ECONOMIA
Desafío cambiario

¿Peligra la acumulación de dólares? Los obstáculos que amenazan el plan de Caputo

El empeoramiento de las perspectivas de la cosecha, la apreciación cambiaria y la mayor demanda de divisas por parte de importadores se presentan como desafíos a sortear para el gobierno de Javier Milei en su cruzada por acumular moneda extranjera.

20230114_toto_caputo_na_g
Plenarios. No estuvieron presentes ni Luis Caputo ni Federico Sturzenegger. | NA

A pesar de que el Banco Central lleva comprados más de US$ 8.500 millones en la era Milei, la acumulación de dólares colisionará con una serie de obstáculos endógenos y exógenos que dificultarían la meta de US$ 10.000 millones de reservas internacionales pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la última revisión del acuerdo incumplido por la gestión de Alberto Fernández y reflotado por La Libertad Avanza.

Con el salto del tipo de cambio de 118% a mediados de diciembre y la opción para los exportadores de liquidar el 20% de sus divisas al contado con liquidación (CCL), el Ministerio de Economía aceleró el ritmo de las exportaciones y se garantizó un flujo de moneda extranjera al potenciar la venta de bienes y servicios al exterior.

Dólar a la baja: cuáles son los motivos que ven los economistas

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

En simultáneo, el BCRA acaparó el mostrador de compra en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), manteniendo a raya la participación de los importadores. A la par de la instrumentación del Bono para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL) a fin de regularizar la deuda comercial de los agentes que importan con sus proveedores externos, se habilitó a cuentagotas el mercado cambiario a privados para hacer frente al pago de importaciones.

Con un ojo puesto en la liquidación de la cosecha gruesa, que comenzará entre marzo y abril, el Gobierno apunta a consolidar las arcas del Central y sanear su balance de cara al proyecto dolarizador que agitan tanto Milei como el ministro de Economía Luis Caputo.

Sin embargo, el ingreso de dólares podría mermar por un empeoramiento del pronóstico de la campaña agrícola a raíz de la ola de calor y la caída de los precios internacionales de los commodities; una mayor demanda de importadores; una apreciación del tipo de cambio por la dinámica inflacionaria, y el sostenimiento del esquema blend de 80/20 para exportadores.

 

Cosecha gruesa: ingresarán menos dólares de los esperados

Un informe de Fundación Capital, la firma de Martín Redrado, señaló que si bien las exportaciones agrícolas sumarían unos US$ 9.400 millones extra en 2024, "resultan casi US$ 6.000 millones menos que las estimadas previas, en un contexto de baja en los precios y ante el ajuste en los rindes por el calor intenso y la falta de precipitaciones de las últimas semanas".

Luis Caputo y Santiago Bausili 20240225

Durante la segunda mitad de enero el estado de los cultivos se resintió por la ola de calor que azotó a la región centro de la Argentina y deterioró la cosecha. De hecho, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) recortó en dos millones de toneladas la producción de maíz y de soja a 57 mtn y 49,5 mtn, respectivamente. El recorte implicaría una disminución de US$ 5.980 millones este año, al pasar de un estimado de US$ 37.075 millones a US$ 31.095 millones.

Al fenómeno climático se adiciona la contracción en los precios de los granos en los mercados internacionales por buenas campañas en Estados Unidos y Brasil y una menor demanda de China de materia prima. Por ende, el crecimiento en volumen se verá limitado por el retroceso de los valores.

En tal sentido, el análisis remarcó que "la caja en dólares no resultará holgada hacia delante" y sostuvo que "para lograr cumplir con la meta de reservas pautada con el FMI, es probable la eliminación del dólar blend, que implicaría US$ 13.000 millones extras de realizarse antes de la cosecha gruesa)".

Otro factor que tensará la tenencia de moneda dura será la liberación de las divisas para importadores en el correr de los próximos meses. A eso se suman los pagos de deuda pública y privada que aparecen en el horizonte. La deuda soberana con privados asciende a US$ 4.357 millones.

Transferencias discrecionales: cuánto recibieron las provincias en 2023 y las más perjudicadas por los recortes de Milei

Por su parte, los analistas LCG señalaron que "acumular US$ 7.600 millones para septiembre luce difícil por los compromisos de deuda y habrá que ver si el efecto recesivo y la suba del tipo de cambio serán suficientes para moderar la demanda de dólares para importaciones a medida que los pagos comiencen a regularizarse".

 

La apreciación cambiaria complica el plan de Caputo

Para el estratega en jefe de Cohen, Martín Polo, la estrategia del Banco Central de sostener una suba del tipo de cambio oficial del 2% mensual en un contexto de alta inflación "ya le costó un 30% de pérdida de competitividad desde el salto cambiario en diciembre, está casi en línea a la corrección de agosto (cuando subió el dólar a $350) y un 10% más abajo al último cuarto de 2019".

"Además, si bien se espera una inflación en febrero que podría bajar del 15%, no habría demasiado espacio de baja para marzo y abril. Manteniéndose el ritmo actual de devaluación, hacia fines de abril la competitividad respecto del salto de diciembre ya habría perdido casi el 55%, quedando un 8% por debajo del valor previo al salto de agosto de 2023", graficó Polo.

Y advirtió: "Si bien esto no implica que el Gobierno no lo pueda hacer, de continuar esta estrategia en el futuro tendremos los problemas recurrentes en el balance de pagos, situación que se agrava por el deterioro que vienen teniendo los precios de las exportaciones".

La expectativa de inflación anual cayó casi 60 puntos: es del 170,8%, según la Universidad Di Tella

En caso de que los agroexportadores perciban que el dólar quedó atrasado respecto de la inflación, podrían optar por atesorar los granos y aguardar a un tipo de cambio más propicio para liquidar sus billetes verdes en el MULC. Esta dinámica restringiría el flujo de divisas.

Un reporte del grupo financiero Aurum Valores alertó que con el ritmo devaluatorio de 2% por mes que defiende el Central, el nivel de apreciación cambiaria ya ubica al tipo de cambio real en el rango de la gestión de Mauricio Macri antes de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) de 2019.

"En consecuencia, nos parece cuanto menos temerario seguir manteniendo la estrategia de un crawl muy bajo que va a crear un creciente riesgo de nuevos desequilibrios", deslizaron al considerar que el atraso cambiario "podría generar una necesidad de un nuevo salto discreto del tipo de cambio que podría obligar a un nuevo y significativo reajuste de precios relativos".

Desde GMA Capital coincidieron bajo el argumento de que los aumentos en los contratos de dólar futuro son un indicio de que el crawling peg -devaluación controlada- "tendría los días contados". "La erosión de la competitividad, aunque la coyuntura ahora tolere un menor tipo de cambio real, existe. Asumiendo la inflación del REM y un ritmo de avance cambiario de 25 mensual, la cotización mayorista de $ 839 caería, a precios de hoy, hasta los $ 500 hacia julio", dictaminaron.

MFN