lunes 26 de septiembre de 2022
CóRDOBA MUERTES DE BEBÉS DEL NEONATAL

Luego de tres indagatorias, esta semana se levantaría el secreto de sumario

Deben declarar la exdirectora, Liliana A sís, y las jefas de Neonatología, Marta Gómez Flores y Adriana Morales. Inédito pedido de la defensa de la enfermera para que Fiscalía General designe a un fiscal que “controle” la investigación de Raúl Garzón.

18-09-2022 00:39

En los próximos días se concretarán, finalmente, las postergadas declaraciones indagatorias de la exdirectora del Hospital Materno Neonatal, Liliana Asís, y de las jefas de Neonatología, Marta Gómez Flores y Adriana Morales, imputadas por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público. Inmediatamente después de ese trámite procesal, el fiscal Raúl Garzón podría levantar el secreto de sumario antes aún de resolver la situación procesal de la enfermera Brenda Agüero.

Agüero fue informada sobre la grave acusación que pesa sobre ella –dos homicidios– el miércoles 7 de septiembre en un trámite que insumió unas tres horas y que se hizo en forma presencial en Tribunales 2. En esa ocasión, ella narró circunstancias vinculadas a las inexplicables muertes de bebés sanos, pero no respondió preguntas del fiscal. A partir de ese día, Garzón tiene un plazo ordenatorio –sugerido, no obligatorio– de 10 días hábiles para dictar la libertad o la prisión preventiva. Se estarían cumpliendo a mediados de la próxima semana. Pero también el fiscal puede ampliarlo por 10 días más e, incluso, otro lapso idéntico con autorización del Juzgado de Control, a cargo de Juan Manuel Fernández López. Lo más probable es que antes de definir la situación procesal de Agüero levante el secreto de sumario para que sus defensores puedan evaluar las pruebas que contiene el expediente, al igual que el resto de abogados e imputadas.

Presentación y rectificación. Durante la semana pasada, sorprendió la decisión de los defensores de la enfermera, Luis Obregón y Luis Pareja, de pedir a la Fiscalía General que ordene un contralor sobre la investigación que lleva adelante el magistrado instructor, Raúl Garzón, por parte de un “fiscal superior”.

El argumento fue que habían escuchado en un informativo radial que se había abierto el teléfono móvil de la enfermera, lo que colocó a los letrados en alerta por la falta de control de esa prueba. En realidad, al chequear el texto difundido se trataba de un trámite similar pero en otra causa judicial que se investiga en Buenos Aires por el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. La confusión se produjo por el nombre de Brenda Uliarte, la mujer detenida e imputada por el intento de magnicidio.

Al cabo de dos horas, Obregón y Pareja rectificaron la presentación, pero mantuvieron el pedido. Hay quienes calificaron el hecho como un blooper. Otros le atribuyeron suspicacias en línea con el posible pedido de apartamiento del fiscal Garzón.

Según pudo conocer este medio, no hay resolución aún de la Fiscalía General sobre la presentación de los abogados y es poco probable que prospere. Una de las razones es que cualquier discrepancia con medidas adoptadas por Garzón puede ser recurrida ante el juez de Control. Otra, es que ya hay otro fiscal designado, Horacio Vázquez, que participa en todos los actos procesales.

En esta Nota