jueves 18 de agosto de 2022
CóRDOBA 292 localidades en juego

El peronismo avivó el fuego y la UCR es una olla a presión

Un grupo de intendentes redobló su demanda para que se habilite la re-reelección. Intimaron a una reunión a los nueve legisladores radicales. Desde el bloque UCR dan señales de cohesión. Advierten que no serán ellos quienes le hagan “el trabajo sucio” al oficialismo enfrascado en su interna.

17-07-2022 01:00

El “diablo (el peronismo) metió la cola”, cuestionan en el radicalismo que atraviesa un estado de ebullición interna. El clima de alta tensión no parece menguar, tiende a agravarse y amenaza con ampliar su alcance hacia la coalición de Juntos por el Cambio.

La decisión del gobernador Juan Schiaretti de poner en pausa la re-reelección —un reclamo de intendentes de todos los signos políticos— ante la falta de acompañamiento de la oposición radical, derivó en un clima de estados alterados en la UCR: mensajes cruzados y hasta una intimación avivaron el internismo.

Del cónclave de un grupo de intendentes boina blanca que demandan quitar el cepo de la ley 10.406, en el que participaron además jefes comunales del PRO-vecinalismo, salió un emplazamiento a los nueve legisladores radicales. También se pusieron en evidencia los ánimos caldeados por los dichos de Rodrigo de Loredo de que son “extorsionados” por el peronismo.

Hasta el titular de la UCR, Marcos Carasso, quien formó parte de esa reunión, quedó en el ojo de la tormenta. Se dijo que el negrista apoyó a título personal la re-re y, desde su entorno, se aclaró que “solo fue a escuchar”.

“Los intendentes estamos intimando a los legisladores para una reunión, apenas vuelvan del receso”, afirmó Daniel Salibi (Mendiolaza), es decir, en la semana del 25 de julio. Quieren saber cuáles son las razones del rechazo y contraponer posiciones. “No han ganado nunca una elección y si están en esos cargos es gracias a los intendentes”, acentuó en un pase de factura a quienes los critican, que también incluyó a parlamentarios nacionales que “hablan de alternancia” y les machacó que “hace más de 20 años” que están en sus cargos.

También hay un fuerte malestar por las diatribas de De Loredo y Luis Juez en contra de la re -reelección. “Después van a venir a pedir que los acompañemos en las elecciones”, retrucó otro jefe comunal al frotarse las manos.

El intendente de Tanti, Luis Azar, pidió a los legisladores radicales que “recapaciten” al recordarles el peso del voto territorial. “Necesitamos que apoyen la modificación de la ley cuando se presente”, dijo. En su planteo, Azar sumó a los referentes partidarios como Mario Negri, Ramón Mestre y el propio De Loredo, “quienes son los que arman las listas y que ponen a los legisladores”, señaló y resaltó: “Queremos que nos digan por qué se niegan a aprobar el cambio del artículo 7o”.

¿Qué es lo que está en juego?  Son 292 los municipios y comunas cuyos jefes de gobierno con dos períodos consecutivos no podrán pelear por un nuevo mandato en 2023, de mantenerse el cepo de la ley 10.406.

En este universo de intendentes, la mayoría son de Hacemos por Córdoba (unos 137), aunque hay 73 de signo radical. También alcanza a dirigentes del Frente de Todos (43), del PRO y vecinalistas.

Al rechazar su retroactividad, demandan modificar el artículo 7o de la norma sancionada a fines de 2016, para que se tome como primer mandato el período 2019-2023 y no el 2015-2019. “No es una reelección indefinida”, remarcan.

En contra. Aunque sin ánimos de polemizar, el intendente de Jesús María, Luis Picat, reafirmó su negativa “a un cambio de reglas en materia institucional” bajo el argumento de la “alternancia en el poder”. 

Esta postura es compartida por Marcos Ferrer (Río Tercero) y más de una decena de jefes de municipios más poblados que son parte del espacio que encabeza De Loredo. “Vengo sosteniendo que estoy en contra de la re-reelección por una cuestión de institucionalidad y de sana democracia; no solamente a nivel político e instituciones públicas, sino también a nivel instituciones privadas. He pregonado siempre la renovación”, subrayó Picat.

Al cargar las tintas contra aquellos que incentivan “una grieta en el radicalismo”, que según su lectura “no la hay”, aunque no lo personalizó en el Gobierno, el jesusmarience sí apuntó contra el oficialismo. “En esto de legislar, la mayoría la tiene Hacemos por Córdoba”, replicó. 

Bancada. Al recoger el guante, el jefe del bloque UCR en la Unicameral, Juan Jure, cargó contra el Gobierno por lanzar “un globo de ensayo” de un tema de agenda que más le interesa al peronismo enfrascado en su dura interna entre la “nueva generación” y la vieja guardia. 

En el radicalismo y desde las propias filas del PJ sostienen que hay un estado de “desesperación” entre los intendentes peronistas que reclaman que se los habilite a la re-reelección, aunque no pueden exteriorizar el planteo porque sería desafiar al poder concentrado en Schiaretti. “No vamos a discutir sobre una cuestión que no existe”, destacó Jure al manifestar que no hay una iniciativa ni siquiera un borrador de lo que demanda el peronismo. 

“Esta no es la agenda que nos interesa discutir. No es la agenda prioritaria que debería estar discutiendo Córdoba. Lo hemos dicho una y mil veces”, aseveró e hizo foco en la inseguridad y el accionar policial. 

Ante la advertencia del PJ que esto no sale sin el acuerdo de la oposición, al menos con algunos votos radicales, la primera minoría opositora dio señales de cohesión en su negativa.

En los últimos días, hubo una reunión por Zoom de los nueve legisladores de la UCR. La definición fue seguir sosteniendo el rechazo, mientras espadas oficialistas buscan pescar algunos votos radicales en este mar embravecido. 

Desde la bancada Juntos por el Cambio (integrada por cuatro macristas y un radical) también miran atentos los pasos de sus pares de la UCR para ver cómo jugar. No quieren quedar sobreexpuestos en un apoyo junto al oficialismo, mientras el resto del arco opositor rechaza la re-reelección.

Más allá de las rispideces internas, Jure dijo que el bloque está dispuesto a recibir a los intendentes porque “somos parte de un mismo espacio”. De todos modos, cuestionó el “baño de democracia” que le agarró ahora al oficialismo cuando “a la UCR no le aprueban un solo proyecto”. 

Otro legislador radical salió con los tapones de punta contra el peronismo. Advirtió que no serán ellos quienes le harán “el trabajo sucio” al oficialismo. “Tienen todos los votos” para sacar la reforma, retrucó.  

En esta Nota