sábado 12 de junio de 2021
CóRDOBA CONFINAMIENTO ESTRICTO
23-05-2021 00:59

Así fueron las 36 horas en las que se definieron las restricciones en Córdoba

La reacción de Calvo a la embestida del kirchnerismo duro en el Zoom con Alberto F., las reuniones en la Policía para garantizar el cumplimiento y la omnipresencia de Schiaretti. La trama de la decisión más dura: el regreso de fases.

23-05-2021 00:59

“El ‘1’ estuvo al tanto de todo”. El ‘1’ es el gobernador Juan Schiaretti, de quien ayer se conoció que evoluciona favorablemente de la cirugía que se le practicó hace dos semanas. Y en la frase coinciden un alto funcionario provincial y un importante dirigente del peronismo en la Capital. Y, en ese estar “al tanto de todo”, están resumidos la reunión vía Zoom del vicegobernador Manuel Calvo con el presidente Alberto Fernández el jueves; el diálogo con los ministros Alfonso Mosquera, Diego Cardozo y Walter Grahovac; la reunión que se desarrolló en la Jefatura de la Policía el viernes al mediodía y el reclamo de los intendentes en el encuentro del viernes a última hora. 

Desde su reposo postoperatorio, Schiaretti siguió cada uno de los pasos en los que se tomó la decisión más difícil ante el alto crecimiento de contagios y muertes por coronavirus: retroceder de fases. Volver a un confinamiento estricto que permita aplanar una curva que acumula varios días de un promedio de 3500 casos diarios y una elevada ocupación en las camas de hospitales públicos y sanatorios privados en Córdoba. 

“No había margen para otra cosa, se puso bravo en serio”, agregó a PERFIL CORDOBA una persona de diálogo fluido con el gobernador y con la diputada nacional, Alejandra Vigo; y que asegura que, a ambos “les llegaron todas las campanas, todas las versiones”, en relación a lo que ocurrió en las últimas horas en Córdoba. 

El Zoom de Calvo con Alberto F. Se sabía que, ante la situación de Schiaretti, quien iba a asistir al encuentro virtual con el presidente Alberto Fernández sería Calvo. Ahí, en ese encuentro, de arranque el representante del gobierno cordobés supo que se vendría la embestida del kirchnerismo duro por la ocupación de camas. Primero, porque el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, apuró en torno a la disponibilidad de Córdoba; y luego porque la que hizo lo mismo fue la ministra de Salud, Carla Vizzotti. 

“Manuel, qué gusto verte. Me cuentan que estamos complicados y al borde del colapso en Córdoba…”, lanzó Alberto F. Calvo recogió el guante, habló de versiones periodísticas, y repasó sobre la situación de camas covid-19 en Córdoba: “en Córdoba tenemos más de 3300 camas, señor Presidente. Y ocupadas, al día de hoy (por el jueves) son 1510, cuando en nuestro peor momento en el 2020 tuvimos una ocupación del 70% con 1790 camas ocupadas. Sumamos infraestructura sanitaria”, dijo Calvo. Lectura que varios hicieron acerca de cuánto incrementaron su infraestructura otras provincias. 

“No estamos como otras provincias. Hay algunas que tienen 400 camas para atender una pandemia”, resumieron luego otras autoridades provinciales. Que también coincidieron, además, con una molestia entre lo que se habló en el Zoom y lo que ocurrió con el anuncio del jueves por la noche de Alberto F. 

“Es cierto que se habló de más vacunas y que se pidió un respaldo conjunto para salir de esto, pero si a la noche salís y lo volvés a politizar con lo que piensa cada uno, se hace difícil…” resumió un schiarettista paladar negro. 

Policía en Fase 1. Una vez asumido que se iba a acompañar, la principal preocupación estuvo en la manera en que se iban a hacer cumplir las medidas. Por ello, la reunión en el piso principal de la Central de Policía el viernes a media mañana. Ahí, de manera virtual participó el ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, quien está atravesando un cuadro de coronavirus. 

La preocupación en la cúpula de la fuerza llegó de lo que trasladaron en los últimos meses sus subordinados: la reacción de la gente a la policía después del caso Blas Correas. 

“Están pidiendo un aval político. Necesitan un respaldo para volver”, sintetizó una persona que conoce desde hace años esa interacción entre la clase política y la institución. Y en el arranque, lo que se vio fueron retenes en puentes y rutas; los primeros, por un fuerte pedido de la Municipalidad de Córdoba, y el segundo caso, para evitar el fin de semana en modo turista de algunos. 

_20210523_calvo_albertof

Aunque, la presencia de la policía también es preocupación de los intendentes que el viernes se reunieron con el ministro de Gobierno, Facundo Torres, con Cardozo y con Calvo. “En el interior a nuestros inspectores no les dan bolilla. Necesitamos policías”, reconoció a este diario un intendente. 

“Eso se resuelve hablando con los jefes departamentales. Y lo de Capital, con la Policía Barrial”, sintetizan en el PJ Capital. 

Las clases y el efecto nacional. El viernes por la mañana, Torres salió a afirmar que no habría clases en ninguna modalidad. Sin embargo, después del mediodía, Calvo anunció la virtualidad, después de hablar con Schiaretti. 

Y esto es parte de lo que algunos empiezan a definir en la mesa chica schiarettista como la “nacionalización de la gestión”. Schiaretti bajó un mensaje con fuerza en medio de esto y fue la continuidad de la escolaridad. Junto a lo sanitario, otra de las preocupaciones del gobernador en medio de 36 horas de llamados y mensajes. 
 

En esta Nota