Perfil
CóRDOBA
VIOLENCIA DE GÉNERO

Habló la víctima de Roberto Cravero: “Buscaba violarme en cualquier lado”

Cravero fue condenado por abusar de su hijastra, quien ahora denuncia que el influyente dirigente de Traslasierra se desapoderó de sus bienes para no cumplir con la condena pecuniaria. La víctima reveló cómo él se vinculaba con el poder provincial.

roberto-cravero-condenado
Roberto Cravero, condenado por abuso sexual agravado en perjuicio de su hijastra. | CEDOC

"Schiaretti, De la Sota y Oscar González se reunían todo el tiempo con mi abusador". Con esta frase, Antonella, víctima de abusos cometidos por Roberto Cravero durante 21 años, resumió el poder que ostentaba su agresor, motivo por el cual cree que “la Justicia cajoneó 15 años la causa”.

La mujer de 33 años relató en Radio Mitre Córdoba que Cravero la violó desde que tenía 3 años hasta los 24. “Fue cambiando la forma de manipularme a lo largo del tiempo. El perfil de un pedófilo es así. Yo no podía hablarlo, no lo podía poner en palabras. De chiquita tenía un miedo terrible porque sabía que él tenía mucho poder”, dijo.

Y agregó: “No importaba quién estuviera en mi casa o el lugar, porque él buscaba siempre la forma de violarme en cualquier lado. A él le generaba morbo tener el control y el poder sobre mi persona”.

Oscar González transfirió sus propiedades a sus hijos luego del choque fatal en las Altas Cumbres

El pasado 10 de mayo, los jueces Santiago Camogli, Carlos Escudero y Facundo Gil condenaron a Roberto Cravero (65) a 28 años de prisión por abuso sexual agravado en perjuicio de su hijastra, además del delito de corrupción de menores.

El violador fue durante años titular del PJ departamento San Javier y presidente de Cemdo, la cooperativa eléctrica que brinda este y otros servicios en la región de Traslasierra, una entidad de mucho poder económico en la zona, en la que la política incide en su gestión.

Cravero y sus vínculos

El condenado era la “mano derecha” de Oscar González, político poderoso del peronismo cordobés, protagonista de la tragedia en el Camino de las Altas Cumbres, que dejó una mujer muerta y dos adolescentes con graves secuelas en octubre de 2022.

“González vivía buscándolo en mi casa, comían asados juntos, hacían fiestas en mi casa. También se juntaban un montón de políticos: Schiaretti, De la Sota. Era el lugar de las reuniones de ellos”, reveló la víctima.

La mansión de Oscar González en San Javier figura en Catastro como “baldío”

Antonella sospecha que por los altos vínculos de Cravero con la política cordobesa tuvo que “soportar 15 años que cinco fiscales cajonearan mi expediente”. La mujer contó que dos de esos funcionarios judiciales siguen en actividad: “Uno es el fiscal de Cámara, Sergio Cuello, quien es cuñado de Oscar González; el otro es el juez de Cámara, Raúl Castro”.

.

Su madre, también condenada

Analía Montenegro, madre de Antonella, recibió una pena de 16 años por encubrimiento, al ser considerada partícipe necesaria de los hechos. Tres hijos de la expareja de Cravero también fueron condenados por falso testimonio durante el juicio.

“Mi mamá siempre lo supo, pero ella hacía como que no veía eso. Pero sí lo veía, siempre lo vio. Se hizo la tonta porque le convenía económicamente”, relató la víctima, quien contó que a los 14 años escribió en un diario íntimo lo que estaba padeciendo para que su madre lo leyera.

Fueron 21 años de un calvario interminable. En soledad. “Yo estaba indefensa y sin el apoyo de mi mamá”, dijo.

Nueva denuncia

Abelardo Guilante, abogado de Antonella, denunció en la misma emisora radial que Cravero, preso desde agosto de 2022, “se insolventó desde la cárcel”.

“Había una pena no sólo penal sino pecuniaria para enfrentar los perjuicios. Estos tipos de hechos no se pueden reparar, hemos conseguido una condena pecuniaria. A pesar de ello, se desapoderó de los bienes a través de una donación”, aseguró. Por este motivo, la víctima y su abogado formularon una nueva denuncia en la Justicia.

Antonella reveló que Cravero “manejaba mucho dinero”. “He visto maletines con mucha plata. Yo veía eso en mi propia casa, maletines llenos de plata toda acomodadita, yo lo vi. Lo viví en mi casa. Veía maletines ir y venir”, contó.