miércoles 28 de septiembre de 2022
ECONOMIA Coyuntura propicia

Vaca Muerta: la exportación de GNL podría generar u$s 27 mil millones al año

Un informe de Fundar e IDEA analiza la potencialidad del GNL en el país en un contexto en que la demanda mundial seguirá creciendo fuertemente.

01-09-2022 12:06

La demanda internacional de Gas Natural aumentó en gran magnitud a lo largo de las últimas décadas y seguirá creciendo todavía más debido al rol esencial del recurso en la transición energética. Entre 2001 y 2021, el crecimiento anual del consumo de gas fue del 2,66% en promedio, y el de su comercialización internacional, del 4,1%

El dato toma mayor relevancia ante la expectativa que hay este jueves por el cierre de un acuerdo millonario entre YPF y la empresa malaya Petronas que, prevé una inversión inicial de US$ 10 mil millones que podrían escalar hasta los US$ 40 mil millones en una década. 

En ese sentido, IDEA y FUNDAR elaboraron un análisis en el que detallan los aspectos esenciales para establecer un marco regulatorio a fin de de exportar Gas Natural Licuado aprovechando al máximo el contexto y la ventana de oportunidad que se le presenta a la Argentina por la coyuntura global. 

Expectativas por el acuerdo millonario entre YPF y Petronas para exportar gas al mundo

El contexto presenta una oportunidad única para que el alto nivel de recursos gasíferos de la Argentina se destine al abastecimiento de la demanda mundial, “pero hay que actuar ahora”, antes de que la demanda de combustibles fósiles disminuya de manera significativa a causa de la transición energética, sostiene el documento elaborado por Guido Zack, Daniel González y Nicolás Acero

¿Cómo se vería beneficiada la Argentina con la exportación de GNL? 

“La importancia del sector, más allá del empleo y la producción que genera, son las divisas que le puede proveer a la Argentina. Hoy vivimos una situación macroeconómica muy difícil; sin crecer en los últimos once años; con una inflación cada vez más elevada. Una situación que todos conocemos”, comenzó diciendo Guido Zack, director de Economía en FUNDAR en diálogo con PERFIL. 

El economista advirtió que la “principal variable que explica que este problema de la Argentina es la falta de dólares”.  

La proyección de superávit de la OPEP podría enmascarar un déficit

La explotación de Gas Natural Licuado tiene “un potencial exportador como ningún otro recurso en la Argentina. En el informe fuimos muy conservadores en los cálculos del potencial exportador del país al calcularlo en US$ 27 mil millones anuales por 30 años. Es el único sector del que tengamos conocimiento que tiene un potencial exportador tan importante”, señaló. 

Para aprovechar la oportunidad se necesita un nivel de inversiones nunca antes visto en la Argentina. “Solo para la planta de licuefacción y en las instalaciones asociadas se requieren alrededor de 15.000 millones de dólares, sin considerar las inversiones requeridas en el desarrollo del upstream y midstream. El sector privado local, incluyendo a YPF, asociándose con compañías internacionales, está en condiciones de conseguir el financiamiento y de construir y operar el proyecto”, sostiene el documento. 

“El volumen de los recursos gasíferos de Vaca Muerta, por otra parte, permitiría garantizar el abastecimiento pleno de la demanda local (segmento residencial, comercial, industrial y usinas) a precios razonables y sin cortes”, consigna el estudio. 

El rol del GNL en la recuperación económica

En esa línea, Zack remarcó que el recurso “en un potencial plan de estabilización de la Argentina tiene que tener un papel protagónico porque es el que puede ofrecer las divisas necesarias para estabilizar la macroeconómica”. 

El potencial exportador de Vaca Muerta

Aunque advirtió que hacer realidad estos proyectos requiere una política de Estado que se plasme en una ley específica que sea votada por amplia mayoría que defina con claridad los requisitos para desarrollar la producción de gas natural y la exportación de GNL. “Esta política debe garantizar tanto el abastecimiento de la demanda local como el de las terminales licuefactoras”. 

Zack también destacó que el sector mismo puede ayudar al resto de los rubros que componen la economía argentina a “que tengan divisas para importar maquinaria, insumos, crecer y satisfacer la demanda de dólares de los ahorristas”. 

Cómo debería ser abordada la ley de GNL propuesta en el informe

  • Estabilidad Fiscal: aquellos proyectos que hayan sido aprobados para ser beneficiarios de la ley de GNL no podrán ser afectados por nuevos tributos, aumento de alícuotas, derogación de exenciones, eliminación de deducciones o modificación de procedimientos para que se incremente la base imponible. Debieran, además, analizarse mejoras en los impuestos a las ganancias e IVA, como la amortización acelerada, la deducción de quebrantos impositivos y el reintegro de créditos fiscales.

Por el lado de las retenciones a las exportaciones, su nivel no debería interferir con la rentabilidad razonable de las inversiones de este tipo, al tiempo que debería garantizar que el conjunto de la sociedad argentina pueda compartir los beneficios de potenciales ganancias extraordinarias ante un contexto de precios internacionales muy elevados. 

Las importaciones debieran estar exentas de derechos de importación a fin de disminuir los costos del proyecto. Finalmente, las regalías a la producción de hidrocarburos no necesitan ser modificadas, pero sí confirmar la exención del impuesto a los ingresos brutos y del impuesto a los sellos.

  • Libre disponibilidad de divisas y acceso al mercado de cambios: un porcentaje de los ingresos provenientes de las exportaciones de GNL debe ser de libre disponibilidad del exportador y no requerir su liquidación. Hay que considerar además un mecanismo de acceso preferencial al mercado de cambios para la etapa de inversión.
  • Estabilidad regulatoria: contratos en firme de largo plazo para el aprovisionamiento, almacenamiento, logística y exportación, sin posibilidad de redireccionamiento, transporte, separación, 
  • Sustentabilidad: adaptarse a los estándares internacionales de reducción de emisiones de CO₂ y ausencia de emisiones de metano. 

La ventana de oportunidad es ahora

Al ser consultado sobre si el gobierno está desatendiendo el potencial de Vaca Muerta, Zack respondió que “no”. “Pienso que está progresando, pero es una oportunidad que hoy existe, una oportunidad muy, pero muy atractiva y que si no la aprovechamos ahora lo vamos a lamentar”. 

El Estado quiere comprar YPF y no venden gasoil

“La ventana de oportunidad es ahora porque el gas va a jugar un papel muy protagónico en lo que es la transición energética mundial hacia las energías verdes. Hoy existe la oportunidad, todas las estimaciones de organismos internacionales muestran que la demanda de Gas Natural va a ser muy fuerte y Argentina tiene muchas cantidades de ese recurso", agregó el director de Economía en FUNDAR. 

“Una vez que están dadas las condiciones, concretar un proyecto de esta envergadura demora entre cinco y siete años. Los beneficios no se van a percibir ni en este Gobierno ni en el próximo, lo que constituye una oportunidad única para que todo el arco político trabaje en función de un objetivo común”, advierten los expertos en el informe. 

¿Y el acuerdo con Petronas? 

“El acuerdo con Petronas demuestra que hay empresas muy grandes del mundo que están interesadas en invertir un monto nunca visto en la Argentina para el desarrollo del sector”, agregó Zack. 

“Sin dudas es una excelente noticia que una empresa como Petronas que es una de las más grandes del mundo en la producción de GNL esté interesada en hacer un acuerdo con YPF para explotar los recursos de Vaca Muerta ¡es una excelentísima noticia!”, comentó. 

Por la tendencia positiva, ¿es buen momento para comprar acciones de YPF?

No obstante, Zack advirtió que Petronas podría pedir “ya que resulta algo indispensable” que la ley de GNL salga con una mayoría muy amplia en el Congreso. “Es decir, que todo el arco político esté alineado en este proyecto para que no sea interrumpido con un eventual cambio de gobierno, puesto que esto espantaría a las empresas, por lo que es clave el consenso y las políticas de Estado”. 

Fundar e IDEA son dos organizaciones de procedencias diferentes que se aliaron para consensuar una propuesta viable de desarrollo para el GNL, aun cuando no comparten todas sus ideas. “Este es un sector estratégico que puede ser clave para superar el laberinto del estancamiento en el que estamos inmersos. La cuestión requiere de consensos amplios: antes de exigírselos a otros, decidimos dar prueba de que son posibles”

LR