domingo 03 de julio de 2022
CóRDOBA Talleres

Desangelado

Falto de gracia, simpatía y atractivo, igualito al significado que refiere el diccionario. El equipo de Hoyos no termina de convencer al hincha albiazul.

20-02-2022 00:31

Habló mucho y no dijo demasiado Ángel Guillermo Hoyos después del 0-0 del jueves pasado ante Unión de Santa Fe. Al menos de lo que al hincha de Talleres le interesa y a él le compete como estratega: el juego del equipo.

Sereno y cordial, el DT albiazul no profundizó en cuestiones tácticas y llevó la charla con los periodistas hacia lugares comunes. En esa línea, ponderó “la demostración de coraje”, “la expresión de libertad”, “la propuesta de hombría” y “el sentido de pertenencia” de sus dirigidos, a quienes dedicó palabras de agradecimiento en varios tramos de su discurso.

También hubo algunas vagas referencias futboleras –“volumen de juego”, “asociaciones”, “posesión agresiva” -, aunque parecieron rescatadas del manual de frases hechas. O de otro partido. “Nos vamos contentos con todo, menos con el resultado. La producción del equipo nos dejó muy satisfechos. Los chicos hicieron cosas muy lindas y eso nos entusiasma de cara al futuro”, señaló el entrenador.

Entre encuentros amistosos y oficiales, Hoyos acumula tres derrotas, un empate y un triunfo por penales en el clásico frente a Belgrano en su segundo ciclo como conductor del conjunto de barrio Jardín.

Hablemos de fútbol

Por momentos tratando de ser intenso como en la época de Alexander Medina y de a ratos apostando a la posesión de la pelota, como le gusta más a Hoyos. Con el mismo sistema del ciclo anterior (4-2-3-1), pero con muchos intérpretes nuevos y más ansiedad en las tribunas. Sin una idea clara. Le está costando a Talleres definir en la cancha su nueva identidad.

Hay movimientos que antes parecían naturales y que hoy no se ven. Está claro que “el Cacique” dejó la vara bien alta. ¿Quién juga y quién marca en el medio? ¿”Doble cinco” para romper o para romper y jugar?¿Laterales que suben o se quedan? ¿Talentosos que priorizan preocupar u ocuparse del rival? ¿Retroceso con orden o sufrimiento? ¿Presión en campo contrario o espera en terreno propio? ¿Atacar con mucha gente o que Girotti se las arregle como pueda? Algunas preguntas sin respuestas. Van otras: ¿Por qué Méndez perdió la titularidad? ¿Qué es de la vida de Michael Santos?

Falta trabajo y rodaje, es cierto. Talleres dio casi un mes de ventaja por la dilatada contratación de su nuevo entrenador -una apelación “sentimental” sacada a último momento de la galera, hay que decirlo-, y si hay algo que no sobra en el fútbol es precisamente tiempo. La pelota ya está rodando en la Copa de la Liga y a la vuelta de la esquina asoma la Libertadores.       

Federico GirottiREFUERZO. Federico Girotti es la incorporación más destacada que mostró la “T” en sus dos primeros compromisos oficiales de 2022. /// FOTO: PRENSA TALLERES

Girotti y 14 más

Con un discreto desempeño, el zaguero Ramiro González Hernández es el único de los futbolistas recientemente incorporados por Talleres que completó los dos partidos de la Copa de la Liga. Hay otros tres que jugaron los 90 minutos ante Platense (0-1) y que no repitieron frente a Unión (0-0): Matías Catalán y Rodrigo Garro fueron reemplazados (en el caso del ex Pachuca con silbatina del público) y Federico Girotti, el jugador que llegó con mejores antecedentes en este mercado de pases, se retiró expulsado.

Matías Esquivel, que ante el Calamar jugó de entrada y luego dejó su lugar, fue suplente y no ingresó contra el Tatengue. Unos pocos minutos jugaron como recambio los defensores Federico Álvarez y Gastón Benavidez, mientras que el volante paraguayo Kevin Pereira miró los dos encuentros desde el costado de la cancha. Las otras siete caras nuevas del plantel ni siquiera firmaron planilla. Se trata del arquero Alan Aguerre, los defensores Tomás Cavanagh y Samil Diarte, el mediocampista Christian Oliva y los atacantes Leandro Espejo, Emerson Batalla y Matías Godoy.