miércoles 12 de mayo de 2021
CóRDOBA Ernesto Cherquis Bialo
16-08-2020 00:41

“Con Macri, Infantino empezó a elaborar un futuro político”

El experimentado periodista asegura que la presidencia ejecutiva de la Fundación Fifa fue una devolución de gentilezas del máximo dirigente del futbol mundial hacia el exmandatario argentino. “No hay agendada una reunión entre ambos en Suiza”, asegura.

16-08-2020 00:41

La jerga futbolística lo definiría como un jugador de toda la cancha. En su larga trayectoria de periodista –que inició en una revista partidaria de San Lorenzo- ha tenido destacadas participaciones en radio y televisión, aunque para la generación que aprendió a leer con “El Gráfico” es inevitable asociarlo con “Robinson”, el seudónimo que utilizaba en sus exquisitas crónicas de boxeo, o las puntillosas y coloridas notas que llevaban su firma.

Ernesto Cherquis Bialo -el personaje de esta historia- sigue despuntando el vicio de la escritura en el diario Infobae. Sus textos, que se publican los domingos, son como el tañido de una campana que nos recuerda aquella máxima del uruguayo Eduardo Galeano: que el periodismo gráfico también es, o debiera ser, un género literario. En uno de sus últimos artículos,

Cherquis Bialo, un agudo observador de la realidad, expuso un dato categórico que echa luz sobre el controvertido viaje de Mauricio Macri a Europa, y que ratifica en este diálogo con PERFIL CÓRDOBA: “No hay ninguna reunión agendada en la Fifa con el expresidente argentino”.

 

Gianni Infantino y Mauricio MacriPEQUEÑA SOCIEDAD. Gianni Infantino y Mauricio Macri comenzaron a jugar juntos durante el G-20 y ahora comparten equipo en la Fifa.

“No descarto un encuentro informal entre Macri y Gianni Infantino, el titular de la Fifa. Pero en las actuales circunstancias, no hay acciones concretas previstas por la Fundación. ¿Qué pueden hacer? ¿Donar 100 mil dólares para Haití?... Es un chiste”, afirma el comunicador. Y hace hincapié en la génesis del organismo que la matriz del fútbol mundial creó en 2018 para contribuir al desarrollo social y que desde enero pasado tiene como presidente ejecutivo al exmandatario de nuestro país: “La Fundación Fifa reemplazó al Fondo Anticíclico creado durante la gestión de Joseph Blatter para cubrir las pérdidas de los mundiales de Sudáfrica y de Brasil. Como se trata de una ONG, los fondos que maneja no son auditables”.

-¿Lo sorprendió la designación de Macri en la Fifa?
 

-No. El propio Macri pidió el cargo como retribución, porque Infantino quedó encantado con el G-20, donde se le dio rango de dignatario de Estado, se le permitió disertar sobre fútbol y sacarse fotos con Donald Trump, a quien le aseguró el Mundial 2026 sin postulación. Macri le posibiitó a Infantino empezar a elaborar un futuro político para después de 2023, cuando no pueda ser reelecto en la Fifa. Más allá de que tiene procesos judiciales en Zurich por las reuniones que mantuvo con un fiscal que investigaba irregularidades en el ámbito del fútbol,

-¿Cómo vislumbra el futuro del fútbol argentino?

-Muy complicado. Nuestro fútbol está en plena pandemia desde antes de la pandemia. Cuando los que conducen están a la altura de las circunstancias las cosas funcionan. A veces bien y a veces mal, pero sin grandes desaguisados ni sorpresas. El tema es cuando los directivos no alcanzan la altura del escritorio que ocupan. No hay un interlocutor válido en este momento, alguien que sea capaz de sacarse la camiseta. Los que están no buscan una AFA fuerte, sólo procuran más ventajas para sus equipos.

-¿Armando Pérez fue un personero de Macri en la AFA?

-No. Fue puesto al frente del Comité de Regularización de la AFA por Fernando Marín, que sí es un personero de Macri. Pérez fue un gran inútil. No aportó una idea y no tomó ninguna decisión. Lo único que hizo fue echarme sin causa, lo cual le costó a la AFA una condena ejemplar.

 

cherquis afaMUY PREOCUPANTE. Así vislumbra Cherquis el futuro de la AFA. "Los directivos no alcanzan la altura del escritorio que ocupan", afirma.


Córdoba, entre el romanticismo y el descenso

La carrera de Ernesto Cherquis Bialo tiene dos capítulos cordobeses; uno “pletórico” y otro “muy malo”, según su referencia.

“Entre 1969 y 1970 trabajé en LV3 como comentarista de Norberto Zucal y de Rubén Torri. Competíamos con una figura descollante como Víctor Brizuela, que estaba en LV2, y resultó inolvidable. Fue una época muy romántica. Una de las mejores cosas que me pasó en la profesión”, afirma sobre su debut en La Docta.

“La segunda vez fue entre 1990 y 1992. Mario Pereyra me llamó para hacer el fútbol en Cadena 3 y pelear contra un monstruo como la dupla Brizuela-Wehbe. Le dije que me bancara un año para empezar a despegar y antes de ese plazo sucedió lo previsible: Pereyra arregló con Brizuela y quedé en banda”, señala.

“Había ido a Córdoba con una inversión turística en La Cumbre y para mejorar mi calidad de vida, así que me quedé. En Radio Universidad hice el futbol y la mañana con mujeres, lo que era una revolución. Ahí coseché muchos afectos, pero me fui a la B”, completa.

“De regreso a Buenos Aires Carlos Ávila, a quien yo había criticado muchísimo, me llamó para ofrecerme la gerencia de TyC. Le hice ganar mucha plata y después me echó a pedido de Macri, que era presidente de Boca. Por mi relación con ‘el Coco’ Basile después pude entrar a trabajar en la AFA como jefe de prensa de la selección”, concluye.

En esta Nota