1st de March de 2021
ARTE Agenda
23-11-2018 09:21

Fermín Eguía expone sus trabajos más recientes en la galería Sara García Uriburu

Con estilo personal y siempre alejado de las tendencias, el artista crea un universo de personajes a partir de cuentos, objetos animados y situaciones de la vida cotidiana.

La galería Sara García Uriburu expone hasta fin de año una selección de acuarelas de Fermín Eguía realizadas durante los últimos dos años.

La obra de Eguía se caracteriza por la utilización de lenguajes estéticos que se acercan al comic, la historieta o los cuentos infantiles. A través de una mirada personal otorga a la técnica de la acuarela un carácter único.

"Hace muchos años, la clase media más o menos acomodada tenía una enciclopedia que se llamaba El tesoro de la juventud", recuerda el artista durante la presentación de la muestra en la que estuvo PERFIL.COM.

Fermín Eguía
Detalle de El último trencito de la felicidad, obra de Eguía. (Foto: María François), 

"La enciclopedia traía láminas con unas ilustraciones que eran maravillosas, recuerdo particularmente de la Leyenda del Rey Monje, una historia en la cual el rey manda decapitar a los nobles que habían conspirado contra él y dispone sus cabezas en el suelo en forma de círculo, dejando una de ellas colgada en el centro a modo de badajo".

Vivamente impresionado por ilustraciones de este tipo, Eguía lleva la expresión de aquellos personajes a sus obras, en las que hay distintas series con objetos animados, monstruos y fantasmas que parecen cobrar vida y se constituyen en una representación grotesca de los miedos de su infancia.

Fermín Eguía
El cuento de Simbad el marino sirvió de inspiración para algunas de las acuarelas del artista (detalle). (Foto: María François).

A lo largo de su carrera Eguía ha mantenido un estilo propio alejado de las tendencias, lo que alguna vez le valió la crítica de aquellos que le exigían acercarse a las modas del momento.

"Los puristas siempre tienen algo para decir", dice sonriendo y quitando importancia a aquellos comentarios, el artista que alguna vez habló en broma de sí mismo como “un romántico grotesco”.

Fermín Eguía
Detalle de una obra de Fermín Eguía (Foto: María François)

En cada una de sus obras hay algo en lo que el espectador se reconoce y siente la conexión con la escena o los personajes, muchos de los cuales son autorreferenciales.

Así, el retrato del vendedor de diarios, los buzones animados o el último tren de la felicidad son escenas urbanas que se resignifican en el trazo de Eguía y cobran un carácter onírico.

Fermín Eguía
Fermín Eguía durante la presentación de su muestra. (Foto: María François)

En tanto, los peces que se transforman en barcos con cañones en la borda y se destruyen unos a otros en batallas navales, o asumen el rol de barcos de paseo venecianos, muestran un lado de la naturaleza que se relaciona con las series de paisajes del delta que alguna vez abordó el artista.

Las acuarelas de Fermín Eguía se exponen en la galería Sara García Uriburu, Uruguay 1223 PB 5, ciudad de Buenos Aires, de lunes a viernes de 11.00 a 13.00 y de 16.00 a 20.00.

En esta Nota