domingo 02 de octubre de 2022
CóRDOBA IMPUTADO Y DETENIDO

La expareja de Diego Concha denunció que por años fue víctima de violencia

La mujer tiene estado policial y pertenece al Etac. La jefa de Policía se involucró apenas trascendió la situación en el ámbito laboral. En la casa del exfuncionario ahora detenido en la UCA de Capital, se secuestró una pistola Bersa.

28-11-2021 00:55

El exdirector provincial de Protección Civil, Diego Concha, enfrenta una grave imputación a raíz de la denuncia que presentó su expareja el viernes último. Está detenido y acusado por lesiones leves calificadas, amenazas calificadas por uso de arma de fuego y coacción, todo con el agravante de violencia de género. La mujer pertenece actualmente al Equipo Técnico de Acción ante Catástrofes (Etac). Antes integró el cuerpo de Bomberos que depende de la Policía de Córdoba, en una de las localidades de Punilla.

En la denuncia que se formalizó el viernes último ante el Polo de la Mujer, tuvo directa injerencia la jefa de la Policía de Córdoba, Liliana Zárate Belletti. Según declaró a PERFIL CORDOBA el fiscal Raymundo Barrera, apenas trascendió en el ámbito laboral la existencia del último hecho de violencia, quizás el más grave, las autoridades policiales de Punilla tomaron cartas en el asunto. Fueron ellos quienes la acompañaron hasta el Polo Integral de la Mujer, donde formalizó la denuncia. Inmediatamente se comunicaron desde ahí con la Fiscalía de Cosquín, donde continuó la declaración testimonial el viernes pasado ante el fiscal Barrera.

Liliana Zárate Belletti
LILIANA BELLETTI. La jefa de Policía intervino apenas las autoridades de la Departamental Punilla le comunicaron la situación de violencia familiar.

En esa ampliación de la denuncia ella aportó muchos detalles de los años de padecimiento. Eran pareja desde hacía más de una década. Vivieron en Huerta Grande, pero desde hacía un tiempo habían decidido separarse.

Concha se fue a vivir a La Cumbre donde el viernes se produjo su detención. Fue trasladado a la comisaría de Villa Giardino y ayer fue trasladado a la Unidad de Contención del Aprehendido (UCA) en la ciudad de Córdoba.

En paralelo, y por la intervención directa de la jefa de policía, la noticia llegó inmediatamente al Ministerio de Seguridad donde, por la mañana, se formalizó la renuncia como director de Protección Civil. En la cuenta oficial en Twitter de la cartera que dirige Alfonso Mosquera, se anunció el viernes que Concha había presentado su renuncia por la mañana. Sin más explicaciones. A esa altura, el fiscal ya había dictado la orden de detención.

Según los primeros datos que se pudieron conocer, los hechos de violencia contra su expareja venían desde hace muchos años, más de una década. Así lo consignan vecinos de Huerta Grande y la zona norte de Punilla, que conocen a la familia y para quienes la noticia no resultó ser sorpresa.

Sin embargo, lo que en aquella región era un secreto a voces causó estrépito en el resto de la Provincia. Por los diversos roles y puestos que ocupó en el Gobierno provincial, Diego Concha fue una figura destacada en el combate de incendios, de siniestros, tragedias de diferente índole y, paradójicamente, también en la búsqueda de mujeres cuando había denuncias de desaparición o violencia contra ellas.

Recibió distinciones por su labor. La última fue después de una de las peores temporadas de incendios forestales en la Provincia, en octubre del año pasado, cuando fue homenajeado en el Concejo Deliberante por el viceintendente, Daniel Passerini.

Cultivó un alto perfil en las funciones que fue desempeñando, en las que se destacó por su eficacia y su predisposición para comunicar cada novedad.

Mientras, puertas adentro del hogar –siempre según los datos que trascendieron de la denuncia– su pareja vivía hechos de violencia que se fueron agravando con el correr del tiempo. El último suceso habría ocurrido el día de las elecciones legislativas, el 14 de noviembre. Entre los detalles de los golpes y amenazas que relató la mujer, hay un episodio de extrema gravedad, cuando le habría colocado un arma de fuego en el cuerpo.

En el allanamiento que se realizó el viernes, se secuestró una pistola automática Bersa que estaba en poder de Concha. Fue hallada en el lugar preciso que indicó la víctima.

El fiscal Raymundo Barrera explicó que la detención fue dispuesta para evitar que entorpezca la investigación. Además, el magistrado señaló que tuvo comunicación personal con la mujer y se puso a disposición, en resguardo de su integridad física y psicológica.

En esta Nota