jueves 08 de diciembre de 2022
ECONOMIA Guerra en Europa

Alertan sobre una crisis alimentaria global por aumento de precios de fertilizantes

El incremento de los gastos para la producción agrícola elevó los valores de los alimentos, generando un riesgo para 1.700 millones de personas

27-09-2022 17:00

Los fertilizantes se han convertido en insumos imprescindibles para aumentar la productividad en los cultivos. Por lo tanto, las subas y bajas de precio impactan directamente en la disponibilidad de alimentos para las personas.

Para Máximo Torero Cullen, Economista Jefe de la FAO, la escasez de trigo y fertilizantes elevó los precios y aumentó en US$ 25.000 millones los gastos de importación de alimentos en los países más vulnerables, lo cual pone a 1.700 millones de personas en riesgo de padecer hambre.

Rusia es el primer exportador mundial de fertilizantes de nitrógeno, el segundo de potasio y el tercero de fósforo. Según Cullen, “cuando se suspendió las exportaciones de fertilizantes, los precios —que ya eran altos antes de la guerra— subieron, creando un grave problema para los agricultores".

Peligra la vida de 900.000 personas en África occidental por inseguridad alimentaria

"Es decir que el impacto en los países importadores de alimentos es doble: un gasto mayor en importaciones de alimentos y fertilizantes más caros”, agregó el funcionario. 

Cullen plantea un escenario sombrío para los próximos meses: “Si la guerra se prolonga, en 2022 y 2023 podríamos tener un problema de acceso a los alimentos sumado a un problema de disponibilidad de alimentos, ya que Rusia y Ucrania reducirían considerablemente sus exportaciones, incluidos los fertilizantes”. 

Rusia propone una solución para los fertilizantes

Dmitry Feoktistov, embajador de la Federación Rusa en Argentina, se pronunció en el mismo sentido: "La situación en el mercado mundial sigue prácticamente sin cambios y podría agravarse aún más el próximo año debido a la escasez de fertilizantes que pone en peligro la futura cosecha". 

Además, afirmó que formalmente los fertilizantes no están sujetos a las restricciones antirrusas introducidas por la UE y los EE.UU. “Sin embargo, los representantes de las empresas extranjeras tienen miedo de las denominadas sanciones secundarias de los países occidentales por mantener contactos comerciales con Rusia. Como resultado, los bancos extranjeros tienen miedo de realizar transacciones financieras, los barcos evitan entrar en los puertos rusos y las compañías de seguros suben los precios desordenadamente o se niegan a cooperar”, explicó el representante ruso en nuestro país.

PhosAgro PJSC as Russia Imposes Fertilizer Export Quotas to Control Inflation

A diferente de otros países, según Feoktistov, “los estados europeos pueden importar ciertos tipos de fertilizantes en volúmenes correspondientes a las compras anuales habituales de estos productos de Rusia. Pero estos fertilizantes solo se pueden utilizar en la UE, mientras que su tránsito y expedición a terceros países están prohibidos”.

Para normalizar el mercado de fertilizantes y solucionar los posibles problemas de crisis alimentaria, Feoktistov citó el pedido del Secretario General de la ONU António Guterres, de quitar inmediatamente las trabas a la exportación de fertilizantes rusos para evitar una crisis alimentaria mundial. 

“Para hacerlo es necesario que los países que impusieron sin pensar las sanciones contra Rusia, reconozcan sus errores y levanten cualquier restricción, incluso indirecta, a la importación y al transporte de nuestros fertilizantes, al seguro y financiamiento de las transacciones con ellos. Eso es la única manera de prevenir rápida y efectivamente la inminente hambruna mundial”, indicó el diplomático.

LM / MCP