viernes 30 de septiembre de 2022
CóRDOBA INTERNA EN JUNTOS

En plena fricción, Macri arranca el Segundo Tiempo esta semana en Córdoba

El expresidente ultima detalles de la agenda que lo tendrá en esta provincia. La decisión para que se baje la gira de Larreta, indefinición por Marcos Juárez y la tensión de los socios cordobeses.

21-08-2022 01:00

- "Voy a Córdoba la última semana de agosto".
- "Mauricio, esa semana va Horacio (Rodríguez Larreta)".
- "Voy a Córdoba la última semana de agosto". 

Ese simple, corto y letal diálogo se produjo hace unos días en las oficinas del expresidente Mauricio Macri en Vicente López y con una persona que lleva el día de las actividades del líder del PRO. Y sirvió para que entiendan propios y extraños que el hombre decidió empezar a jugar los primeros minutos del Segundo Tiempo en Córdoba, la que más de una vez catalogó como ‘su provincia’. 

Porque, además de ratificar su presencia en los próximos días en territorio cordobés, la escala de Macri obligó a reconfigurar la agenda de Rodríguez Larreta, quien ya había asegurado a sus armadores en Córdoba que estaría el viernes 26 en la provincia. Y a pesar de que algunos en el larretismo cordobés sostienen que la modificación en el viaje del jefe de Gobierno porteño obedeció a no pegar agendas y que no se opacaran dos figuras nacionales; hay otras fuentes que sostienen que fue el propio Macri quien ratificó sus credenciales y espera retador. 

“Volvió a mostrar que el dueño es él y Horacio un buen gerente. Por eso el protagonismo de estos días”, sostuvo una fuente que avala la teoría del arranque del Segundo Tiempo para Macri en Córdoba. Así, Rodríguez Larreta vendrá en un par de semanas y Patricia Bullrich, la presidenta del PRO estará en los primeros días de septiembre en Córdoba. 

Rosca y Círculo Rojo. En la semana, las alternativas de lo que serán los pasos de Macri en Córdoba los definieron entre el entorno del expresidente y el diputado nacional Gustavo Santos, el hombre del líder del PRO en la provincia. Conversaciones, algunas cuestiones que se definirán en el arranque de la semana, lo cierto es que Macri estará miércoles y jueves en territorio mediterráneo. 

Lo que se conoce es que el jueves encabezará el almuerzo en la Bolsa de Comercio, la entidad que comanda un alfil clave para Macri como es Manuel Tagle. Allí, ante el Círculo Rojo se aguardan definiciones de la coyuntura nacional, pero también habrá especial atención a una cuestión central: el vínculo con el gobernador Juan Schiaretti. 

Se sabe, en su última escala en ese reducto, blanqueó que había un diálogo personal con el mandatario provincial tras algunas críticas de uno de los socios fundadores del cordobesismo. “No es lo que me dice cuando hablamos a mí”, dijo Macri en aquella ocasión.

Frase que generó varias repercusiones en el PJ y también dentro de Juntos, a semanas de las Legislativas. 

Ahora, esa expectativa se renueva por lo que fueron los últimos movimientos del titular del Panal en el escenario nacional. Y, sobre todo, porque esa disputa también se trasladó al respaldo de aquellos que toman decisiones. 

Macri sabe que la Fundación Mediterránea es el sector del Círculo Rojo que se encamina a ser una pata sólida en el proyecto nacional de Schiaretti. 

Los socios, inquietos. La otra foto con la que llegará Macri esta semana está vinculada al clima con el que conviven en la filial cordobesa de Juntos. Por adelantado, ya se habla de una reunión grupal y un rechazo casi de plano a encuentros personales como los que hicieron Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich con el senador Luis Juez, hoy uno de los más taquilleros dentro de la coalición en Córdoba. 

Se verá mucha presencia de Santos y de la también diputada Soher El Sukaría, los dos macristas más fieles después de lo que ocurrió el año pasado. 

Con el resto, reunión grupal y mensaje colectivo. 

El dato no es menor. En las últimas recorridas de Macri por Santa Fe y también en el conurbano jugó fuerte a la hora de respaldar y también a cuando se puso en modo crítico. De hecho, a los referentes amarillos que se reunieron con el PJ hace unas semanas los cruzó con mucha dureza en los últimos días; y el paso por territorio santafesino también dejó un tembladeral. 

Al punto que cuando arribó a Rosario, el presidente de la UCR Nacional, Gerardo Morales, hizo lo propio en la ciudad de Santa Fe para tratar de eclipsarlo. Ayer, a días de que se conozca la llegada de Macri a Córdoba y cuando está en duda su escala en Marcos Juárez, Morales visitó junto a Ramón Mestre al intendente Pedro Dellarossa. 

Por ahora, lo de Macri en la ciudad del sudeste provincial es una incógnita. “Está más obligado de esa escala Horacio”, razonan algunos en relación a los insumos del porteño para el armado de Dellarossa. 

Sin embargo, un desaire de Macri sería un fuerte gesto a días de los comicios. 

20220821-morales-mestre

Las otras inquietudes en Córdoba. A la incomodidad en el seno de la coalición cordobesa se le suman dos ingredientes: el primero, el temor siempre latente a un encuentro de Macri con Schiaretti; el segundo, más vinculado al clima de tensión y la difusión del reglamento. 

Con respecto a un contacto con el gobernador, el PRO cordobés lo desestima –“¿qué sumaría en este momento?”, razonó una fuente-; y agregan que la relación está bien pero no con la fluidez de otros tiempos. 

Sobre lo otro, ayer comenzó a circular el reglamento; la herramienta. Y surge el fantasma de la interna en el momento de mayor ebullición de la coalición. 

En esta Nota