lunes 16 de mayo de 2022
CóRDOBA UNIÓN CÍVICA RADICAL
24-04-2022 00:58

La cumbre de Giardino se resumió en el pedido de unidad y las críticas a Schiaretti

No hubo definiciones en torno a las candidaturas, aunque sí reconocieron que nadie debe romper Juntos. La presencia de Morales, el enojo del entorno de De Loredo y las críticas de varios.

24-04-2022 00:58

Pasó una nueva cumbre de Villa Giardino para el radicalismo cordobés que algunos se animaron a tildar de ‘light’. Y que se resumió en las críticas a la gestión del gobernador Juan Schiaretti, el pedido de unidad, la ratificación a la pertenencia del partido a Juntos por el Cambio y las indefiniciones en torno a las candidaturas. Porque si bien sostuvieron que tendrán candidatos dentro de la coalición en el documento final, nadie se animó a ratificar a Rodrigo de Loredo. 

El diputado estuvo sentado en primera fila, y fue, junto al gobernador jujeño y presidente de la UCR Nacional, Gerardo Morales, de los más buscados a la hora de las fotos. Sin embargo, evitó las definiciones en torno a cómo jugará en el 2023 y prefirió mantener la incógnita. 

Igual, el mayor enojo vino desde el entorno que respalda a De Loredo porque el diputado no pudo hablar. El intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer, puso en Twitter: “54% de los votos en 2021. El triunfo más importante de la historia en elecciones legislativas. El dirigente de la UCR mejor posicionado y en Giardino no lo dejaron hablar”. Tampoco hablaron Ramón Mestre ni Mario Negri. 

De Loredo es el hombre del radicalismo para encabezar fórmula, aunque la incertidumbre que reina en el diputado responde a una sola cuestión: ir por la Provincia, en el camino perder la interna con Luis Juez y tener que llegar a la elección municipal derrotado. Al margen, el pedido para que encabece es de varios sectores, incluso del propio Morales. 

El jujeño fue la única presencia presidenciable, porque hubo faltazos de Martín Lousteau y Facundo Manes, los otros que persiguen el mismo objetivo. El senador también había faltado a un encuentro de su partido en La Plata en la semana, y el neurocirujano coquetea con el rol de outsider de la política. 

Críticas a Schiaretti. Como era de esperar, y por las movidas de algunos radicales en la semana, estaba todo preparado para salir a cruzar la gestión provincial. Por eso, en el documento final arrancaron con duros cuestionamientos por la inseguridad, la salud pública, la educación y la deuda que tiene la Provincia. 

Críticas a las que sumaron el transporte público, la pobreza y “la desocupación más alta del país”, como cerró el comunicado. 

“En el marco de la seguridad ciudadana, desde hace largo tiempo Hacemos por Córdoba no ha acertado en la prevención del delito, más bien, ha padecido la conducción policial, fuerza que en determinados momentos puso en jaque la tranquilidad pública y al propio gobierno. Vivimos a merced de los delincuentes, la crónica policial da cuenta diariamente de muertes, robos, arrebatos etc., que tiene a los ciudadanos sumidos en el pánico y a un poder político que sólo apela al maquillaje para solucionarlo”, dice uno de los párrafos más duros del documento que salió de Giardino.

En tanto, la otra crítica al peronismo provincial fue al acusarlo de intentar romper la oposición todo el tiempo. “Eso es cierto, pero también tenemos que mirar qué hicimos nosotros para estar unidos”, reconoció un radical a este diario. 

El momento de la catarsis. Al margen de la unidad y las críticas a Schiaretti, entre las últimas horas del viernes y el mediodía del sábado, aparecieron varios cuestionamientos hacia adentro del partido. 

Tanto de intendentes, como de legisladores y la militancia. Entre los primeros, las aguas se aplacaron cuando hubo diálogo y compromiso por parte del jefe de la bancada en la Unicameral, Juan Jure, para escuchar a los intendentes en torno a la re-re. “Se comprometió que si el proyecto toma estado parlamentario, nos va a recibir para ver qué pensamos”, dijo Daniel Salibi, intendente de Mendiolaza a PERFIL CORDOBA

En tanto, los intendentes del sur, fueron críticos y difundieron un comunicado en el que apuntaban a la Provincia por tener que hacerse cargo de cuestiones que antes comandaban los gobiernos centrales. Pero terminaron pidiendo una reforma política en el partido para tener mayor incidencia en las decisiones. 

Asimismo, otro de los críticos fue Orlando Arduh, jefe del bloque Juntos y aislado del resto del radicalismo en la Legislatura. En la semana, el presidente UCR Córdoba, Marcos Carasso, señaló en el portal LPO que “el candidato a la provincia va a ser el que más mida, y ojalá que sea radical”. Lo que despertó el cruce de Arduh: “¿Cómo se puede estar de acuerdo con una dirigencia que se enfoca más en las encuestas, por las candidaturas, que por definir un programa de gobierno que le resuelva la vida a la gente cuando ganemos en 2023? La realidad es que estas declaraciones no hacen más que desnudar lo que está pasando: de manera insólita, decidieron alquilarle el radicalismo a Luis Juez. Le regalan la territorialidad, la militancia y los equipos técnicos”, dijo Arduh a este diario. 

Por último, distintos sectores de la militancia piden otro rol y no terminar en los mismos nombres. Las mujeres, con la diputada Soledad Carrizo a la cabeza, reclamó más presencia femenina y difundió un video. Mientras que surgió el movimiento Córdoba Abierta, que reclamó candidatos propios en todas las comunas y municipios, además de a la gobernación.  
 

En esta Nota