jueves 02 de febrero de 2023
CóRDOBA LA SUCESIÓN DE LLARYORA

‘Pichi’ Campana: “Será una elección difícil, pero no veo un final de ciclo”

El presidente de la Agencia Córdoba Deportes confía en la continuidad de ‘Hacemos por Córdoba’ al frente del Gobierno provincial, habla de su gestión y marca la cancha en la puja interna por la candidatura a nivel local. “A lo que aspiro para 2023 es a poder ser intendente de Córdoba, la ciudad donde nací, me crié y me formé”, afirma el exbasquetbolista, quien en los últimos 15 años de ‘cordobesismo’ también ocupó los cargos de vicegobernador, concejal y legislador.

08-01-2023 00:49

Héctor Campana ya dio vuelta la página, después de un 2022 que definió como “espectacular, intenso y lleno de logros” para el deporte provincial y “frenético” para la Agencia Córdoba Deportes, la dependencia que preside. “Vamos a tener otro año movidito”, anticipa ‘Pichi’ sobre 2023. “El clásico Talleres-Belgrano, que se jugará el 21 de enero, va a ser la primera actividad en el Kempes después de la obra de drenaje que, aprovechando la disputa del Mundial, se hizo para tener el campo de juego en condiciones y que no haya problemas en los próximos 20 años”, refiere el funcionario.

“Después se vienen la quinta edición del Córdoba Open de tenis, el inicio de una Liga Profesional con tres equipos de la provincia y la gira despedida de Joaquín Sabina, que quisimos traer. Si bien la prioridad es el fútbol, apostamos por recuperar los grandes eventos artísticos y viene siendo una experiencia muy buena, así que habrá una actividad importante”, precisa. Todo eso sin renunciar al anhelo de que Córdoba pueda recibir alguna final copera o al seleccionado que se consagró campeón mundial en Qatar.

“El estadio está siempre a disposición de los grandes eventos y lo sabe la gente de la AFA, con la que tenemos una relación de ida y vuelta. Obviamente que ya estamos anotados en primera fila para que la Selección juegue en nuestra tierra. Ojalá que se dé, para poder devolverle a los muchachos, con un aplauso y una ovación, esa alegría que nos han dado en un año que ha sido durísimo para todos”, señala el funcionario.

“Desde que comenzamos la gestión y tomamos la decisión de hacia dónde íbamos a ir, nos pareció que era importante ‘la industria del deporte’, porque es una fuente de ingreso para muchos sectores. Eso nos genera una gran responsabilidad, más allá de que no me canso de repetir que el deporte es una herramienta educativa importantísima, que complementa lo que hacen los papás en la casa y los docentes en la escuela”, señala.

“En ese sentido, es muy valiosa la decisión del gobernador (Juan) Schiaretti de construir 100 polideportivos sociales, 55 en Capital y 45 en el interior, para que a través del deporte y otras actividades culturales se generen espacios virtuosos en lugares donde la vulnerabilidad es importante”, subraya el exbasquetbolista.

–¿Quedó algo por hacer en el deporte cordobés en 2022 o en líneas generales se cumplieron los objetivos propuestos?
–No nos conformamos, esa es la verdad. Lamentablemente, con un país como el nuestro, con tantas dificultades económicas, la sábana es corta. Nos hubiera gustado ayudar mucho más a deportistas que hacen mucho esfuerzo para viajar a competir, a clubes que realizan una tarea fundamental y a equipos que participan en diferentes torneos, pero la realidad es la que tenemos. La cuenta pendiente es mejorar mucho todo lo que hemos hecho. Si bien nuestro presupuesto ha sido ejecutado en su totalidad y más, sentimos que hay que seguir invirtiendo en el deporte. Hay muchos sectores que necesitan de la ayuda del gobierno y el deporte no es la excepción. Lucho para que día a día tengamos más presupuesto para el deporte, que es una escuela de vida importantísima para la sociedad.

–¿Cómo impacta la realidad económica en el deporte?
–Seguramente la incertidumbre económica genera dificultades para todos los sectores, pero en líneas generales la gente ha tomado mucha más conciencia de la importancia del deporte y lo practica en la medida de sus posibilidades. Luego de la pandemia había mucho miedo a que los chicos dejaran de ir a los clubes o se desmotivaran para la competencia, y ocurrió todo lo contrario. Hoy los clubes están desbordados de gente que practica deportes y también han proliferado mucho los lugares privados.

–En lo personal, ¿qué balance hace de su gestión?
–Es difícil hablar de uno, pero creo que toda la Agencia Córdoba Deportes, con sus empleados y funcionarios, ha estado a la altura de las necesidades de la Provincia. Que podemos hacer más, seguro. Soy de los que piensan que siempre se puede mejorar.

El año electoral y lo deportivo
Consultado Campana respecto si puede incidir el año electoral en la política deportiva, el presidente de la Agencia sostuvo que “por lo virtuoso que es el deporte y por la buena relación que he tenido con todos los dirigentes políticos, en esto debo ser sincero: creo que no va a cambiar absolutamente nada. Obviamente va a ser un año raro, porque habrá recambio de autoridades en todos los niveles. Aspiro a que no afecte en nada, que la discusión vaya por otro lado y que todos aportemos para tener un mejor país, una mejor provincia y una mejor ciudad”.

Del Kempes al Palacio. Campana asegura que se siente “como pez en el agua” en el cargo que ocupa desde el 11 de diciembre de 2019. “El deporte es el ámbito que amo, donde me crié”, enfatiza. “Si hay algo que nunca me imaginé es que iba a disfrutar tanto estos años en la Agencia. El tiempo dirá qué responsabilidad me toca en el futuro, pero ha sido una experiencia muy grata”, añade.

–Siempre dice que está dispuesto a ocupar el lugar para el cual lo necesiten y de hecho ha desempeñado distintas funciones en los últimos 15 años. ¿Su deuda con la política es un cargo ejecutivo?
–Me siento muy bien adonde estoy, pero siempre uno tiene motivaciones. A lo que aspiro para 2023 es poder ser intendente de Córdoba, la ciudad donde nací, me crié y me formé. Es un anhelo que tengo desde hace mucho tiempo. Hoy me siento recontra preparado para hacerlo; con experiencia, con años, con un equipo que ya está gobernando la ciudad y seguramente me va a acompañar. Me encantaría y ojalá que los ciudadanos vean en mí a alguien que tenga la capacidad de conducir los destinos de esta ciudad, en la que estamos haciendo un cambio fundamental. Martín Llaryora la encaminó y yo apunto a continuar eso, para que los cordobeses podamos sentir el orgullo de ser ejemplo y referencia para muchas ciudades del país.

–¿Qué debe suceder para que esa aspiración se concrete?
–Que la gente confíe. Compromiso, esfuerzo, dedicación, trabajo en conjunto, respeto por las reglas: todo lo que hice en mi carrera deportiva es parte de mi propuesta. Yo puedo ofrecerme para ser el portero de la ciudad, el que esté atento a las necesidades, a que el colectivo pase, a que las calles estén limpias, a que funcionen los servicios, pero en definitiva es la gente la que decide. Es ella la que te lleva a los lugares donde vos querés estar.

–Está claro que no es el único en ‘Hacemos por Córdoba’ que le apunta al Palacio 6 de Julio. ¿Cómo se resuelve esta historia?
–Dialogaremos y el que mejor nos pueda representar, quien nos pueda garantizar un resultado, seguramente conducirá los destinos de la ciudad. No creo que lleguemos a internas. Todos los candidatos que han expresado su voluntad de participar me parecen muy buenos. Y yo quiero ser el mejor entre muchos buenos, lo que he hecho siempre en el ámbito deportivo.

–¿Su candidatura tiene algunas condiciones? Por caso, la aspiración de que todo el partido se embandere detrás de ella.
–Yo al menos lo voy a hacer. Si no soy candidato, ayudaré a quien resulte elegido. Del mismo modo, espero que si me toca a mí, todos me ayuden.

–¿En 2011 le faltó ayuda? Aquel resultó un momento extraño.
–Fue difícil. Hubo varios candidatos, estuvimos ahí y no se dio porque, lamentablemente, la gente pensó que era el momento de otro. Acepté el resultado, como corresponde, y seguí trabajando. Siempre digo que uno aprende más de las derrotas que de las victorias y yo aprendí mucho aquella vez. Me tomé un tiempo, agaché la cabeza, seguí trabajando y acá estoy. Haciendo una muy buena gestión y con aspiraciones para 2023.

–¿Cuándo puede haber una definición sobre la candidatura?
–En febrero o marzo seguramente empezaremos a tomar definiciones y a presentarle a la sociedad el proyecto para los próximos cuatro años. Tanto para la Provincia, con Martín Llaryora, como para la ciudad con el candidato que sea elegido para representar al partido, que aspiro a ser yo.

–En Córdoba se viene hablando mucho de ‘final de ciclo’. Desde su óptica, ¿por qué creé que el ‘cordobesismo’ debe tener continuidad?
–Los cordobeses nos dieron su confianza y cada cuatro años ponemos a consideración de la gente si quiere que este gobierno continúe o no. La única que habla de final de ciclo es la oposición, que quiere estar en nuestro lugar. No creo que esto sea ni un final de ciclo ni una continuidad; se trata de una renovación. Dejarán de estar dos dirigentes que han sido muy importante para la historia de Córdoba, como José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti, y aspiro a que la gente nos ratifique su apoyo. Martín (Llaryora) es parte de una importante renovación que se ha dado en la gestión y junto a él estamos un montón de dirigentes que apostamos a tener decisión en los próximos años. No veo un final de ciclo, para nada.

–Podríamos decir que, de cara a 2023, su hipótesis de máxima es ser intendente de Córdoba, la de media es seguir en la Agencia Córdoba Deportes o en otro lugar del gobierno y…
–…Vamos a apostar a ganador. No voy a ir a medias, es la intendencia de Córdoba.

–¿No visualiza la hipótesis de un cambio de rumbo político?
–Creo que no lo va a haber, sinceramente.  No va a ser una elección fácil, como ninguna lo es, y tampoco digo que esto ya esté ganado ni mucho menos. No hay que ganar antes de ganar ni perder antes de perder, como en el deporte. Va a ser una elección importante, pero nos tenemos mucha fe.

–O sea que se ve en algún lugar del gobierno el próximo año.
–Yo aspiro a ser el intendente de la ciudad de Córdoba, pero de lo contrario estaré en el lugar donde ‘Hacemos por Córdoba’ me necesite.

“Fue un año complicado”
“¿El año que pasó fue el más difícil para el Gobierno provincial?, consultó PERFIL CÓRDOBA. “Fue un año complicado, no se puede negar. La realidad económica del país influye y algunos episodios que uno no quiere vivir, pero que se vivieron, complicaron la situación de nuestro espacio. Pero a la hora de evaluar cosas buenas y cosas malas, creo que las buenas y el apoyo que tiene nuestra gestión son importantísimos y aspiro a que sea Martín (Llaryora) quien continúe y mejore todo lo que se hizo en la provincia”, sostuvo Campana.

En esta Nota