CIENCIA
Fenómenos astronómicos

La NASA halló claves para entender el origen de la vida en la Tierra, dentro del asteroide Bennu

El descubrimiento de agua y carbono dentro de las muestras de la roca espacial despertó ilusión entre los científicos, quienes creen que allí puede estar la respuesta sobre el comienzo del planeta.

Asteroides por impactar en el planeta Tierra
Asteroides por impactar en el planeta Tierra | Agencia Shutterstock

Investigadores de la NASA descubrieron que una muestra recolectada del asteroide Bennu, de 4.500 millones de años, contiene abundante agua y carbono. Según los estudios preliminares, este descubrimiento podría resultar esencial para comprender cómo se desarrolló el origen de la vida en la Tierra

Los análisis se pudieron llevar a cabo después de que la misión OSIRIS-REx, de siete años de duración, regresara el pasado 24 de septiembre a Utha, Estados Unidos, con una cápsula en la que llevaba más de 60 gramos de ‘polvo negro’ de la superficie de la roca espacial. 

La NASA abrió la sonda con la muestra obtenida del asteroide Bennu y reveló qué encontró

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

"Esta es la muestra de asteroide rica en carbono más grande jamás regresada a la Tierra y ayudará a los científicos a investigar los orígenes de la vida en nuestro propio planeta para las generaciones venideras", dijo el jefe de la NASA, Bill Nelson.

En un evento de prensa en el Centro Espacial Johnson en Houston, donde se revelaron las primeras imágenes del ‘polvo negro’, Nelson agregó: “El análisis inicial muestra la presencia de agua y 5% de carbono en el peso”.

La NASA realiza hallazgos en el asteroide Bennu
Bill Nelson, titular de la NASA de Estados Unidos. 

El importante hallazgo dentro de la muestra del asteroide Bennu

El carbono, que representó casi el 5% del peso total de la muestra, estaba presente tanto en forma orgánica como mineral, mientras que el agua estaba encerrada dentro de la estructura cristalina de los minerales arcillosos del fragmento de asteroide.

Los hallazgos se realizaron mediante un análisis preliminar que incluyó microscopía electrónica de barrido y tomografía computarizada de rayos X.

Hasta ahora, los investigadores no han analizado la muestra principal sino las “particulas adicionales”, descritas como ‘polvo negro’ y restos que recubren el recolector de muestras. Posteriormente se realizará una inspección del resto de lo obtenido.

La NASA realiza hallazgos en el asteroide Bennu
La muestra de 'polvo negro' obtenida del asteroide Bennu.

Cuando la sonda OSIRIS-REx disparó gas nitrógeno a Bennu para recolectar su muestra, en octubre de 2020, la tapa del recipiente colector se abrió con un trozo de roca, permitiendo que ingrese el ‘polvo negro’. Al final, llegó a la Tierra más material de lo esperado.

Si bien OSIRIS-REx no fue la primera sonda en encontrarse con un asteroide y traer muestras para su estudio, la cantidad obtenida ahora, aproximadamente 250 gramos, supera con creces las misiones anteriores.

La NASA realiza hallazgos en el asteroide Bennu
El fallo en la tapa del recipiente colector permitió el ingreso de más material para el análisis.

La clave para comprender el origen de la vida en la Tierra

Uno de los principales componentes que permiten la vida en la Tierra es el carbono, que forma enlaces con otros elementos para producir proteínas y enzimas, así como los componentes básicos del ADN y ARN.

Asimismo, los científicos creen que la razón por la que existen océanos, lagos y ríos en la Tierra es porque fue golpeada por asteroides que transportaban agua hace entre 4.000 y 4.500 millones de años, lo que la convirtió en un planeta habitable.

Es por ello que el estudio de las rocas espaciales debería permitir a los investigadores comprender mejor la formación del sistema solar y cómo la Tierra se volvió habitable. 

La muestra más grande que se haya visto del asteroide Bennu aterrizó en el desierto de Utah

Se cree que Bennu se formó a partir de pedazos de un asteroide más grande en el cinturón de asteroides, luego de una colisión masiva hace entre 1.000 y 2.000 millones de años. Asteroides como este podrían haber traído al planeta los compuestos que posteriormente permitieron el nacimiento de la vida

"Esto es el sueño de un astrobiólogo", dijo Daniel Glavin, científico principal para la devolución de muestras en la División de Exploración del Sistema Solar del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA

Además, sostuvo que aún queda mucho trabajo por hacer y que la muestra se compartirá con laboratorios de todo el mundo para estudios posteriores.

Una inteligencia artificial alertó sobre un asteroide gigante que acecha a la Tierra

Estudios posteriores del asteroide Bennu

Los próximos análisis que se realizarán permitirán obtener un inventario de los minerales observados y quizás determinar su proporción. En particular, los científicos creen que Bennu contiene minerales hidratados.

A su vez, la NASA dice que preservará al menos el 70% de la muestra en Houston para futuros estudios, con tecnologías más avanzadas, una práctica que comenzó en la era Apolo con rocas lunares.

"Las muestras estarán entonces disponibles para nuevas preguntas, nuevas técnicas, nueva instrumentación en un futuro lejano", dijo Eileen Stansbery, jefa de la división de investigación de astromateriales en el Centro Espacial Johnson. 

Además de los conocimientos científicos, una mejor comprensión de la composición de Bennu podría resultar útil si la humanidad alguna vez necesita hacer que se aleje. Si bien el asteroide no tiene posibilidades de impactar la Tierra hasta mediados del año 2100, las posibilidades aumentan en alrededor de 1 en 1.750 entre entonces y el año 2300, dice la NASA.

rv /ds