BLOOMBERG
Diferentes realidades

Bancos latinoamericanos evitarían la crisis de Estados Unidos y Europa

Especialistas en la materia señalaron que una regulación estricta, negocios diversificados y una amplia experiencia en entornos de altas tasas de interés y elevada inflación deberían ayudar a tener otro desenlace.

Banco Credit Suisse
Banco Credit Suisse | Agencia Afp

Es probable que las instituciones financieras de América Latina salgan relativamente ilesas de la crisis que ha afectado a los bancos de Estados Unidos y Europa.

Una regulación estricta, negocios diversificados y una amplia experiencia en entornos de altas tasas de interés y elevada inflación deberían ayudar a evitar que los prestamistas de la región se contagien de la crisis provocada por los colapsos de Silicon Valley Bank y Signature Bank, y los problemas que afectan a Credit Suisse Group AG, según analistas e inversionistas.

La opinión se está confirmando en los mercados. Si bien las acciones financieras de América Latina se han visto afectadas por la inestabilidad mundial, el indicador regional MSCI Emerging Market para el sector ha sufrido solo una fracción de las pérdidas de los bancos estadounidenses.

Qué dicen los empresarios argentinos que vivieron la quiebra del Silicon Valley Bank

“No creo que los bancos latinoamericanos estén expuestos directamente a esta situación”, dijo Malcolm Dorson, gestor de cartera de Mirae Asset Global Investments en Nueva York. “Dado su historial, estos bancos también están acostumbrados a la volatilidad en las tasas de interés y saben cómo cubrir su riesgo”.

Tanto Moody’s Investors Service como S&P Global Ratings también consideran que los bancos de la región tienen una exposición limitada o nula a SVB y Signature Bank. La dependencia de los mercados institucionales locales para el financiamiento reduce los riesgos de liquidez, señaló Moody’s el jueves en un informe, y agregó que “las altas tasas de interés, en general, también han respaldado la estabilidad de los depósitos como fuente de financiamiento para bancos de toda la región”.

Para Carlos Asilis, los bancos de la región están bien capitalizados, particularmente en Brasil, donde han estado “jugando a la defensiva”. El director de inversiones y fundador de la firma de asesoría Glovista Investments estima que el único impacto directo de la crisis en EE.UU. podría ser la ampliación de los diferenciales a nivel mundial.

“Brasil venía saliendo de un período de crecimiento por debajo de la tendencia”, indicó Asilis. “Por lo tanto, los bancos se habían mantenido en un modo de refugio durante bastante tiempo y, fundamentalmente, habían estado acumulando reservas de capital”.

Moody's rebajó la calificación del sistema bancario estadounidense

Aun así, el deterioro de la calidad de los activos debido a la lentitud de las economías y las altas tasas de interés plantean obstáculos, según los analistas de S&P Cynthia Cohen Freue y Sergio Garibán. Instituciones financieras y fintechs más pequeñas y concentradas en la región podrían verse afectadas por los efectos de un éxodo hacia los activos de calidad, dijeron en un informe el miércoles.

Si bien los mercados emergentes se salvaron, en gran medida, del desplome de esta semana –los indicadores de acciones y bonos en dólares cayeron solo un 0,1% cada uno–, las acciones y la deuda en moneda fuerte de los países en desarrollo registraron US$4.500 millones en salidas en ese lapso, según JPMorgan Chase & Co.

En una conferencia de prensa en el marco de la convención bancaria anual de México, Raúl Martínez-Ostos, director general de Barclays México, dijo que se estima que el país cuenta con un sistema bancario óptimo, bien capitalizado y listo para soportar períodos de volatilidad. Agregó que, de todas formas, la entidad estará muy atenta y vigilante porque cree que, sin duda, la volatilidad va a continuar.

RM