jueves 23 de septiembre de 2021
ECONOMIA Mayor presión sobre la inflación
09-08-2021 14:00
09-08-2021 14:00

Advierten por la fuerte expansión de la deuda en los últimos 18 meses

En ese período el monto tomado por Tesorería en pesos en CER y su equivalente en dólares al tipo de cambio oficial asciende a casi unos 52 mil millones de dólares.

09-08-2021 14:00

El desborde de déficit fiscal que mostró el país en los últimos 18 meses, atenuado sólo en el primer cuatrimestre de 2021, llevó a que la deuda que tomó el Tesoro en pesos creciera a un ritmo de casi un cuatro por ciento mensual dolarizada, situación que es observada cada día con mayor preocupación por diversos analistas económicos, por la bola de nieve sobre la inflación que se está gestando para el mediano plazo.

De acuerdo a los números que aportó a Perfil Jorge Vasconcelos, vicepresidente del Ieral, entidad de estudios económicos de la Fundación Mediterránea, destacó a Perfil que “desde fines de 2019 a junio de este año, la deuda ajustada por CER equivalente en dólares al tipo oficial subió de 24.500 millones de dólares a 51.800 mil millones de dólares”.

“Además, de esta deuda, también hay que considerar la situación del déficit cuasifiscal del Banco Central. Y allí se puede observar que las Leliq más los pases bancarios pasaron el equivalente de 21 mil millones a 39 mil millones de dólares, esto es desde fines de 2019 hasta mediados de 2021”, remarcó Vasconcelos.

Advierten que el fuerte retroceso del resultado fiscal presiona sobre el dólar paralelo

Para el especialista, esta situación es para seguir de cerca, al considerar que si por “algún motivo se pierde la capacidad de hacer un rollover de la deuda, allí no hay muchas opciones”, expresó.

“Hay dos opciones en ese caso. O defaultear la deuda o cubrirla con emisión monetaria. Es decir, que hay como una presión inflacionaria subyacente, no está en la superficie”, expresó.

Para el vicepresidente del Ieral, “las consecuencias de esto es que la posibilidad de frenar la inflación depende de resolver ese crecimiento exponencial de la deuda que se está emitiéndose empiece a frenar”.

“La expectativa de inflación depende de la evolución del déficit fiscal y de la fuente potencial de expansión monetaria. Esto puede ser rollover exitosamente pero no puede seguir con este crecimiento. Entonces, las posibilidades de financiar ese ritmo de colocación se reducen cada vez más. Debería moderarse en forma significativa, Creo que se debe mucho más en el gasto, porque ya sobre el ingresos se está al límite de la capacidad contributiva”, concluyó Vasconcelos.

Crece la emisión y el déficit fiscal en el segundo semestre

 

Por su parte, el economista y consultor Camilo Tiscornia, enfatizó que “lo que se debe entender es que en última instancia la deuda del Estado siempre es el resultado del desequilibrio fiscal”.

“Sin dudas que la deuda en pesos viene creciendo a un ritmo realmente que preocupa y no crece más porque hay más emisión monetaria que financia el déficit”, explicó.

Tiscornia subrayó que los resultados de las últimas colocaciones de deuda que hizo Hacienda no le han resultado favorable y que se puede percibir un mayor desinterés de los inversores por financiar al Tesoro.

“La última licitación fue muy mala, porque salieron a ofrecer un montón de títulos, el grueso ajustado por inflación o dólar link y así y todo, consiguieron el 62 por ciento de lo que vencía en la semana. Lo grave es que el ritmo de la deuda sigue creciendo pero los inversores se muestran cada vez más escépticos”, consideró el consultor.

Y allí apuntó sus críticas al recalcar que lo que no se cubre con títulos de deuda, “se tiene que que hacer con mayor emisión monetaria”.

“Se está generando una bola de nieve sobre la inflación. No se logra cubrir el déficit, con financiamiento genuino. Hay que tener en cuenta que se aplicaron nuevos impuestos, se aumentaron también algunos impuestos, se reestructuró la deuda privada y aún así no se logra cubrir el déficit. Y encima ahora están aumentando el déficit en el segundo semestre. Todo esto implica mayor peligro de fuerte suba de la inflación hacia delante”, enfatizó Tiscornia.

 

Más presupuesto

 

Y precisamente, el Ejecutivo resolvió el último jueves una nueva modificación en el Presupuesto para este año, en este caso a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial, por el cual se determinó una ampliación del gasto público en 708 mil millones de pesos.

Se trata de la octava modificación en lo que va de 2021 y se pasó de una autorización de gastos de $8,39 billones a $9,4 billones.

A través de 716 planillas, el Poder Ejecutivo dispuso otorgar más partidas a diversos ministerios, básicamente para afrontar aumentos salariales y destinar más fondos para enfrentar la crisis sanitaria.

"Resulta necesario incrementar los créditos presupuestarios para incorporar el impacto de las mejoras en las remuneraciones dispuestas por normas legales durante el presente año", más la atención de gastos vinculados con la situación planteada por la pandemia, según el texto oficial de la resolución publicada el último jueves.

En particular, esa última medida establece ampliación de fondos de afectación específica, especialmente para programas de empleo y producción, incremento de asistencia financiera a empresas públicas, promoción y asistencia a primera infancia, más recursos para distintos programas del área social y también para el sector de Defensa.

LR