domingo 29 de mayo de 2022
CóRDOBA EL HUMOR AL PODER
27-02-2022 00:49

Divididos por la unidad

27-02-2022 00:49

Sobre que el acuerdo con el FMI viene más demorado que el polo informático de Sinsacate, la guerra entre Rusia y Ucrania ha alterado las variables económicas globales y tomar compromisos de pago en estas condiciones es más arriesgado que invertir en Generación Zoe. Algunos economistas dicen que el contexto nos ayuda porque sube el precio de las commodities, pero otros dicen que estas ventajas en el comercio exterior serían catastróficas en el mercado interno, donde el valor de la harina de trigo podría obligar a que el pan comience a venderse en lingotes y a que los tallarines deban comprarse de a uno.

Sabemos que Argentina es, desde hace tiempo ya, un país agrietado: kirchneristas vs. antikirchneristas, Boca vs. River, detractores vs. admiradores de Santi Maratea, veganos vs. carnívoros, chocolate vs. frutilla, porteños vs. provincianos, Paulo Londra vs. Big Ligas. Por si hubiera hecho falta un factor de división más, no viene y se le ocurre a Vladimir Putin atacar Ucrania, con la consecuente catarata de declaraciones públicas que desató tal decisión. A partir de ese momento, se armaron dos trincheras entre los que “piden” el cese del fuego (como el gobierno nacional) y los que “condenan” la actitud rusa (la oposición), en tanto que una inmensa mayoría clama por la paz, consigna que se torna utópica ante una humanidad que, en vez de perder el olfato y el gusto como resultado del coronavirus, lo que ha perdido es el sentido común.

Y si no, baste observar lo sucedido en Corrientes, donde las opiniones se repartieron entre quienes responsabilizaron por los incendios al ministro de Ambiente Juan Cabandié, quienes culparon a la Corriente de la Niña y quienes denunciaron que todo comenzó cuando un carpincho hambriento se arrojó sobre una mata de hierba para darle un mordiscón y sus dientes rasparon una piedra que había debajo, lanzando un chisperío que pronto derivó en hoguera. Esta misma versión ya había circulado en Nordelta, donde se les adjudicó a estos roedores gigantes  la quema de pastizales, el secuestro extorsivo de perros caniche y hasta el robo de teléfonos celulares.

A pesar de que sus disputas territoriales han sido a veces más feroces que las protagonizadas por los carpinchos macho, Eduardo Accastello y Martín Gill sellaron un acuerdo en Villa María, donde presentarían una lista única por el departamento San Martín en la interna del PJ Córdoba para elegir autoridades partidarias. Como brindando un ejemplo a imitar por Vladimir Putin y Volodímir Zelenski, los dirigentes villamarienses firmaron la paz y coincidieron en postular para la jefatura del peronismo departamental al intendente de Villa Nueva, Natalio Graglia, que con su experticia en mantener el equilibrio entre el schiarettismo y el Frente de Todos, bien podría transitar sobre un soga montado en un bicicleta, con un paraguas en una mano y con la otra haciendo la “v” de la victoria.

Y es que la orden del gobernador, quien será refrendado como presidente del justicialismo en la provincia, ha sido dejar afuera de la elección del próximo 27 de marzo a todo aquel que huela a kirchnerismo, para lo cual se habrían entrenado a canes de raza capaces de detectar el aroma K en candidatos sospechosos. Calamuchita, Marcos Juárez y Punilla serían las pocas jurisdicciones donde no se podría consensuar una lista única, por la presencia allí de referentes que se confiesan afines al gobierno nacional y no a la fe kirchnerista, una sutil diferenciación que en el Panal no comparten. “Es como decir que te gusta Cachumba pero no bancás a Jiménez”, me explicó un concejal que no iba a las sesiones, pero tenía asistencia perfecta en el Sargento Cabral.

En el otro rincón, Juntos por el Cambio también trató de mostrar una postal de confraternidad en Córdoba y dejó conformada la Mesa Provincial, donde milagrosamente conviven Luis Juez con Mario Negri, Soher El Sukaria con Laura Rodríguez Machado, Rodrigo De Loredo con Gustavo Santos y Gabriela Brouwer de Koning con una muñeca de peluche de Minnie que trajo de su viaje a Disney. Sin que Juez ni Santos se ruborizaran, allí se habló de “ofrecer una alternativa a 24 años de peronismo”, como tampoco se privó el exintendente Ramón Mestre de convocar a “la unidad real”, ante la incrédula mirada de Negri.

(*) Sommelier de la política

En esta Nota