COLUMNISTAS
Líderes

Con valor, presidente

20230506_evo_morales_cedoc_g
Evo. Uno de los líderes de la política latinoamericana. | cedoc

Sobran conflictos, tenemos pocos logros que exhibir, pero eso no significa renunciar a nuestras ideas. No podemos ir a perder una elección por la incapacidad o el miedo (“prudente”) de nuestros referentes, más distraídos en sacarse fotos en Washington, sonreír al vacío, que por responder las iniciativas del presidente de México, López Obrador, uno de los gestores del Grupo Puebla. López Obrador, Petro, Xiomara, Evo, Correa, comprometidos todos con la crisis peruana, que ya se cobró 70 vidas, son acaso lo más valioso de la dirigencia regional actual. Lo más valiente. Lo más firme y claro.

A los hermanos peruanos los están matando; Amnistía Internacional no pudo presentar su informe en Lima. El día que lo iba a hacer, el alcalde de Lima ordenó cerrar la Casa de la Memoria por cuestiones “administrativas”. Ese alcalde es el mismo que (además de usar un cilicio para autoflagelarse y alejar las ideas “impuras”) maneja la concesión del Machu Picchu que les cobra en dólares a los peruanos para visitar una historia ¡que es de ellos! La censura está a la orden del día. La embajada peruana en España se quejó ante un medio internacional (El País) por haberme hecho una simple entrevista en Colombia, luego de mi visita al presidente Petro. Lo mismo sucedió en Alemania con el Berliner Zeitung. A varios diputados argentinos se les prohíbe el ingreso a Perú, pero a Vox y a la derecha racista (grupo Lima) no se les prohíbe el ingreso, pese a ser antidemocráticos (o tal vez por eso). Resulta sorprendente el silencio de nuestra Cancillería. Ese silencio de tantos cuadros de nuestro gobierno es el que nos va a conducir a la derrota: hay que salir de la parálisis ya. Y ser claros. No podemos callar.

Terruqueo

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

La inflación en alimentos hunde en la pobreza a nuestros chicos, nuestra política económica no tiene rumbo pese a las sonrisas vacías en Washington; nuestra política exterior, tampoco. Nos hacen juicios espurios, pero que tienen mucho que ver con los intereses financieros. (Hay que discutir hasta dónde es legítimo que se pueda “comprar” el “derecho” a hacerle juicio a un Estado; no parece legal.) Los derechos humanos no son solo una palabra con la que nos llenamos la boca. Es una bandera de lucha que hay que seguir levantando todos los días, como nos enseñó Hebe, Duhalde el bueno y tantos otros que nos precedieron. Hoy Perú nos necesita. Pero nuestro gobierno, acaso distraído por alguna carta de la dirigente Verónica Mendoza (izquierda caviar que inicialmente avaló el golpe de Boluarte), elige el silencio. Eso no puede suceder. A Rosalino Flores lo mataron de 36 balazos. Le rompieron el intestino. Agonizó dos meses. No podía comer. Le dispararon a corta distancia. Él se cubría para que no lo maten.

Estela Carlotto me dijo una vez en Abuelas: “¡Vos actuá sin miedo!”. Ese “sin miedo” es la consigna primera de cualquiera que prefiera el compromiso a la comodidad, levantar la voz que callar para “ahorrar frentes”. No hay “frentes” que ahorrar cuando nuestra economía se derrumba y el FMI, como siempre dijimos, no iba a ayudar jamás a nuestro país: no es su trabajo, el trabajo del FMI (desde que Kirchner, ofuscado, le pidiera a Lavagna en 2004 que rehiciera el Análisis II porque la versión original del informe del Ministerio de Economía –dedicado a la deuda– era demasiado “light” con las responsabilidades del organismo, y en la página oficial sigue la versión original, cuestionada por Kirchner, y no la versión “actualizada”, que trabajamos con Chodos hace tiempo) es “garantizar” a los “inversores”, nunca “ayudar” a nuestros países! Se lo dijimos a Guzmán. La causa de Capuchetti no avanza. Todo sigue igual. ¡Pero no podemos no decirlo!

Alicia Eguren, compañera de Cooke, tenía una frase maravillosa: “La intransigencia nos da poder”. Señor presidente, lo hemos acompañado en cada batalla que ha debido dar, con afecto y dedicación sinceros. Pero no se puede negociar la vida, no se puede negociar la sangre de nuestros hermanos peruanos. No se puede callar más. No se puede mirar para otro lado. López Obrador no se equivoca, señor presidente. López Obrador, Petro, Xiomara, Correa, Evo Morales, los mejores nombres de la política latinoamericana actual, coinciden por algo.

*Director de Escuela del Cuerpo de Abogados del Estado (ECAE).