COLUMNISTAS
Definiciones

No habrá superdomingo

20230513_larreta_jxc_afp_g
Anticipo. Rodríguez Larreta anunció en conferencia de prensa que la candidatura de Manzur era ilegal. | AFP

Finalmente, el peronismo no tendrá un superdomingo electoral. Las definiciones de la Corte Suprema de Justicia, obturando que se realicen las elecciones  en las provincias de Tucumán y  San Juan, le aguaron un punto de partida al oficialismo, que estaba esperando victorias en el 9% del electorado nacional, y a partir de allí, sentirse más fuerte para tomar impulso hacia las PASO.  

Se ha abierto la discusión si se trató de un fallo jurídico o político. ¿Y por qué? En Tucumán se esperaba una clara victoria del Frente Justicialista Tucumano. Nuestro último estudio provincial mostraba una diferencia superior a los 12 puntos y una Municipalidad de San Miguel en disputa. Diferencia similar a la que en 2015 fue cuestionada por  dirigentes políticos opositores del mismo signo político, que ahora lo hicieron ante la Corte, y que en ese entonces impidieron durante largos meses consagrar a Manzur como gobernador.

Por los antecedentes no fue imprevisible  el planteo de inconstitucionalidad de la oposición. Sí resultó inesperado que a cuatro días de la elección, la Corte Suprema haya dictado una cautelar  cuando tuvieron tiempo suficiente de hacerlo antes y ahorrarle al Estado provincial y a los partidos políticos importantes erogaciones económicas.

Supermayo electoral y la esperanza en Lula

Más extraño todavía es que en la visita que realizó a la provincia Rodríguez Larreta cinco días antes de conocido el fallo, en conferencia de prensa hubiera anticipado el fallo, Larreta dijo exactamente lo siguiente: “Lo digo con todas las letras, la candidatura de Manzur es ilegal. Punto. Es ilegal. Hoy está en manos de la Corte”. Larreta estaba  junto a Germán Alfaro, –intendente de San Miguel, candidato a vicegobernador, esposo de la candidata a intendente y quien elevó a la Corte la queja por la candidatura de Manzur–. Este tipo de situaciones de un dirigente opositor adelantando un fallo de la Corte no ayudan en nada a la transparencia institucional, por el contrario, alientan la idea de connivencia entre la oposición y la Corte y terminan exacerbando la idea de manipulación política.  

En las otras tres provincias se esperan victorias oficialistas y una pobre performance de Juntos por el Cambio. En La Pampa y Tierra del Fuego, probablemente la distancia entre oficialismo y oposición sea mucho mayor a la esperada que en Tucumán y San Juan, pero seguramente tendrán menor impacto político.

A partir de ahora queda algo más de un mes para la definición de las candidaturas nacionales. Lo sucedido en Jujuy y en Tucumán alienta en la interna de Juntos por el Cambio la alianza de Morales y Larreta.

El primero triunfó en su tierra, el segundo, al apoyar fuertemente a Alfaro intenta mostrar que busca proteger a sus candidatos, algo que no puede mostrar Bullrich. Si bien el peronismo nacional esperaba tener un domingo de gloria, es probable que el fallo de la Corte sea leído como un desafío para el conjunto partidario, incluido los gobernadores y que logren mayor cohesión interna.

La bronca social crece a valores históricos

El Juicio a la Corte fue impulsado básicamente por el kirchnerismo al cual adhirió el Ejecutivo Nacional, con reticencia de muchos gobernadores. Uñac justamente, fue uno que no firmó en contra de los Jueces Supremos, y se estará preguntando ahora de qué le sirvió. Cuando hay un enemigo común es más fácil cohesionar a la propia tropa, situación que no sucede hasta hoy en el oficialismo, si no, los gobernadores no hubieran separado sus elecciones de la nacional. Ni hubieran estado reticientes en  impulsar el Juicio a la Corte.

A partir de ahora, el peronismo deberá decidir si competirá en la PASO con un candidato de consenso, como están pidiendo Massa y el kirchnerismo o si dará vía libre para la competencia interna, como piden Alberto y Scioli.

El kirchnerismo espera definiciones de Cristina en el acto del 25 de Mayo. Massa espera definiciones del FMI, y Brasil. Mientras Milei  se da el lujo de no ir a la Ancham y se sigue paseando por el país buscando consolidar votos.

En Juntos debieran ponerse de acuerdo en cómo encarar su campaña nacional. Si con un discurso federal, como lo propone Morales, o con un discurso unitario como el de Macri, que se refirió al triunfo de Morales en Jujuy –como al de Misiones y La Rioja– como propio de lugares feudales.

Demasiadas contradicciones dentro de una misma fuerza política, ante un electorado que está esperando coherencia y soluciones.

*Consultor y analista político.