Perfil
CóRDOBA
Previa del Senado

Para Juez, “el Gobierno nacional peca de exceso de optimismo sobre la ley Bases”

El senador, que ya anticipó su apoyo a la mencionada ley, analiza el escenario en la previa del tratamiento en la Cámara Alta. Considera que el voto de los gobernadores patagónicos será clave, asegura que el presidente Milei cambió su manera de negociar y afirma que el kirchnerismo busca voltear la iniciativa a la que ya “hirió de gravedad”.

Juez Senado 11-5
POLÉMICA. | Cedoc Perfil

A partir de este lunes comenzará una sema na clave para el proyecto de ley Bases que se debate en el Senado. El Gobierno nacional, a través del ministro del Interior Guillermo Francos, admite que se están negociando cambios y considera que habrá un arduo debate, pero espera llegar con la ley lo más fortalecida posible de cara al 25 de mayo, fecha en que se celebrará el Pacto de Mayo en Córdoba.

En la antesala de días calientes en el escenario político nacional, PERFIL CÓRDOBA dialogó con el senador Luis Juez, jefe de bloque del PRO en la Cámara Alta, quien analizó qué puede ocurrir en el recinto cuando comience a darse el debate de la mencionada ley. Juez –quien ya anticipó que su voto será a favor para “brindarle herramientas de gestión al Presidente”–, asegura que el rol de los gobernadores patagónicos será trascendental para el futuro de la ley Bases.

“Todo va a depender de que los gobernadores con los que ha hablado el Gobierno tengan una actitud mucho más frontal con sus senadores y empiecen a expresar de qué manera van a acompañar la ley. Si los gobernadores con los que el Gobierno habló empiezan a tener una postura más involucrada creo que la ley va a salir en general, con modificaciones en particular”, anticipó el senador por Córdoba.

“Esta semana que pasó no he notado que ningún senador cuyo gobernador dialogó con la Nación, haya expresado contundentemente un acompañamiento o un rechazo. ¿Por qué digo esto? Porque el kirchnerismo es una máquina muy inteligente de construir política. El paro se armó el jueves 9 para evitar que hubiera dictamen, para mostrar los dientes, para asustar a un montón de senadores. El anuncio de patoteada y de escrache a los senadores que toman vuelos de Aerolíneas Argentinas fue en esta sintonía. Por eso creo que el peronismo más duro movió todas las fichas esta semana. Hubo un gran apriete para que ningún senador apareciera acompañando el jueves el debate y mal que mal lo lograron”, agregó.

“Hasta el momento el peronismo duro alberga la esperanza de voltear la ley, ni siquiera modificarla. En esos son muy sinceros, los escuché decir a Recalde o a Mayans: ‘no queremos que haya ley’. Ellos no quieren modificar el Rigi, o el régimen impositivo, ellos quieren voltear la ley

–¿El acercamiento a los gobernadores más dialoguistas puede ser determinante?

–Si el Gobierno, inteligentemente, sugiere alguna reforma, estableciendo a las provincias patagónicas en alguna categoría impositiva que les permita a los gobernadores patagónicos que voten el impuesto a las ganancias, creo que la ley saldrá. Entiendo que el voto de los gobernadores patagónicos y los cordilleranos será muy importante.

–Existe toda una polémica en torno al Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (Rigi). ¿Qué impacto puede tener este punto de la ley?

–El Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (Rigi) le viene bien a un montón de provincias, pero eso si lo explicás bien. Las mineras en el mundo funcionan así. Son tres o cuatro que te piden el alma para venir a explotar, pero cuando descubran, porque van a descubrir, a la minería en estado virgen como la que tiene nuestro país, es muy difícil que se vayan.

–Usted habla con el Presidente y con sus principales funcionarios. ¿Cuáles son las sensaciones que priman en el oficialismo?

–He hablado con todos, reconozco que hay una cuota de ingenuidad, son extremadamente optimistas. Les dije que no esperaran que haya dictamen y no hubo dictamen. Era obvio que no iba a haber porque por eso hicieron el paro el jueves. Los tipos conocen de temas parlamentarios, cuándo dictamina un plenario de comisiones. El peronismo movió todas las fichas y llegaban a la conclusión de que esta semana terminaban de voltear la ley, pero no, solamente la hirieron de gravedad que era el plan B. El kirchnerismo no quiere ley, algunos gobernadores dicen que hay algunas cosas que se pueden sacar. Yo se los dije: ‘¿Ustedes creen que en el Senado van a encontrar 37 senadores que actúen de escribanos?’ Eso es imposible. No vas a encontrar 37 tipos que no se le ocurra ninguna modificación.

–¿Qué impacto puede tener lo que ocurra la semana que viene con la ley en el Pacto de Mayo, que está a la vuelta?

–Me ilusionaba llegar al 25 de mayo con un nivel de entusiasmo por parte de los gobernadores que hoy no es tal. Los tipos están viendo que la macroeconomía se acomoda, pero también están viendo una conducta del Gobierno nacional inflexible respecto al gasto fiscal, al déficit, a la emisión, que también asusta. De todas maneras a 15 días del Pacto de Mayo tenés un Presidente que empezó a hablar de obra pública, de asistencia del Tesoro para algunas cuestiones, obviamente ya no es el discurso de que no hay un mango. Claramente Milei va entendiendo que la política es ceder para poder conseguir. Ese ha sido un aprendizaje, no reconocerlo es un acto de torpeza. La conducta del Gobierno nacional con la ley Bases no fue la de la ley ómnibus, es un gobierno que empieza a entender que hay necesidad de redactar y entender las cosas de otra manera.