viernes 07 de octubre de 2022
CóRDOBA EN MODO JEFE

Macri empuja a Juez a la interna y se fue con un borrador del reglamento

El expresidente se ofreció a conseguir los fondos para llevar adelante la elección que defina los candidatos 2023 de la coalición. Fricción con el senador, acercamiento a De Loredo y empoderamiento PRO, ejes del paso del expresidente por Córdoba. El juecismo arrancó el operativo para rechazar el reglamento y avisa “no le levantó la mano a nadie”.

28-08-2022 01:00

“Si el problema para llevar adelante una interna son los 100 millones de pesos que puede costar, soy el garante”. Esta frase del expresidente Mauricio Macri en la reducida y acotada cena con el PRO cordobés fue la que durante todo el viernes corrió como reguero de pólvora entre los socios locales de la coalición. Así, el hombre aceleró a fondo y dejó encendida la mecha de la interna a la que busca empujar al senador Luis Juez, en la que podría llegar a sentirse cómodo el radical Rodrigo de Loredo y la que puede fortalecer al PRO. Con un alfil propio, el diputado nacional Gustavo Santos. 

En lo que fue la doble jornada de Macri en Córdoba que arrancó el jueves a la mañana con la escala en Marcos Juárez, un ‘kilómetro 0’ que fue cayendo en la cotización y no rinde como antes; y siguió con el almuerzo en la Bolsa de Comercio, lo sustancioso vino a la noche. Con el encuentro con los propios en una cena en la que se cuidaron especialmente los detalles y donde Macri, en los gestos, confirmó lo que PERFIL CORDOBA adelantó la semana pasada: los primeros minutos del Segundo Tiempo se juegan en esta provincia. 

Primeros rounds bravos. “Nos sentamos y nos sopapeó de arranque. Fuerte. Los primeros 15 minutos de reunión fueron tremendos. Después relajó y contuvo”, reconoció una fuente presente en la cena y con esto coinciden dos comensales más. A los amarillos cordobeses les dijo que estaba “decepcionado” con ellos y con el PRO santafesino, pero que llegaba el momento de construir. 

Y les dijo que si alguno quiere sumarse a un armado con Juez o De Loredo que se afilie a los partidos de ellos

Acá cuentan que hubo un impasse, intervinieron un par de cordobeses diciéndole que es muy difícil fortalecer cuando tanto el senador como el radical tienen insumos nacionales que llegan desde Buenos Aires. Y fue el momento en el que respiró, tomó aire y los cruzó ante una eventual candidatura de Juez. 

“Lo comparó con Martiniano Molina, dijo que es un invento al que raspás un poco y no tiene nada. Y ustedes terminaron yendo atrás de un tipo porque mide”, los retó. Acá hubo intervención de algunos macristas puros, pero volvió a retomar la palabra él. Dejó en claro que era su momento y que estaba ejerciendo el poder absoluto. Sobre todos. Incluso, con aquellos enrolados en el larretismo o con Patricia Bullrich. 

Primero el reglamento, después la interna. Lo que dejó en claro Macri es que quiere reglamento y por ello se llevó un borrador. Pero, además, canceló cualquier tipo de excusa para que se lleve adelante la contienda. “Me gustan las reglas. No podemos terminar haciendo el papelón del año pasado”, dijo en la mañana de este viernes en Pulxo 95.1FM y evitó pronunciarse en torno a nombres. 

“No le levantó la mano a nadie”, trató de aliviar un juecista a este diario. 

De todas maneras, una fuente de otra fuerza de la alianza reconoció que el mismo viernes, mientras Macri mantenía una reunión a solas con el exsenador Ernesto Martínez, hombre de extrema confianza de Juez; otro juecista puro como Walter Nostrala hablaba con el deloredismo para desactivar ‘el plan reglamento más interna’

La respuesta fue negativa, desde otros dos partidos de la coalición reconocieron que no hay por qué dejarle servida la jugada a Juez a un año de las elecciones. Antes quieren el reglamento. Y es por eso que el juecismo vuelve a olfatear un juego de tenazas. 

20220828-macri-cordoba

¿De Loredo-Santos? No se levantaron manos. Falta mucho. Macri primero quiere el reglamento, dar las garantías para una interna y llevar tranquilidad de que no habrá incidencia de figuras nacionales en la disputa cordobesa. Sin embargo, algunos creen que es posible una fórmula entre el radical y el macrista, algo que en el entorno del amarillo no le veían asidero en el arranque de la semana. 

“Es ir muy adelante pensar en fórmula. Tiene una buena relación con Rodrigo y lo respeta como dirigente porque reconoce en él a un tipo que estudia los temas”, dicen cerca del líder de Evolución.

También quieren reglamento porque dicen que si no existe “cualquiera puede romper”, y dicen que Macri ve en ellos “un espacio nuevo desde lo generacional” que les valora la competencia y los reconoce “peleadores”. 

Y dicen que nada de esto esmerila la relación de ellos con Juez “porque le venimos hablando hace rato del problema, el cual nos puede encontrar juntos”. 

Esta vez, sin pacto. Macri dejó en claro que quiere ganar Córdoba. Lo dijo en público, y también en privado. Además de señalar también que “hace bastante” no habla con el gobernador Juan Schiaretti. 

De todas maneras, un peronista que conoce detalles de la interna de Juntos reconoció a este diario que en la reunión del gobernador con el senador Martín Lousteau y el diputado Emiliano Yacobitti les dijo que “el límite es Juez”. Lo que evidencia que el PJ sabe cómo conviven en un microclima complejo los referentes de la oposición. Mientras, el acuerdo por el reglamento se dilata, la interna tiene un respaldo de socios de peso como el radicalismo y el PRO, y Juez resistirá hasta el final encuestas en mano. 

En esta Nota