lunes 30 de enero de 2023
CóRDOBA Superclásico de verano

​Tanto y tan poco

Talleres venció 3-0 a Belgrano en el partido que sirvió como examen previo al debut de ambos en la Liga Profesional, que será el próximo fin de semana. Pizzini, Garro y Buffarini convirtieron los goles del Albiazul. El partido se jugó con la presencia de alrededor de 50 mil hinchas de ambos clubes.

22-01-2023 00:31

Euforia y depresión. Ilusión e incertidumbre. Victoria y derrota, al fin y al cabo. Al cierre de la noche, el Estadio Kempes también quedó partido en dos a la hora de las emociones y las sensaciones.

El superclásico cordobés veraniego, ensayo general previo a estreno en la Liga Profesional para los dos equipos, marcó una diferencia sorprendente en el marcador y también en el campo de juego.

Talleres goleó 3-0 a Belgrano y se quedó con la copa, el festejo y una impresión positiva para el futuro inmediato. Para el Pirata, que venía de una buena gira previa por Uruguay, la expectativa del retorno se desinfló de golpe y habrá que emparchar la avería lo más pronto posible.

¿Tanto?

La “T” tuvo un comienzo confuso. Le cedió la iniciativa a su rival, le costó hacer pie en el mediocampo y mostró dudas en una defensa improvisada para la ocasión. La repetición ofensiva de Belgrano enseguida le permitió acomodarse en su propio terreno e imaginar el partido con otras ambiciones. Cuando Villagra y Franco empezaron a ganar los duelos en el sector clave del rectángulo, el resto se animó a buscar asociaciones y a jugar decididamente con el arco de Nahuel Losada como objetivo.

Los dirigidos por Javier Gandolfi no anduvieron con demasiados rodeos en campo celeste. Se hicieron fuertes a partir del toque y la devolución, la clásica pared, y también desde la intención de empezar y terminar los ataques con rapidez y precisión. Ese juego agrupado y directo le dio sus frutos a los 11 minutos, cuando Francisco Pizzini le puso fin a la paridad inicial.

Con la ventaja a su favor, el Albiazul ganó confianza y sacó provecho de la posición de Rodrigo Garro para marcar un desequilibrio. En contrapartida, dejó la sensación de haber desperdiciado a Diego Valoyes obligándolo a la persecución de Diarte y Ortigoza y buscándolo pocas veces para que hiciera valer esa velocidad que fue incontrolable para los defensores belgranenses. Fue precisamente Garro quien sorprendió al ayer inseguro Losada con un remate lejano que amplió la diferencia a pocos minutos del descanso.

En el complemento, Talleres esperó agazapado, bien parado atrás (correcto Benavídez y muy bien el debutante Rodríguez, en la zaga central) en el círculo medio y con los delanteros (a esta altura, Nahuel Bustos ya había reemplazado a Michael Santos) prestos para la estocada final. Julio Buffarini, de penal, le pondría el broche al triunfo al transformar en el definitivo 3-0 una grosera falta en perjuicio de Valoyes. La defección física y futbolística de Belgrano hasta le permitió ganarse el “ole” tribunero.

Bustos y CompagnucciPRIMER DUELO. Nahuel Bustos y Gabriel Compagnucci disputan la pelota en el primer Talleres-Belgrano de 2023. El año ya tiene agendados otros dos encuentros oficiales. /// FOTO: CEDOC PERFIL

¿Tan poco?

La intención de Belgrano de adueñarse de la pelota y hacerla circular a ras del piso, terminó siendo un lejano recuerdo cuando el superclásico llegó a su fin. La ilusión de un equipo que no renunciara al protagonismo, más allá del cambio de categoría, duró no mucho más que un suspiro. El 4-1-4-1 resultó inadecuado tanto para defender como para atacar. Pocos ayudaban a Longo. Nadie a Vegetti.

El mediocampo de buen pie nunca logró apoyarse firme en el césped y quedó sumido en la confusión. A diferencia de Garro, Bruno Zapelli, el distinto del Pirata, nunca encontró su punto de influencia en el campo de juego.

Los primeros retoques de Guillermo Farré, ya con dos goles para remontar, no aportaron demasiadas soluciones. El repliegue de Talleres siguió pareciéndose más a una decisión propia que una imposición ajena. Las posteriores variantes del DT de Belgrano tampoco cambiarían la historia.

A esa altura del partido, la “B” había agotado sus reservas físicas, futbolísticas y anímicas. El final lo mostró sin siquiera ese último resto de carácter al que, a falta de mejores atributos, se suele apelar en la adversidad.    

  

Síntesis del partido

Talleres (3): Guido Herrera; Julio Buffarini, Gastón Benavídez, Juan Gabriel Rodríguez y Ángelo Martino; Rodrigo Villagra y Alan Franco; Diego Valoyes, Rodrigo Garro y Francisco Pizzini; Michael Santos. DT: Javier Gandolfi.

Belgrano (0): Nahuel Losada; Gabriel Compagnucci, Alejandro Rébola, Erik Godoy y Lucas Diarte; Santiago Longo; Ulises Sánchez, Gerónimo Tomasetti, Bruno Zapelli e Iván Ortigoza; Pablo Vegetti. DT: Guillermo Farré.

Goles: PT, 11m Pizzini (T) y 41m Garro (T). ST: 38m Buffarini (T).  

Cambios: PT, 27m Fabián Bordagaray por Ortigoza (B). ST, inicio, Francisco Oliver por Diarte (B) y Joaquín Susvielles por Tomasettti (B); 12m Nahuel Bustos por Santos (T); 19m Ibrahím Hesar por Compagnucci (B) y Matías García por Zapelli (B); 30m Valentín Depietri por Pizzini (T), Christian Oliva por Franco (T) y Ulises Ortegoza por Garro (T); 45m Guillermo Pereyra por Longo (B) y Ariel Rojas por Sánchez (B).

Amonestados: Benavídez, Garro, Rodríguez, Buffarini (T); Tomasetti, Godoy (B).

Cancha: Estadio Kempes.

Árbitro: Jorge Baliño.