BLOOMBERG
Cumbre

Putin espera que Xi Jinping visite Rusia y reafirme lazos estratégicos

El presidente ruso dijo que está a la espera de la visita de su homólogo chino, Xi Jinping y celebró los fuertes lazos con Pekín en conversaciones con el principal diplomático de China.

COVER_PUTIN_XI_MEETING_RUSSIA_CHINA
Vladimir Putin y Xi Jinping. | via Bloomberg

El presidente Vladímir Putin dijo que está a la espera de que su homólogo chino, Xi Jinping, visite Rusia. Celebró los fuertes lazos con Pekín en conversaciones con el principal diplomático de China.

La cooperación entre Rusia y China es “muy importante para estabilizar la situación internacional”, dijo Putin al consejero de Estado chino, Wang Yi, en conversaciones en Moscú el miércoles, pidiéndole que transmitiera saludos a “mi amigo” Xi. Rusia y China están alcanzando “nuevos hitos”, incluso en términos de comercio, que podría crecer a US$200.000 millones antes de su meta de 2024, dijo Putin.

“La situación internacional actual es realmente compleja, pero la relación entre China y Rusia es tan sólida como una montaña y puede resistir la prueba de los riesgos internacionales”, respondió Wang, y agregó que los lazos “estratégicos” entre Moscú y Pekín no quedarán sujetos a presiones de terceros.

China negó envío de armas a  Rusia: "Estados Unidos no puede dar órdenes"

La visita de Wang a Moscú aproximadamente un año después de que Putin ordenara una invasión a Ucrania muestra que China tiene poca intención de abandonar a su fiel socio diplomático a pesar de los esfuerzos de Pekín por limitar el daño causado por la guerra. China indicó que pronto dará a conocer los detalles de un plan para lograr la paz en Ucrania, una propuesta que Estados Unidos y Europa perciben con escepticismo.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, advirtió a Wang en las conversaciones del fin de semana en Múnich que China no debería proporcionar ayuda letal a la guerra de Putin, aunque Pekín se presente como un actor neutral que puede negociar la paz en Ucrania.

El diario Wall Street reportó que Xi visitaría Moscú en los próximos meses para impulsar conversaciones de paz multipartidistas y permitir que China reitere sus llamados a que no se usen armas nucleares.

Xi aún no ha hablado con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, desde la invasión a pesar de haber hablado con Putin unas cuatro veces en ese lapso. Pekín también ha defendido repetidamente algunas de las razones de Rusia por haber librado esta guerra (principalmente para resistir la expansión de la OTAN) aunque insiste en que no apoya la invasión en sí.

Si bien Pekín permanece cerca de Rusia, los costos de su asociación se han vuelto más evidentes últimamente. Más allá del daño a corto plazo a la economía global, EE.UU. y Europa perciben cada vez más a China como un competidor estratégico que debe ser disuadido de sus propias ambiciones de tomar el control de Taiwán, una perspectiva que hace que Pekín sea más vulnerable a los controles multilaterales de exportación, las restricciones a la inversión y otras medidas que podrían frustrar sus perspectivas de crecimiento a largo plazo.

Preocupación en Japón

Japón, un aliado clave de EE.UU. en Asia, expresó su preocupación por los ejercicios militares conjuntos de China y Rusia en sus costas en el primer diálogo de seguridad entre funcionarios de Tokio y Pekín desde 2019, según un comunicado emitido por el Ministerio de Defensa de Japón. China y Rusia realizaron simulacros conjuntos en aguas frente a Japón varias veces el año pasado.

Por su parte, autoridades chinas dijeron que estaban extremadamente preocupadas por lo que perciben como medidas negativas de Japón con respecto a Taiwán en connivencia con fuerzas fuera de la región, informó la emisora pública NHK.

Los dos vecinos asiáticos acordaron continuar trabajando para poner en funcionamiento una línea directa militar más adelante en el año, dijo el Ministerio.

LM