Despejado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 21 de septiembre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / Fútbol y candidatos
domingo 1 septiembre, 2019

Partidos políticos

Cuando Alberto Fernández y Mauricio Macri "jugaron" en el Estadio Kempes.

por Hugo Caric

Reconocimiento. El 28 de julio pasado, la dirigencia de Argentinos Juniors le obsequió una camiseta a Alberto Fernández. Hace 15 años, le atribuyeron influencia en el descenso de Talleres. Foto: CEDOC PERFIL

La derrota ante Argentinos Juniors del 4 de julio de 2004, en la reválida por la permanencia en la Primera División de la AFA, fue un duro golpe para Talleres. De hecho, representó el último empujón hacia la quiebra institucional y también el inicio de un largo ostracismo de 12 años en las categorías del ascenso. 


Aquel desenlace sorprendió a propios y extraños. Tanto como las declaraciones que Juan José López, el DT del equipo albiazul, realizó después en los vestuarios del viejo Estadio Córdoba.

“No sé… Habría que preguntarle a Aníbal Fernández, que se preocupa mucho por Argentinos. Hoy debe estar contento. Lo felicito. Ojalá se preocupe más por el país”, respondió a la consulta sobre algunas decisiones arbitrales que pudieron haber representado un perjuicio para la “T”. 

El furcio de “Jota Jota” no pasó inadvertido: Aníbal, hincha del Club Atlético Quilmes y entonces ministro del Interior, no era el destinatario de sus dardos. La ironía apuntaba al otro Fernández, Alberto, por entonces jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner y reconocido simpatizante del Bicho de La Paternal.

Muy Bicho

Seis meses antes de aquel ascenso en Córdoba, el 26 de diciembre de 2003, el actual candidato del “Frente de Todos” había cortado la cinta y dado el puntapié inicial en la reinauguración de la cancha de Argentinos Juniors.

A su influencia también se atribuyeron la aprobación a tiempo (aunque no tan en forma) de las obras de remodelación, la posterior condonación de una deuda impositiva que le impedía al club hacer la escritura del estadio y la compra de un predio de 11 hectáreas que integraba el patrimonio de la Ciudad de Buenos Aires.

Detractor del técnico Ricardo Caruso Lombardi y admirador de Claudio “Bichi” Borghi y el resto del plantel que en 1985 definió la Copa Intercontinental ante Juventus de Italia (y que también integró Juan José López), Fernández no ocultó su intención de “involucrarse” en la política de Argentinos Juniors años atrás.

También jugó su partido en la AFA: en 2015 fue en simultáneo jefe de campaña de Sergio Massa, el candidato a la presidencia de la Nación por el Frente Renovador, y de Luis Segura, postulante a la sucesión de Julio Humberto Grondona en la famosa elección del “38 a 38” con el animador Marcelo Tinelli.

Sin vuelta

Mauricio Macri puede jactarse de haber sido el presidente más ganador de la historia de Boca Juniors, con 17 títulos durante su gestión de 12 años y medio. También de haber triunfado siempre en Córdoba cuando, ya jugando en la cancha grande de la política, tuvo que refrendar sus aspiraciones en las urnas.

Por eso el 3 de diciembre de 2006, para el actual mandatario nacional y máximo referente de “Juntos por el Cambio”, puede considerarse la excepción a aquellas reglas. 

Ese miércoles Boca visitaba a Belgrano por la 18ª fecha del Torneo Apertura con la chance de celebrar un nuevo campeonato. Un gol de Franco Peppino le ahogaría el festejo al conjunto xeneize y prolongaría la definición del certamen.

El resto de la historia es conocido: a los pocos días Boca volvió a perder, esta vez ante Lanús en La Bombonera, y entonces debió dirimir el título en un desempate que quedó en manos del Estudiantes de La Plata  que dirigió “el Cholo” Simeone.

“Me dejaron muy solito”, declaró Ricardo La Volpe mucho tiempo después del fracaso que lo llevó a presentar su renuncia indeclinable como DT boquense.   
Minutos antes de aquel encuentro entre Belgrano y Boca, Macri había aparecido en los camarines del “Chateau” ataviado con un look informal: camisa, pantalón de vestir y zapatillas deportivas que, según admitió después, se había puesto convencido de que tendría que pisar el césped para dar la vuelta olímpica. 

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4759

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.