miércoles 15 de julio de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / A 42 años del Mundial '78
domingo 21 junio, 2020

Como en el patio de su casa

Daniel Valencia destaca la figura del DT César Menotti: "El Flaco sabía muy bien lo que quería".

Valencia. El jujeño fue el volante creativo predilecto del técnico Menotti en el Mundial de Argentina. Foto: CEDOC PERFIL

Brilló en La Boutique de barrio Jardín jugando para Talleres, vivió su hora más gloriosa en el Monumental de Núñez con el seleccionado argentino y pudo haber encandilado al Santiago Bernabéu si no fuera porque rechazó una oferta del Real Madrid para quedarse en “el mejor club de la Argentina”.

José Daniel Valencia tenía un talento que trascendía estadios y camisetas; en todos lados jugaba como si estuviera en el patio de su casa. La  alusión no es arbitraria, tratándose del hijo de Carlos, el canchero de “La Tablada”, el estadio de la Liga Jujeña de Fútbol.

“Para mí el 25 de junio es un cumpleaños más. Me llama mucha gente y se me vienen a la cabeza muchos recuerdos de aquel título del ’78, que fue muy importante para el fútbol argentino y también en lo personal”, afirma.
  
En la cancha Valencia derrochaba atrevimiento y habilidad, atributos que lo convirtieron en una debilidad del técnico César Menotti. En una época del fútbol argentino en la que abundaban los volantes creativos –Maradona, Bochini, Babington, Zanabria, Sabella, etc.- el jujeño fue la manija del primer seleccionado argentino campeón mundial. Compartió esa función con Alonso y Villa, hasta que un dolor en un tobillo lo complicó y el DT decidió retrasar a Kempes para que juegue de “10”.

“En Buenos Aires no aguantaban que fuera titular alguien del interior, pero ‘el Flaco’ me bancó. Sabía lo que quería, por eso hubo un antes y un después de él”, enfatiza.

 

Rana Valencia

De aquel frustrado pase a España recuerda: “Amadeo Nuccetelli (expresidente de Talleres) me contó de la oferta del Real Madrid. ‘¿Usted quiere que me vaya?’, le pregunté. Me respondió que no y le dije ‘listo, me quedo’. Fue así de simple. ¿Para qué quería irme de un club que para mí era Real Madrid, Liverpool, Tottenham, Bayer Múnich y Barcelona juntos?”.

“El Rana” también comenta cómo fue que se quedó sin vuelta olímpica en el Mundial ’78 para acelerar el reencuentro con su madre Blanca: “Terminó el partido y fui al hotel a buscar mi auto. Me acompañó Diego (Maradona) y me escoltaron dos patrulleros. Saqué mis cosas y le dejé una nota a Pizzarotti, el preparador físico de la selección: ‘¡Profe, somos campeones! Discúlpeme con todos. Quiero ver a mi mamá’. De ahí me fui hasta Jujuy”.

Valencia fue el último de los campeones del ’78 que colgó los botines y lo hizo con la camiseta de San José de Oruro en 1993. “Una vez fuimos a jugar al Morumbí contra San Pablo, por la Copa Libertadores, y después del partido los periodistas brasileños me preguntaban si era el hijo del Daniel Valencia que había jugado en la selección argentina”, rememora.
 
 


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5057

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.