miércoles 05 de octubre de 2022
ECONOMIA PRECIOS Y HABERES

Por la inflación, en cinco años los jubilados que cobran la mínima perdieron $ 345 mil

Según un informe realizado por el Iaraf, el reciente aumento del 15,5% anunciado por el Gobierno esta semana, más el bono de $ 7.000 que se cobrará en tres meses y llevará la mínima por ese período a cerca de $ 50 mil, además de los bonos que se darán a partir del mes próximo, no alcanzan para compensar lo que deberían haber percibido siguiendo la suba de precios. Polémica entre el Gobierno y la oposición por las modificaciones en el cálculo de haberes de ley movilidad jubilatoria.

13-08-2022 01:57

El Gobierno anunció la semana pasada un aumento del 15,5% para las jubilaciones mínimas y el pago de tres bonos “de hasta $ 7.000” desde septiembre y hasta noviembre inclusive, como parte de la ley que establece ajustes trimestrales y para compensar la pérdida del poder adquisitivo por la inflación.

Sin embargo, un informe del Iaraf hecho sobre la base de datos oficiales dio cuenta de que “si se quisiera compensar la pérdida del último trimestre (junio-agosto), el bono debería ser de $ 36.521, y de $ 47.846 para el último semestre.

Ahora, para compensar lo no percibido en el último año, es decir, agosto 2022 contra igual mes de 2021, ese refuerzo debería alcanzar $ 90.746, y lo acumulado desde diciembre de 2017, cuando se cambió la ley de movilidad jubilatoria en medio de una sesión de la Cámara de Diputados con incidentes en la plaza de los Dos Congresos, el bono debería ser de $ 345.600.

“Estos valores reflejan que la elevada y persistente inflación de los últimos años ha erosionado de manera importante el poder adquisitivo de la clase pasiva, incluso la que cobra los haberes mínimos”, destacó el informe elaborado por Nadin Argañaraz, especialista en temas tributarios y previsionales, y al que tuvo acceso PERFIL.

La fórmula combina 50% recaudación Anses y 50% de variación salarial

Expresado de otra manera, en los últimos 56 meses los jubilados que cobran la mínima perdieron 6,7 jubilaciones.

El informe del Iaraf recordó que en los cincuenta y seis meses transcurridos entre diciembre de 2017 y agosto de 2022, “la inflación promedio mensual minorista ha sido del 3,5%, aproximadamente”.

Este nivel tan elevado ha erosionado el poder adquisitivo de los sectores sociales con ingresos fijos, principalmente jubilados y pensionados, asalariados y receptores de asignaciones.

En este documento se analiza la situación particular de los jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo, que en la actualidad es de $ 37.500 mensuales (pasará a $ 50.353 en septiembre).

La ley asegura cuatro aumentos por año y son aplicables cada tres meses

Sacando agosto de 2020, “la tendencia descendente es clara. Este mes un jubilado con la mínima debería estar cobrando $ 49.600 (y no $ 37.500) para tener igual poder adquisitivo que el que había tenido en agosto de 2017”.

A partir de ese reajuste debería “seguir cobrando lo mismo que la inflación que se tenga”.

En síntesis, el haber de agosto tiene una pérdida real del 24% respecto del haber de agosto de 2017. “Esto significa que si se quisiera recuperar el poder adquisitivo” de ese período “habría que subir el haber un 32% y de ahí que siga a la inflación”, destacó el documento.

Si se aumentase el haber un 32% y luego lo necesario para no perder con la inflación, se les aseguraría a los jubilados el mantenimiento del poder adquisitivo de hace unos años, de ahora en adelante, “pero, obviamente, eso no compensaría nada del poder adquisitivo perdido en los últimos años” y de ahí la necesidad de otorgar un bono de hasta $ 345.000 para equiparar los niveles de diciembre de 2017.