeronave. Cuando estábamos por aterrizar nos dicen que nos pongamos el cinturón. Miro por la ventana y no se veía nada. Solo veía tierra”, relató Oses.

Alerta naranja en Buenos Aires y varias provincias: cuáles son las zonas afectadas por las tormentas

La pasajera continuó narrando el atemorizante momento y agregó: “Escuché el ruido de las ruedas abrirse y seguía sin ver el piso. Ahí nos empezamos a acercar, pega una maniobra brusca y vuelve a tomar vuelo. Pasaron 15 minutos y la gente estaba tensa y nerviosa. Había gente grande muy asustada. A los 5 minutos de no saber qué iba a pasar nos avisan que no pudieron aterrizar en Neuquén y que nos íbamos para Mendoza”.

Asimismo, el equipo de la aerolínea, compuesto por la tripulación y el comandante a bordo, avisó a los pasajeros que se detendrían a cargar nafta en Mendoza y allí evaluarían cuándo podrían aterrizar en Neuquén. “Estuvimos una hora en Mendoza esperando que nos digan a dónde íbamos”, mencionó la mujer.

“Es más, un hombre se descompensó, lo bajaron del avión y nunca lo subieron. Había mucha tensión y estábamos todos muy nerviosos”, añadió Oses y señaló que “en la espera miró las noticias de Neuquén y había techos que se habían volado”, lo que aumentó su miedo y la mantuvo pendiente del aterrizaje.

Aerolíneas Argentinas conectará Córdoba con San Pablo

Alrededor de las 18hs el vuelo partió nuevamente hacia Neuquén: “Fue una hora más, llena de miedo y de turbulencia. Intentábamos estar todos tranquilos, pero había una cierta tensión. Estábamos todos expectantes mientras el avión se seguía moviendo porque la turbulencia no cesaba", explicó.

A diferencia del primer intento de aterrizaje, según narró la pasajera, está vez sí se podía ver la pista, lo que la dejó más tranquila ya que “en el primer intento no se veía nada” y describió la situación "como si el avión hubiera entrado en una nube de polvo” antes de pegar contra el suelo.

“No le deseo a nadie lo que vivimos porque más allá del tiempo que duró, fueron momentos de tensión constantes”, aseguró Oses luego del viaje que tardó más de cinco horas y en el que “nadie estaba tranquilo”.

AS./fl