viernes 27 de mayo de 2022
ECONOMIA Agroindustria
07-03-2022 21:00

La industria del vino pidió al Gobierno que elimine retenciones a las exportaciones

Bodegas de Argentina y la COVIAR coincidieron en su reclamo en el marco de la Fiesta de la Vendima ante el ministro Julián Domínguez.

07-03-2022 21:00

Tanto Bodegas de Argentina como la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) coincidieron en reclamar la eliminación de las retenciones para el sector. José Alberto Zuccardi, presidente de COVIAR, señaló que “es urgente completar la eliminación de los derechos de exportación para toda la cadena vitivinícola. Además, necesitamos un tipo de cambio acorde para sostener y mejorar la tendencia creciente de nuestras exportaciones".

Por su parte, Patricia Ortiz, presidente de Bodegas de Argentina afirmó que "en concepto de retenciones, el sector aporta 38 millones de dólares, a lo que debemos sumar un valor similar en concepto de aranceles en los mercados de destino como consecuencia de la falta de acuerdos de libre comercio, siendo Argentina el país que más paga en el mundo en concepto de aranceles por importaciones vitivinícolas".

La Sociedad Rural Argentina presentó un amparo judicial contra el cobro de las retenciones

Ortiz, también realizó críticas a las diferentes intervenciones del Gobierno Nacional y Provincial en el sector privado y en la cadena de valor, la pérdida de cuota de mercado internacional. Se refirió a las políticas sectoriales que no fomentan la reconversión ni la tecnificación de los productores de uvas y vinos, la falta de recursos por parte del estado para la promoción del vino, las retenciones y el atraso cambiario.

“Nuestro mercado interno cayó 11% respecto al año anterior, retomando la curva decreciente de los últimos años, y si bien la exportación de vino fraccionado creció en un 8% como mencionara el Presidente de la Nación, su valor, en términos reales, está por debajo del récord histórico del 2012” manifestó en su discurso Patricia Ortiz.

COVIAR también pidió por eliminar las retenciones

José Alberto Zuccardi en su acto discursivo afirmó: “Alcanzamos en el año 2021 récord de exportaciones de vino fraccionado, con más de 880 millones de dólares y seguimos realizando acciones de promoción de los vinos argentinos en el exterior. La vitivinicultura argentina necesita más empresas exportadoras, estamos entre los diez principales mercados de vino del mundo”.

COVIAR

A su vez hizo referencia a las necesidades hídricases urgente la necesidad de implementar un plan de obras nacionales y provinciales de infraestructura hídrica, para mejorar la eficiencia en el riego y aprovechar las inversiones que se hacen desde el sector privado. No hay inversión pública más urgente y prioritaria en nuestra región que la optimización en el uso del agua”, afirmó José Alberto Zuccardi.

Bodegas de Argentina acusó a COVIAR de desviar fondos

A su vez, la presidenta de Bodegas de Argentina rechazó la duplicidad por parte de COVIAR que acusó de pretender incursionar en estos ámbitos, desviando fondos que deberían ser destinados a la promoción del vino argentino, y agregó, “que con tanto éxito y profesionalismo lleva adelante Wines of Argentina. En este sentido, COVIAR creó una nueva unidad ejecutora para la exportación” sentenció Ortiz.

Exportaciones de cereales y oleaginosas marcaron un nuevo récord en febrero

Para Julián Domínguez, exportar es caro en Argentina

Por último el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, no desaprovechó la oportunidad para expresarse y afirmó en su discurso que “el sector (la industria bodeguera) ha logrado gestionar beneficios que otros sectores de la Argentina no lo han logrado”. Y agregó “esta es una Argentina injusta, exportar cuesta muy caro, la incidencia de la logística en nuestro país para todas las economías de las provincias”.

Mientras que en el Desayuno COVIAR el ministro aseguró: “Lo primero que conocí cuando llegué al ministerio, en un momento muy complejo, fue el Plan Estratégico Vitivinícola de la COVIAR y me llamó la atención el orden que tenían sus prioridades, sabían lo que querían y lo decían claro en todas las provincias que más relevancia tenían desde hace 11 años en la vitivinicultura argentina. A partir de ese aprendizaje nos pareció pertinente proponernos hacer un plan estratégico nacional que después fue el PEA 2010-2020, pero tomando como modelo la experiencia de la vitivinicultura, que permite ordenar prioridades, los esfuerzos, las inversiones, gestionar con precisión”.

SR / ED