ECONOMIA
ELECCIONES 2023

Diego Valenzuela criticó la presión impositiva a empresas: “En las pymes veo héroes nacionales”

El intendente de Tres de Febrero, precandidato a la relección, afirmó que existe una ola municipal de reducción de la presión impositiva y se puso como abanderado. Aseguró que la clave es reducir el gasto público.

Diego Valenzuela entrevista
Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero | Prensa Tres de Febrero

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, logró desbancar en 2015 al cacique peronista Hugo Curto, que había gobernado durante 24 años consecutivos. A pesar de la bajante de la ola macrista, el jefe comunal logró retener su cargo en 2019 y administró el municipio con el gobierno provincial y el nacional en la otra vereda ideológica. Aún con reproches a la administración bonaerense del gobierno de Axel Kicillof, por no haber “ayudado lo suficiente”, sostuvo que redujo impuestos para crear más mano de obra local y aumentar la recaudación.

En una entrevista con PERFIL, el jefe comunal admitió que la crisis de la inflación y la incertidumbre cambiaria es un tema de agenda, tanto nacional como local, pero sostuvo que los municipios tienen la capacidad de “intervenir en la parte económica positivamente”, con medidas que alienten la inversión y la actividad de cercanía. “Las pymes han aprendido a convivir con la inflación, eso no es bueno, pero en definitiva lo saben hacer para defender sus puestos de trabajo y su lugar en el mercado. Yo los admiro, realmente en las pymes veo héroes nacionales”, sostuvo.

A continuación, el diálogo completo de la serie de entrevistas con candidatos y funcionarios que hacen campaña territorial y de cercanía, con la economía como eje de sus propuestas.

¿Cómo surgió el plan de reducción impositiva en Tres de Febrero?

- Soy un convencido de que es tan importante la macro como la micro. Y la micro tiene que ver con las decisiones de todos los días de las empresas, donde hay un montón de situaciones que afectan o no su competitividad. Y creo que los municipios podemos ayudar. No es que solamente es la palanca de la macro la que los afecta. Podemos ayudar apoyando, acompañando, dando capacitaciones, fortaleciendo que puedan exportar o ir a una misión comercial. Y también el tema impositivo. En la medida en que yo pude ir ordenando la economía municipal, esto es todo lo que representa cumplirles a los vecinos servicios y en obras, tener una economía ordenada con pocos empleados, con una cantidad lógica de empleo público, lo que decidí es empezar a invertir en la baja de impuestos, en la baja de tasas, para ayudar al sector privado, para que haya más laburo. Revisamos varios años sucesivos la fiscal-impositiva, eliminamos todas las tasas que sobran, que son obsoletas, que molestan.

- ¿Cuáles tasas se eliminaron en el distrito?

- Pesas y Medidas, Libreta Sanitaria, Numeración Domiciliaria y un montón de tasas que no tienen sentido para mí. Por ejemplo, ya eliminamos Publicidad y propaganda, ya que la publicidad es una herramienta de venta, una herramienta de trabajo de un comercio. No puedo cobrar por poner un cartel en la vidriera. Pero lo más audaz fue poner la habilitación gratis. Ya hemos entregado 750 habilitaciones gratis, comercios o industrias que abren y que no pagan por la habilitación. La hacen legalmente, pero no la pagan. Y, además, cuentan con un año de bonificación de la tasa municipal. Todo esto es para ayudar a que haya más inversión, más laburo en lugar de planes, y creo que demuestra que los municipios pueden intervenir en la parte económica positivamente.

- ¿Las medidas impositivas tuvieron impacto en el Presupuesto?

- Lo que yo logré hacer acá es tener recursos municipales suficientes para muchas obras que hacemos, generar nuevos recursos positivamente sin aumentar las tasas. Por ejemplo, hicimos el Código de Ordenamiento Urbano para la construcción, y lo que antes era arreglar en privado con un funcionario, pasó a ser un recurso presupuestario, y eso nos empezó a dar también un aire. Y claramente tenemos 3.300 empleados. Si vos comparás en población, hay municipios de nuestro tamaño que tienen el doble o el triple de empleados, y todo eso es gasto público que no va, digamos, a apoyar a la pyme o a obras.

"Hay que redescubrir la matriz productiva local, en una gran mesa de acuerdo con el trabajo y la producción"

- ¿Sentiste acompañamiento de la Provincia de Buenos Aires?

- Más allá de que siento la ausencia, lo digo con respeto, pero ausencia de la Provincia que no nos ha ayudado lo suficiente, desde lo municipal hemos podido arreglarnos con los recursos propios, bien administrados, con honestidad; incluso, para no hacer solamente obras, sino para bajar las tasas. Acá, por ejemplo, una pyme tiene un crédito fiscal si crea un empleo; si toman un trabajador, pueden descontar por seis meses la mitad del salario mínimo, el 50% por seis meses, por cada trabajador, y lo descuentan de la tasa municipal. Lo mismo si hacen una mejora ambiental, si exportan, si hacen una mejora de diseño. Claramente nuestra filosofía es apoyar a la pyme y al comercio para que haya más laburo, y no creer que es el Estado el que hace todo.

- ¿Cómo es el escenario laboral hoy, teniendo en cuenta la aplicación de estas medidas?

- El resultado se ve justamente en que no cae la recaudación municipal, a pesar de que dimos 750 habilitaciones gratis; se quieren mudar empresas de otros lados a acá, como de San Martín, de la Matanza. El otro día fui a hacer campaña con Mauricio D'Alessandro, el candidato nuestro de San Martín, y un chiste que me hacía, cuando hablábamos con la gente, es que él iba a tomar las medidas que se tomaron en Tres de Febrero para que los comercios de San Martín no se quieran venir para acá. Es un tema del que se habla en los municipios vecinos. Me parece que estamos abriendo un camino que han tomado otros municipios también, desde Lomas de Zamora a Mendoza, y lo ha tomado la Ciudad de Buenos Aires también. Simplificar, eliminar trámites, bajar tasas es la necesidad del momento, además de ordenar la macroeconomía. Que tengamos menos la pata encima del que labura, tanto a nivel laboral como impositivo, es un rol en donde los municipios juegan.

- En la charla con vecinos, ¿se habla del dólar, de la inflación o inciden otras variables locales?

- Obviamente, importa lo económico, desde la lógica de cada comerciante, de cada empresario, de cada vecino. Todos están trabados con la falta de importación, todos están cuesta arriba con la inflación, un comerciante vende y no sabe a qué precio va a volver a comprar. El otro día fui a una pyme y me decían que, con esto de la SIRA (Sistema de Importaciones de la República Argentina) que se la dan a cinco meses, tienen que sacar un crédito para poder cumplirle al proveedor internacional al que le compra, y ese costo financiero lo tiene que agregar al costo de sus productos; es todo muy complicado. Hablamos de todo esto en lo local también, obviamente no tanto del valor del dólar, o de la macro, o del Banco Central, pero sí de cómo repercute todo eso en las empresas, las cuales además tienen una falta de mano de obra calificada. Ahí, los municipios podemos ayudar mucho en la capacitación, en la formación para el trabajo, que es otro rol fundamental que tienen los gobiernos locales.

Horacio Rodríguez Larreta y último tramo de su campaña: cómo se gestó el apoyo de Manes y el rol clave de Morales

- ¿La gente sabe más de economía por haber atravesado tantos años de crisis económica?

- Sí, porque la gente las vivió todas, especialmente la gimnasia que tiene el comerciante o el pyme para sobrevivir. Hay una pyme resiliente en la Argentina, que ha pasado un montón de crisis macroeconómicas y está ahí, y se las rebusca, y no tiene crédito, porque el país no tiene crédito. Ahí es un gran tema el financiamiento de la pyme a futuro, hay que buscarle la vuelta, pero sin crédito exige mucho más, porque laburan casi con capital propio. Han aprendido a convivir con la inflación, eso no es bueno, pero en definitiva lo saben hacer para defender sus puestos de trabajo y su lugar en el mercado. Yo los admiro, realmente en las pymes veo héroes nacionales. Para mí la pyme debería ser un tema fuerte de la agenda de cualquier gobierno, y lo está haciendo con Horacio Rodríguez Larreta. Yo le llevo estas ideas mucho a él, lo acompañé hace un tiempo a la UIA (Unión Industrial Argentina) a hablar de estos temas, justamente de la producción, del trabajo, de la pyme. Yo quiero ser un abanderado, alguien que pueda llevar este mensaje de que hay que acompañar a la pyme, porque si vos le sacás la pata de encima, imaginate lo que crees; si hoy, más o menos se la rebuscan, venden, laburan, a pesar de todos los problemas económicos que hay, con la macro, el dólar, el cierre de importaciones, el cepo, imaginate si tuviéramos una economía un poquito más razonable.

- ¿La presión impositiva es la agenda de las pymes?

- Son los primeros que sufren el tema de las tasas y los impuestos. En Argentina hay más de 160 impuestos, es una locura; y, además, el Estado no da buenos servicios, entonces se penaliza la capacidad de crecer y de invertir. Desde ese punto de vista es que creo que el tema impositivo hay que debatirlo, hay que bajar la presión tributaria, para lo cual hay que bajar el gasto también. Y un dato, a mí me invitó una vez Juan Carlos de Pablo, un gran economista, a la Academia de Ciencias Económicas, a hablar de estos temas, y el título fue, sugerido por él, ‘La curva de Laffer funciona’. Es una curva muy conocida en la economía, que básicamente sostiene que cuando vos subís un impuesto o una tasa, no necesariamente recauda más, porque si vos ya estás muy alto, lo que haces es desincentivar el laburo y la empresa no vende, cierra. Entonces lo que básicamente esto muestra, como pasó en Tres de Febrero, es que, a veces bajando las tasas, recaudas más, porque hay más laburo y aumenta la base imponible.

- ¿Es posible trasladar el modelo de reducción impositiva a otros distritos?

- Sí, totalmente. Primero, ya se está trasladando. Algunos por convicción y otros por oportunismo, ya han hecho cosas parecidas a las que estamos haciendo en Tres de Febrero. Pero creo que hay que hacerla como política de Estado. Hay que simplificar, hay que eliminar toda la grasa que hay en los sistemas impositivos, impuestos distorsivos que joden, que molestan, trámites. No puede ser que para crear una empresa o para trabajar haya que hacer tantos trámites, formularios. Uno parece a veces que el pyme o el que labura su tarea fuera laburar para el Estado, cuando en realidad el Estado debería estar para servirlo. Yo creo que hay un eje muy fuerte, que lo vamos a hacer con (Diego) Santilli, con quien hace poco anunciamos una propuesta de eliminación de 500 tasas en la Provincia de Buenos Aires, junto Horacio (Rodríguez Larreta) el tema de la simplificación. Hay que agarrar al Estado todos los trámites que hace el Estado respecto a la inversión y el laburo y simplificarlos al máximo posible.