domingo 19 de septiembre de 2021
BLOOMBERG Pandemia
09-11-2020 14:57

Inflación: precio de alimentos desafía a bancos centrales latinoamericanos

La inflación de México se vio acelerada por los precios de las frutas y verduras. Las autoridades de Brasil, en tanto, sostienen que los aumentos en los alimentos son temporales.

09-11-2020 14:57

La inflación se aceleró más de lo previsto en México y Brasil, a medida que los implacables aumentos de los precios de los alimentos desafían los planes de los bancos centrales de apoyar con bajas tasas de interés a las economías devastadas por el coronavirus.

Los precios al consumidor de México continuaron subiendo en octubre por encima del rango objetivo oficial debido a que los costos de frutas y verduras se dispararon, según datos publicados el lunes, mientras que los costos de los alimentos impulsaron la tasa de inflación más rápida de Brasil para ese mes desde 2002. Esas tendencias pueden complicar un recorte final de tasas en México esta semana, al tiempo que provocan una mayor cautela entre los responsables de la política monetaria de Brasil, que buscan evitar aumentos de tasas a toda costa.

Las economías más grandes de América Latina han puesto la política monetaria en el centro de sus planes para volver a reactivar el crecimiento luego de recesiones históricas. Ambos países todavía están lidiando con dificultades, incluidos mercados laborales débiles y una recuperación desigual. En Brasil, los banqueros centrales afirman que el aumento de los precios de los alimentos es temporal, mientras que los funcionarios mexicanos han dicho que el espacio para una flexibilización adicional está limitado.

Economía: precios remarcados y góndolas vacías

“Hemos visto una aceleración de la inflación en toda la región, principalmente debido al aumento de los precios de los alimentos”, dijo Marco Oviedo, economista jefe para América Latina de Barclays Capital Inc. “Aunque eso podría generar algunas preocupaciones, no esperamos que los bancos centrales reaccionen de inmediato, ya que las economías aún están en proceso de recuperación”.

En México, los precios de los alimentos y las verduras se dispararon 16,2% el año pasado, en comparación con la inflación general de 4,1%, según la agencia nacional de estadísticas. En Brasil, los precios de bienes comunes como el arroz y los tomates registraron aumentos de precios de dos dígitos solo en octubre.

Inflation Pressures

Espacio limitado

Sin duda, regiones de América Latina se libraron del flagelo de la inflación. La tasa de inflación de Colombia cayó en octubre al nivel más bajo en más de seis décadas, después de una baja en la demanda de los consumidores.

“A pesar de las recientes sorpresas al alza en los datos del IPC, todavía nos parece poco probable que América Latina experimente un período sostenido de alta inflación”, escribió Marcos Casarin, economista jefe para América Latina de Oxford Economics, en una nota de investigación del 6 de noviembre. “Una vez que se desvanezca el actual shock de los precios de los alimentos, los que fijan los precios seguirán enfrentando un entorno difícil en el que subir los precios, ya que el desempleo récord mantendrá bajos los salarios reales”.

Economistas no esperan grandes cambios para Argentina con Biden en la presidencia de EEUU

Aun así, hay indicios de que los inversionistas desconfían de las presiones inflacionarias. Aunque se espera que la economía de México se contraiga casi 10% este año, cinco de los 20 analistas en una encuesta de Bloomberg prevén que los legisladores detendrán su ciclo de flexibilización esta semana, cuando las tasas se encuentran en un mínimo de cuatro años. Las proyecciones de flexibilizaciones más allá de la reunión de este jueves son escasas.

“Los choques negativos de oferta están predominando sobre la débil demanda en México y eso limita el margen de recorte de Banxico”, dijo Carlos Capistrán, economista con sede en Nueva York de Bank of America Corp. “Esperamos que Banxico mantenga las tasas sin variación esta semana”.

Mientras tanto, los economistas encuestados por el banco central de Brasil han aumentado sus proyecciones inflacionarias tanto para este año como para el próximo durante tres semanas consecutivas, según una encuesta semanal publicada el lunes. Los futuros de tasas de interés muestran que los operadores esperan aumentos en el costo de los préstamos a principios de 2021, también debido a los crecientes riesgos fiscales derivados de una explosión del gasto público durante la pandemia.