27th de February de 2021
CóRDOBA CORONAVIRUS
19-04-2020 00:59

Schiaretti, alineado con Alberto F., mantiene el aislamiento y resiste al pedido de algunos intendentes

En la Provincia no quieren correr el riesgo de levantar la cuarentena anticipadamente y aguardarán lineamientos de Nación. Preocupación por sueldos de estatales y por la situación en el sector privado.

19-04-2020 00:59

Después de lo que fue una nueva semana atravesada por el coronavirus, aunque con la particularidad de otra convocatoria a las provincias, esta vez para el anuncio por la renegociación de la deuda externa, en el gobierno de Córdoba decidieron que se respetarán a rajatabla los lineamientos de Nación en torno al aislamiento. 

“Vamos a hacer todo lo que diga Nación” dijo un funcionario provincial, a pesar de la intención de algunos municipios de empezar a flexibilizar la cuarentena que ingresa a la última semana de su tercera fase. 

Entre el jueves y el viernes, funcionarios provinciales que tuvieron contacto con los intendentes reconocieron que los preocupa la situación económica y la sanitaria. “Hay un temor grande después de lo que pasó con Saldán en el geriátrico”, reconoció un jefe comunal que asistió a la reunión de la Mesa Provincia-Municipios que se produjo sobre el final de la semana y vía Zoom, con la presencia en Córdoba del ministro de Gobierno, Facundo Torres, y de Salud, Diego Cardozo. 

La charla pasó por lo sanitario y lo económico con los intendentes. A lo primero dio respuestas Cardozo, ratificando lo que dice en cada región el COE (Centro de Operaciones de Emergencia), el espacio multidisciplinario que marca cómo actuar ante la pandemia.

En lo que respecta a lo económico, Torres le ratificó la coparticipación de los fondos que lleguen de Nación, que son tres cuotas de 20 mil millones de pesos, de la que ya llegó la primera y a Córdoba le tocó alrededor de 1.700 millones que se van a coparticipar. 

“La preocupación es que no colapse el sistema sanitario, pero tampoco la economía”, repitieron dos dirigentes que estuvieron en la charla del viernes. Desde la Provincia están preocupados además por aquellos en el interior que no reciben asistencia de Nación, como así tampoco programa provincial y que los contenían las secretarías de Desarrollo Social en las comunas. “Ahora, hay que dar una mano ahí”, coinciden en Córdoba y en el interior. 

En tanto, y con respecto a lo que sucede con los que piden flexibilizar el aislamiento, tanto en el ministerio de Gobierno como en la coordinación de los COE, razonan que hoy lo mejor es el aislamiento. “Es un riego grande romper la cuarentena en este momento, y a pesar de la decisión que les empieza a trasladar Alberto (Fernández) a los gobernadores, todos saben que el que se adelante y le salga mal, pierde”, reconoció un funcionario provincial a este diario. 

Además, y a pesar de que hay localidades sin casos, como así también departamentos, desde la Provincia entienden que eso es un riesgo. Desde El Panal reconocen que es difícil pensar que haya pueblos que pueden vivir únicamente de su economía porque siempre estará el de una localidad vecina que quiere entrar o salir y ahí está el riesgo. Por eso se acatarán los plazos que marque Nación.  

El temor por el sector informal de la economía que necesita el ingreso diario está centrado sobre todo en Capital. Como dijo este diario la semana pasada, insisten en el Centro Cívico con la preocupación para que no ocurra algo como lo de Sierras Chicas o Villa Parque Santa Ana en Córdoba. 

_20200419_TORRES

La economía. El respaldo del jueves del gobernador Schiaretti a Fernández por la propuesta del ministro de Economía, Martín Guzmán, fue contundente. A pesar de no asistir por ser grupo de riesgo -decisión que tomó de inmediato tras conocerse la invitación desde Presidencia-, estuvo en todo momento en contacto con el vicegobernador Manuel Calvo que tuvo un breve diálogo con el ministro del Interior, Wado de Pedro, el funcionario nacional más cercano a Schiaretti. 

“Fue una reunión para la foto y había que estar porque de eso depende lo que pase después en las provincias”, sostuvo una fuente provincial. 

Los gobernadores están preocupados por los salarios de los estatales, pero también insistirán ante Nación por el sector privado. Hay preocupación por las pymes y se transformaron, junto a los gremios, en interlocutores entre el Gobierno nacional y las empresas. 

Sobre todo, después que el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) desnudó que casi 10 millones de personas en el país viven en la economía informal. 

Las espadas de Schiaretti. Desde lo político, el otro análisis que empezaron a hacer en el PJ cordobés fueron las referencias del partido que se movieron en la semana. “Calvo es el que sigue aportando desde lo institucional, además de la coordinación de los COE y la línea directa con ‘el Gringo’; (Martín) Llaryora está de lleno en el territorio que más le preocupa al gobernador y fue uno de los intendentes que habló ayer con Alberto; con las pymes hay una venia de otro que volvió a tener línea directa que es (Eduardo) Accastello; y hay conformidad entre los intendentes por el manejo de Torres”, afirmó un peronista que conoce el pulso del partido en la provincia y ve más allá de la pandemia.

“A esos agrega a (Martín) Gill que está a cargo de los hospitales modulares en todo el país y recuperó vínculos con algunos funcionarios provinciales”, sumó el dirigente.  

En el caso de Llaryora fue, junto al riocuartense Juan Manuel Llamosas, uno de los que tuvo diálogo ayer con Nación por la situación en el interior. En la conversación, Fernández ratificó el respaldo y dijo: “estamos haciendo las cosas bien. No tenemos un problema económico, tenemos un sistema infeccioso que se multiplica”. 
 

_20200419_LLaryora

 

En esta Nota