martes 09 de agosto de 2022
ECONOMIA Panorama mundial

El FMI rebaja el crecimiento global y pronostica más inflación en el mundo

El organismo multilateral presentó el informe de Perspectivas Económicas Globales en el que prevé un futuro “sombrío y más incierto”. El organismo a cargo de Kristalina Georgieva descartó una recesión.

26-07-2022 12:19

 El Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó este martes 26 de julio el World Economic Outlook (WEO), el informe de Perspectivas Económicas Globales, en el que rebajó sus previsiones de crecimiento global hasta el 3,2% este año y el 2,9% para el 2023, en un escenario de elevada inestabilidad en el que no se descarta que estas proyecciones empeoren. El organismo multilateral se refirió a las perspectivas económicas globales como “sombrías y más inciertas”. 

"La economía global, aún tambaleándose por la pandemia y la invasión rusa de Ucrania, está frente a un panorama cada vez más sombrío e incierto. Muchos de los riesgos a la baja señalados en abril han comenzado a materializarse. Inflación mayor a la esperada, especialmente en Estados Unidos y principales países europeos, economías, está provocando un endurecimiento de las condiciones financieras mundiales", señaló Pierre-Oliver Gourinchas, consejero económico y director de investigación del Fondo. 

El FMI mantuvo su proyección de crecimiento en 4% para Argentina en 2022 pero le preocupa la inflación

El Fondo reduce así en cuatro y siete décimas, respectivamente, la previsión que publicó en abril pasado, y revisa a la baja la evolución de los principales motores de la economía mundial: Estados Unidos, China y la Unión Europea, y de prácticamente, todas las economías del mundo. 

China

“La desaceleración de China ha sido peor de la anticipada en medio de brotes y bloqueos de COVID-19, y ha habido otros efectos secundarios negativos de la guerra en Ucrania. Como resultado, la producción mundial se contrae en el segundo trimestre de este año”, agregó Pierre-Oliver Gourinchas. 

La economía del gigante asiático, algo más robusta que la de su gran competidor mundial, Estados Unidos, crecerá, según los nuevos cálculos del FMI, el 3,3% este año, es decir, 1,1 puntos menos que los pronósticos de abril y en el 2023 4,6%, medio punto menos. 

Estados Unidos

Estados Unidos, por su parte, sufre una importante revisión en las previsiones del Fondo: 2,3% de crecimiento para este año y solo el 1% para el 2023, 1,4 y 1,3 puntos menos que en los cálculos hechos en la primavera, respectivamente. 

Europa

Para el viejo continente, las nuevas previsiones del FMI ponen de manifiesto que las grandes economías se están resistiendo más de lo esperado por los efectos derivados de la guerra en Ucrania. Por este motivo, el organismo redujo sus previsiones para Eurozona en dos décimas para el corriente año, hasta el 2,6% y en 1,1 puntos para el 2023, año en el que ahora proyecta un crecimiento de apenas el 1,2%. 

Previsiones de crecimiento FMI 20220726

Se destaca España, que parece resultar favorecida, al ser la que más crecería, aunque también ve mermadas las expectativas del organismo de crédito, que ahora calcula un aumento del PBI del 4% para el 2022, es decir, ocho décimas menos y del 2% para el 2021, 1,3 puntos por debajo. 

Países emergentes

En ese sentido, los países desarrollados desacelerarán a 2,5% y 1,4% en 2022 y 2023, respectivamente, señaló el informe. Mientras que para los emergentes proyecta 3,6% para 2022 y 3,9% el 2023. Esa categoría incluye a los países asiáticos. En América latina, en tanto, el PBI avanzará 3% este año y 2% el próximo. La estimación para el corriente año mejoró contra el 2,5% previsto en abril, mientras que para el año próximo cae 0,5 puntos. 

La inflación 

La inflación podría permanecer obstinadamente alta si los mercados laborales se mantienen demasiado ajustados, explicó el informe. También su las expectativas de inflación se desangran, o si la desinfección resulta mucho más costosa de lo esperado. 

A nivel global, el avance de la inflación se materializa en las proyecciones del organismo conducido por Georgieva, que eleva los pronósticos en casi un punto a 8,3% para el Índice de Precios al Consumidor a nivel global y 5,7% para el 2023. El alza de los precios comenzaría a retomar los niveles prepandémicos en 2024 y bajar la inflación “será más costoso de lo esperado” por los ajustes de la política monetaria de los bancos centrales que podrían impulsar una recesión.

Carlos Melconian dijo que "si no hay ajuste" el FMI no aprobará el desembolso de septiembre

El Fondo prevé que la inflación alcance el 6,6% en las economías avanzadas y el 9,5% en los mercados emergentes y economías en desarrollo para este año. Comparados con las estimaciones de abril pasado, estos números suponen revisiones al alza de 0,9 y 0,8 puntos porcentuales, respectivamente. 

Asimismo, aclara que la aplicación de políticas antiinflacionarias tendría un costo en términos de crecimiento para el 2023, año en el que la producción mundial subiría apenas un 2,9%. 

Hambrunas y malestar generalizado

Como la energía y los alimentos son bienes de primera necesidad con pocos sustitutos, el aumento de los precios es especialmente grave para los hogares, sostiene el informe. Cuando aumenta el precio de otros artículos, como los dispositivos electrónicos, los muebles o el entretenimiento, las familias pueden sin más reducir o incluso eliminar el gasto en esos artículos

En el caso de los alimentos, la calefacción y el transporte, esenciales en la vida humana, resulta mucho más difícil. Como resultado, la situación actual representa una amenaza no solo a la estabilidad económica, sino también a la estabilidad social. El malestar ha aumentado desde el final de la fase aguda de la pandemia, conforme a estudios del FMI que indican que la desazón es menor durante las pandemias y que el encarecimiento de los alimentos y la energía es un buen indicador anticipado de malestar. 

“Aunque el malestar no se materialice necesariamente, el vínculo entre precios y estabilidad social significa que el surgimiento de nuevas barreras comerciales, o una mala cosecha debida al calor extremo o la escasez de fertilizantes, podrían causar más dificultades, hambrunas o malestar. Estos riesgos podrían aliviarse si se reducen los obstáculos logísticos provocados por la invasión de Ucrania, incluido el bloqueo en el mar Negro”, agregó el FMI. 

SE