sábado 13 de agosto de 2022
BLOOMBERG Mercados

Los bonos latinoamericanos se desploman por el fin del repunte de los commodities

La deuda soberana en dólares de Sudamérica y Centroamérica cayó alrededor de un 15,1% en el segundo trimestre de 2022.

30-06-2022 17:44

Los bonos latinoamericanos que fueron el refugio de los mercados de deuda globales a principios de año ahora tienen un rendimiento inferior a medida que el impulso de las ganancias de los precios de los productos básicos comienza a desvanecerse y se abren fisuras en algunas de las economías de la región.

La deuda soberana en dólares de Sudamérica y Centroamérica cayó alrededor de un 15,1% en el segundo trimestre de 2022, mientras que la deuda de México y el Caribe bajó un 12,6%, según un índice de Bloomberg. Dichas bajas superan la pérdida del 11,3% de un indicador de bonos de mercados emergentes y una caída de alrededor del 9,7% para los bonos del Tesoro de Estados Unidos durante el mismo período. También es una gran reversión del desempeño superior de la región en los primeros tres meses del año.

Las pérdidas fueron lideradas por la Argentina, que se sumerge en una nueva crisis de deuda en medio de una escasez de dólares y una inflación galopante. Ecuador también estuvo entre los mayores perdedores, ya que el descontento social preocupa a los inversionistas, mientras que el fracaso del experimento con el bitcóin del presidente Nayib Bukele ha estado hundiendo la deuda de El Salvador. Pero las pérdidas han golpeado a toda la región, desde Colombia hasta Brasil.

Por qué el peso uruguayo es la moneda más fuerte de la región

“El principal desafío para América Latina es el crecimiento y, desde hace un tiempo, el crecimiento ha estado por debajo de los pares de la región”, dijo Zulfi Alí, administrador de dinero en PGIM Fixed Income en Newark. Según él, los bonos en moneda fuerte de la región están en la peor posición entre los mercados emergentes para capear una recesión mundial.

Eso representa una reversión frente a los primeros tres meses del año, cuando los bonos de la región productora de materias primas superaron a sus pares en medio de un repunte del 25% de un indicador de Bloomberg de los precios de las materias primas. Tras la caída de un 10% del índice, desde un máximo de ocho años a principios de junio, las fragilidades de América Latina resurgieron, dejando su deuda vulnerable a la liquidación global de bonos provocada por el aumento de las tasas de interés en todo el mundo. La preocupación de los inversionistas por una posible recesión global en las últimas semanas potenció las pérdidas.

Argentina lidera la caída de bonos en América Latina

Si bien los bonos de todos los países latinoamericanos registraron pérdidas en los tres meses hasta junio, las naciones con peor desempeño fueron las naciones con problemas de liquidez. Los instrumentos de Argentina en el índice de referencia del dólar cayeron alrededor de un 29% debido a que los acreedores se mostraron reacios a renovar la deuda interna, presionando al Gobierno a imprimir más dinero y poniendo en peligro un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Biggest Losers | Bloomberg index of emerging-market sovereign dollar bonds by region

El Salvador tuvo el segundo peor desempeño y sus instrumentos cayeron un 22% en medio de una venta masiva del bitcóin, que fue aprobado como moneda de curso legal en el país el año pasado y ha sido una gran apuesta del presidente Nayib Bukele. El líder ha gastado cerca de US$105 millones en la compra de la criptomoneda y ha perdido más de la mitad de ese valor, según cálculos de Bloomberg. Si bien eso puede no parecer mucho, todo cuenta para un país que enfrenta dificultades para obtener nueva financiación a través de un bono vinculado al bitcóin.

En Ecuador, los bonos que se reestructuraron hace menos de dos años cayeron alrededor de un 18% debido a que las violentas protestas encabezadas por grupos indígenas por el aumento de los precios del combustible y los alimentos paralizaron amplias zonas del país. Las manifestaciones han interrumpido la producción de petróleo y se han convertido en la mayor crisis política para el presidente Guillermo Lasso, quien recientemente enfrentó la amenaza de ser destituido de su cargo después de poco más de un año de ganar las elecciones.

Colombia también registró un desempeño inferior en medio del desplome de sus bonos soberanos a mínimos históricos después de que el izquierdista Gustavo Petro ganara las elecciones presidenciales sobre una plataforma que busca alejar al país de su dependencia de las materias primas y gravar a los ricos. La deuda de la nación perdió un 13% durante el trimestre.

Incluso Brasil, que ha superado a la región con una pérdida de solo el 8,5%, puede estar enfrentándose a problemas a medida que el Gobierno intenta aumentar el gasto público antes de las elecciones de octubre, lo que reactivó las preocupaciones fiscales.

“La deuda en moneda fuerte de América Latina se vio afectada por las crecientes preocupaciones políticas”, dijo Jens Nystedt, administrador de dinero sénior en Emso Asset Management. “Con vistas en el segundo semestre, esperaríamos que algunas de esas preocupaciones políticas se alivien, con la excepción de Brasil, donde todavía tienen que celebrar elecciones”.

LM