17 ene 2021
CóRDOBA |MUNICIPIO
domingo 29 noviembre, 2020

Preocupa la demora en la salida de expedientes del Tribunal de Cuentas

El organismo municipal entró en clima de interna entre los vocales oficialistas y hay quejas por el retraso de expedientes. Quiénes y cómo se compone el área que genera fricciones.

DOS Y DOS. Los oficialistas Aparicio y Venturuzzi; los opositores Leiva y Testa. Aún no había asumido Ferrari, también por el oficialismo. Foto: Cedoc Perfil
domingo 29 noviembre, 2020

“Es un problema de vedetismo de los nuestros, pero en general no hay grandes demoras en la salida de los expedientes”. Con esta frase, un conocedor de la dinámica legal que se vive en el Municipio, describió, en parte, lo que sucede puertas adentro del Tribunal de Cuentas que hasta el 31 de diciembre preside Miriam Aparicio. 

La consulta de PERFIL CORDOBA acerca de lo que sucede en el organismo vino a cuenta de las quejas y los reclamos de algunos proveedores del Estado municipal por las demoras en el visado y la aprobación de expedientes en esta última parte del año. 

Sin embargo, y a pesar de las quejas de los privados, desde el Municipio reconocen que no existe tal demora, aunque sí advierten fricciones dentro de los vocales que llegaron por el oficialismo. 

La pelea por la cercanía. El cuerpo está conformado por tres vocales por el oficialismo, Aparicio, Pablo Venturuzzi y Gustavo Ferrari; y dos por la oposición, que son los juecistas, María Fernanda Leiva (quien ya estuvo en el Tribunal de Cuentas) y Juan Testa, ambos de relación directa con el titular del Frente Cívico, Luis Juez. 

Aparicio llegó al organismo desde Afip, es la esposa de Javier Malvasio, quien a su vez es hijo de Lili de la Vega, una dirigente histórica del PJ capitalino. Y esta relación, cómo así también la de Malvasio con los principales despachos del Palacio 6 de Julio, habrían sido los motivos por los cuales Aparicio terminó en el sillón principal del Tribunal de Cuentas. 

Sin embargo, la interna oficialista se produjo en las últimas semanas, debido a que, por Carta Orgánica, la presidencia es rotativa y quien aspira a quedarse con el lugar que ocupó hasta ahora Aparicio es Venturuzzi, funcionario cercano y de diálogo directo con el intendente Martín Llaryora. 

“Hay una pelea por ver quién es más amigo del ‘1’. Pero eso no significa que esos roces traben la dinámica del Tribunal”, resumió a este diario una fuente municipal. 

El tercer oficialista es Gustavo Ferrari, de perfil técnico es quien establece el criterio jurídico de los expedientes. Viene de estar en un rol similar en la Provincia y responde de manera directa al legislador provincial Juan Manuel Cid. 

Los que transitan los pasillos del Tribunal describen a Ferrari alejado de la confrontación de sus pares, aunque no la desconoce. Y es más, los tres saben que los roces de algunas reuniones que tienen están llegando al Palacio 6 de Julio. 

Como también reconocen cerca de los juecistas que existe esa disputa, aunque se cuidan de no filtrarlo. “Hay buen diálogo con ellos. Es más, saben si se complica todo a qué número hay que hablar”, coincidieron dos fuentes a este diario. 

El circuito.  Desde el Tribunal también reconocen que “todo el mundo pide expedientes” cuando “en realidad, los importantes son muy pocos”. Y agregan que en la Provincia esa dinámica, la de las prioridades, se entiende a la perfección. 

“Los expedientes importantes son pocos Te llaman incluso antes de que lleguen al Tribunal de Cuentas y el problema es que todo el mundo pide todos los expedientes porque todos creen que el suyo es el más importante. Entonces, los tipos están desbordados. No se sabe qué es prioritario y que no por la masividad de pedidos”, agregó una fuente. 


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5243

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.