3rd de March de 2021
CóRDOBA LA OLA ALBERTISTA
29-09-2019 00:57

El peronismo cordobés arranca la reconfiguración de cara a diciembre

La construcción de poder que piensa Schiaretti, el acercamiento de los ministros cordobeses al candidato presidencial y la disputa generacional que se viene. Cómo se acomodan las fichas.

29-09-2019 00:57

En su intimidad, desde hace unas semanas el gobernador Juan Schiaretti empezó a reconocer cada vez con más énfasis que el Gobierno nacional cambiará de color y habrá que empezar un diálogo de cero. Situación que se producirá, en paralelo, con un cuadro inédito para el PJ cordobés: por primera vez, no se sabe quién será el candidato de la fuerza a suceder al mandatario provincial vigente; pero, además, esto sucederá con el partido haciendo su debut con un puro al frente del Palacio 6 de Julio.

Panorama que asoma imprevisible a partir del 11 de diciembre y para el cual el oficialismo provincial ya comenzó su etapa de reconfiguración.

El gobernador iniciará su tercer mandato tratando de equilibrar las cargas. Porque ni siquiera la abrumadora mayoría que tendrá el oficialismo en la Unicameral le permitirá transitar una gestión tranquila. 

En la semana, un dirigente que estuvo con el gobernador en las recorridas por la Capital reconoció a PERFIL CORDOBA que “la oposición a Schiaretti será el propio peronismo. El de acá y el de allá”, en referencia a la administración que encabece Alberto Fernández en Casa Rosada desde el 10 de diciembre. 

Esta semana, el candidato presidencial del Frente de Todos hizo escala nuevamente en Córdoba y fue seguido de cerca por varios ministros de Schiaretti que contaron con el aval para desembarcar en el almuerzo de la Fundación Mediterránea. Las dudas sobre la asistencia eran varias en la previa, pero se disiparon en el momento en que Schiaretti, ultimando detalles de su viaje a San Juan para el encuentro con Sergio Uñac, dio el OK para que estuvieran entre las mesas de adelante. 

La pelea de fondo. La clave para entender qué puede suceder a partir de diciembre está puesta en la disputa entre el gobernador y el senador Carlos Caserio. No hubo un acercamiento en el último tiempo y prácticamente depende de lo esmerilado que quede el poder de fuego de la boleta corta en las urnas el 27 de octubre. 

El presidente del PJ, a las recorridas habituales con Fernández, le sumó en el último tiempo un itinerario en soledad con los candidatos a diputados del Frente de Todos por el interior y esto alteró aún más los ánimos con la mesa chica schiarettista. Que se encargó de armar su propio tour por el interior, dejando el territorio capitalino al gobernador. 

En la semana, volvió a circular el rumor de un bloque albertista en la Unicameral que adelantó hace varias semanas el semanario Punto a Punto y algunos lo descartan. Aun cuando se repite el mensaje de los que se sacaron varias fotos con Alberto F.: “no nos vamos de ningún lado. Salvo que nos echen…”. 

La batalla generacional. La otra disputa es la que dirimen los que están cerca de Schiaretti desde la primera hora y aquellos que integran el lote de los sub-50. Bloque que arrancó con fuerza entre los intendentes y que rápidamente comenzaron a engrosar otros funcionarios. 

Ese lote espera por un gesto del gobernador a la hora de definir el gabinete que se viene. De acuerdo a la manera en la que se terminen equilibrando las fuerzas será la respuesta que la joven camada dará a la transversalidad recargada que propondrá Alberto F. y que no difiere mucho de la que quiso aplicar Néstor Kirchner en su mandato. 

Sin embargo, dentro de los jóvenes no todo es sintonía fina. También se avizoran internas entre los sub-50 y una de ellas es la que ya palpitan Manuel Calvo y Martín Llaryora, vicegobernador e intendente electo, respectivamente. 

La capital cordobesa será el escenario de un nuevo capítulo de la batalla del departamento San Justo, aunque exteriorizada a toda la provincia con la mira en 2023. 

El contrapeso a ambos es la mujer con más poder en Córdoba: Alejandra Vigo. La esposa del gobernador tendrá un pie en el Concejo y otro en la Unicameral, como para seguir los movimientos de ambos. En el legislativo provincial suena como presidenta provisoria y en el ámbito municipal apuesta a quedarse con el control del bloque oficialista. 

Además de sumar estructuras de poder en el Ejecutivo provincial como el flamante ministerio de la Mujer que quedaría en manos de Claudia Martínez, actual titular del Polo de la Mujer y segunda candidata a diputada. 

Donde la guerra ya comenzó. La antesala de estas disputas se produjo en el interior. Villa María, hace unos meses; Las Varillas, hace dos semanas; y Alta Gracia el domingo pasado. En las tres, el PJ jugó a la interna y dejó, al menos en esas batallas, ganadores y perdedores. 


 

En esta Nota