ECONOMIA
Alerta roja

Productores pymes bonaerenses aseguran que la sequía es "alarmante" y piden más ayuda

La provincia de Buenos Aires atraviesa una crisis severa. los productores gestionaron 5000 millones de pesos en créditos pero para la FEBA, "no alcanza". Piden más ayuda.

Impacto de la Sequía en Productores bonaerenses
Impacto de la Sequía en Productores bonaerenses | Cedoc Perfil

La situación de la sequía "es alarmante", dice Camilo Alberto Kahale, presidente de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA). Y agrega: "Gran parte del interior bonaerense está muy golpeado por este fenómeno climático. Es una situación muy difícil para la gente del campo, que afecta de forma directa a muchos otros rubros productivos de la Provincia de Buenos Aires”.

Kahale hizo declaraciones luego de analizar los datos del último reporte SISSA regional que monitorea la situación climática, y que muestra cómo el déficit hídrico empeora en las distintas zonas del país. “Junto con Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, nuestra provincia es una de las más golpeadas”.

De acuerdo a un informe del Sistema de Información sobre Sequías para el Sur de Sudamérica (SISSA), más de la mitad del territorio argentino sufre el impacto de la sequía. 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

La importancia del gas y la energía hidráulica rumbo a una matriz sustentable

Según el cuadro de situación desarrollado por SISSA, el campo bonaerense atraviesa una de las sequías más extremas de las últimas décadas: el 75,15% de su superficie sufre una sequía entre excepcional a extrema, mientras que el 8,98% atraviesa déficit hídrico severo, el 5,37% moderado y sólo el 5% anormalmente seco. 

“El campo está en alerta roja", comentó Kahale. "Solo el 5% de la provincia se está salvando de la escasez de agua. Los productores y empresarios del campo, al igual que los comerciantes que trabajan relacionados con este sector, necesitan la ayuda de las autoridades para sobrellevar las consecuencias económicas de esta sequía excepcional”, agregó. 

Recurriendo a organismos oficiales locales, la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías, integrada por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, también advierte sobre la gravedad de la situación. Calculan unas 140 millones de hectáreas afectadas por la sequía, de las cuales más de 7 millones se encuentran en situación de gravedad. También destacan que las tres provincias más golpeadas son Buenos Aires (44 partidos), Santa Fe (4) y Entre Ríos (5).

Ayuda que no alcanza

Hasta el momento, entre otras medidas, el Gobierno Bonaerense ofreció un Aporte no Reintegrable para la Agricultura Familiar ante eventos climáticos adversos que otorga montos de hasta $200.000, destinados a la recomposición de la infraestructura dañada, la adquisición de insumos productivos para reiniciar el ciclo de producción y la reposición de animales muertos o afectados.

También cuenta con una Línea de Financiamiento Ante Eventos Climáticos Extremos con montos de hasta $1.500.000 y tasa del 35% para el reinicio del ciclo productivo, y otra de Financiamiento para Prevención y Mitigación de Emergencias

El Gobierno acordó con el FMI un cambio de metas de acumulación de reservas para 2023 por la sequía

“El Gobierno provincial, a través del Banco Provincia, otorgó financiamiento con tasas especiales.. Hasta fines del mes pasado, los créditos ya superaron los $5.000 millones. Esto es de gran ayuda para el sector, pero la sequía es de tal magnitud, que se necesita más apoyo y acompañamiento a todos los golpeados por este impacto climático”, asegura Kahale.

“La actitud que ha tomado el Gobierno de la Provincia es muy positiva, Sabemos que el país no está pasando por un buen momento desde lo económico, pero es importante seguir de cerca la situación del sector agropecuario pyme, tan necesario para salir de esta crisis que nos viene golpeando desde hace muchos años”, sostuvo el presidente de FEBA.

La emergencia es Nacional

A nivel nacional, de acuerdo al grado de emergencia declarado por los productores, siguen activas las siguientes medidas: Fondos rotatorios para llegar a los pequeños productores, los mismos se harán a través de convenios con Provincias, Municipios y/o Cooperativas Agropecuarias; Suspensión de Anticipos de Impuestos a las Ganancias; Suspensión de juicios de ejecución fiscal y de embargos de Cuentas Corrientes; Desafectar del cálculo de impuestos a las ganancias a los productores que hayan realizado ventas forzosas de hacienda por el impacto de la sequía; y Refinanciación de pasivos bajo las mismas condiciones en que fueron otorgados los créditos.

EL titular de FEBA reconoció que están en continuo diálogo con las cámaras de empresarios bonaerenses del interior de la Provincia. "Estamos atentos a las necesidades de los productores y comerciantes a medida que continúa golpeando la sequía, porque la crisis continuará más allá de lo que dure esta situación climática", adelantó Kahale.

LR