miércoles 25 de mayo de 2022
ECONOMIA Transformación digital
25-04-2022 17:48

Gobiernos y clubes se suben a la ola de las plataformas para gestionar cobros

La bancarización con herramientas que vinculan tecnologías y finanzas están creciendo a nivel mundial pero también está incluyendo a municipalidades y entidades que adoptan este nuevo sistema de pagos, más seguro y sencillo.

25-04-2022 17:48

El boom de las billeteras virtuales llegó en 2020 y se vio impulsado por la puesta en marcha de la interoperabilidad, que permite escanear y pagar cualquier código QR de diversas aplicaciones. 

Esto también despertó un interés por varias entidades gubernamentales, clubes o sociedades para digitalizarse y brindar una experiencia mucho más amena y simple a sus usuarios como, por ejemplo, en el pago de impuestos. De esta manera, nació Pago TIC.

Una plataforma orientada al mercado institucional

Fabián Barros Requeijo, presidente de Pago TIC, lo explica de la siguiente manera: “Pago TIC funciona como un PayPal que en vez de estar orientado al consumidor final o al comercio, está orientado al mercado institucional. A grandes compañías o gobiernos, universidades cómo la Siglo 21, la Universidad de la Matanza Ivess y algunas las soderías". 

El Banco Central les quita una fuente de rentabilidad a las billeteras virtuales

En ese sentido, la plataforma les permite a los municipios brindar canales de pago digitales para llegar a sus contribuyentes durante las 24 horas del día, todos los días. Entre los medios de pago que utiliza la plataforma para la recaudación de impuestos están: tarjetas de crédito, débito, CBU, DEBIN y receptoras de efectivo, las cuales están protegidas por las normas de seguridad internacionales PCI Level 1.

Cuál es la diferencia con otras plataformas

“No es lo mismo vender un celular, que cobrar una donación, una cuota social, una prepaga o un seguro. Entonces, todas estas corporaciones, llámense municipios, clubes, consorcios, tienen una serie de problemas que no tienen el usuario final. Por ejemplo, tienen sistemas informáticos de distintas generaciones y presentan distintos problemas a los de un comercio”, comenzó diciendo Fabián Barros.

Hoy nuestra plataforma tiene más de dos millones de pagadores, 1.100 entidades entre las cuales hay 360 gobiernos, 120 clubes de fútbol. También hay consorcios, ONGs, prepagas y seguros. En síntesis, todo tipo de organización grande que requiera ordenar sus pagos y su recaudación busca a Pago TIC”, agregó.

Cómo evitar las estafas a través de los códigos QR

Algunos de los municipios que recaudan con esta plataforma son: Municipalidad de Bell Ville, Municipalidad de Río Tercero, Municipalidad de Arroyito, Municipalidad de Cosquín, Municipalidad de Jesús María, Municipalidad de Victoria (Entre Ríos). Municipalidad de Alta Gracia. Entre las entidades gubernamentales, Rentas de Córdoba es uno de sus principales clientes.

Algunas estadísticas de la plataforma muestran que contabiliza más de 1.000.000 de pagos mensuales realizados, más de 2.000.000 de pagadores, y 600.000 adhesiones a pago recurrente.

La transformación tecnológica del Estado

Ante la pregunta de cómo se percibe la transformación digital del Estado, Barros comentó: “Es un problema tanto a nivel público como privado, ya que faltan tres millones de programadores en el mundo y el costo de los programadores es tan alto que se está volviendo prohibitivo para las propias empresas, y mucho más para los gobiernos”, se lamentó.

Cómo funciona la plataforma con los municipios

La plataforma recibe las solicitudes de cobro por todas las vías posibles. Genera un checkout avanzado desde el cual el contribuyente tendrá todas las opciones posibles de pago puntual y recurrente a su disposición.

"Tenemos una tecnología con la que se puede conectar cualquier tipo de sistemas. Este es nuestro milagro. Nuestra plataforma es como un gran Google Translator, de un lado hablamos el idioma de los medios de pago, y del otro hablamos el idioma del Cobol, del PL/SQL, del PHP. Aceptamos cualquier tipo de formato de archivos, de conexión y logramos conectar cosas imposibles. De hecho, tenemos un área que se llama de Integraciones Imposibles. Desde ahí integramos cualquier tecnología sin que el municipio o la entidad tenga que invertir un centavo”.

Qué es el Debin y cómo evitar el fraude con este tipo de transferencia bancaria 

El contribuyente recibirá un comprobante en tiempo real con código QR desde el cual puede verificar su validez. El sistema del municipio recibirá una notificación en tiempo real con el resultado del pago e información transaccional. Todas las transacciones son consultables en cualquier momento, así como un archivo de caja para la conciliación contable/financiera.

En cuanto a la adaptación de los municipios y gobiernos a esta manera de pago, Barros aseguró que ya llevan desde el 2013 implementando este sistema. “Ya están casi integrados todos los fabricantes de software de municipios con nosotros y de clubes de fútbol también. Entonces, es muy sencillo darse de alta y cada día se suman más entidades”.

“Después hay un a curva a la que llamamos de construcción de confianza, que es que la gente se da cuenta del servicio que prestamos y que estamos siempre disponibles para responder sus dudas. Parte del Pago Respetuoso es eso: preavisarle al contribuyente el pago, contestar siempre por mail, por redes sociales y acompañar el proceso de adopción del sistema. Sobre todo, en la gente mayor que a la hora de pagar no sabe cómo hacerlo”.

E-commerce: el 44% de los emprendedores digitales contrata entre dos y cinco personas

Lo más difícil del proceso para implementar este sistema de pagos a gran escala es el cambio cultural por parte de algunos funcionarios. El éxito del proyecto ha dependido más de las limitaciones culturales que de otros factores. También lo impide, en menor medida, las posibilidades técnicas. “Hay clientes que se integran al sistema en una tarde, y otros que tardan años”, agregó.

Esta plataforma se ha convertido en un ejemplo de complementariedad entre las fintech y el mercado bancario. Es una empresa de tecnología que complementa los servicios bancarios, “no es nuestro negocio explotar el dinero, sino ofrecer soluciones técnicas”, aseguró Fabián Barros.

LR