domingo 31 de mayo de 2020 | Suscribite
EQUIPO DE INVESTIGACIóN / Administración pública
miércoles 4 marzo, 2020

Altos cargos y una gran caja: así es el Estado que controla La Cámpora

Los militantes del grupo que lidera Máximo Kirchner ocupan puestos clave en la estructura gubernamental. Influencia y poder en mano de los jóvenes camporistas. Además del manejo de un presupuesto millonario.

Militantes de La Campora en la asunción de Fernández. Foto: CEDOC
miércoles 4 marzo, 2020

Con la llegada de Alberto Fernández a la presidencia de la Nación, muchos dirigentes de La Cámpora, la agrupación kirchnerista que lidera Máximo Kirchner, se ubicaron en puestos importantes de la estructura estatal, ya sea por las funciones que deben desempeñar a diario o, en el mejor caso, por las millonarias partidas presupuestarias que se manejan: la tan preciada “caja”.

Dado que Fernández decidió prolongar el presupuesto 2019 aprobado durante la administración de Mauricio Macri, hasta tanto se sancione uno nuevo cuando finalice el periodo de Emergencia Económica, los montos que figuran en el sitio oficial del Ministerio de Economía (ver aquí), permiten aproximarse a la realidad presupuestaria de cada entidad. En base a esa documentación oficial, el Equipo de Investigación de Perfil Educación presenta en este informe cuáles son los puestos y los presupuestos que ahora controlan los jóvenes camporistas.

En el gabinete nacional La Cámpora ocupa un sillón muy atractivo: el Ministerio del Interior, conducido por Eduardo "Wado" de Pedro. De acuerdo con el presupuesto 2019, los fondos de la cartera que antes estaba bajo el ala de Rogelio Frigerio superaron los 52.000 millones de pesos. Cabe recordar que a este monto hay que sumarle unos 95.000 millones de pesos que el Ministerio de Hacienda, entonces a cargo de Nicolás Dujovne, le otorgó a Interior para atender distintos gastos cuando el Gobierno anterior amplió el presupuesto debido a la crisis que se profundizó el año pasado.

Además de obras y beneficios para las provincias, el Ministerio del Interior es famoso en la política nacional porque es el encargado de administrar los Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Estos fondos, que representan el 1% del total de impuestos participables, siempre fueron manejados de forma discrecional y se distribuyen entre provincias y municipios para atender desequilibrios financieros y situaciones de emergencia.

Si bien hasta el momento la nueva administración no giró ATN a ningún gobierno local o provincial, de acuerdo a datos oficiales a los que pudo acceder el Equipo de Investigación, entre 2015 y 2019 este mismo Ministerio entregó a municipios y provincias un total de 13.602 millones de pesos, lo que fija la pauta de hasta dónde puede llegar la puja de poder en torno al pedido de dinero.

 

20192411_maximo_kirchner_wado_depedro_piemonte_g.jpg


Pero si se trata de presupuestos camporistas, una de las cajas más importantes –siempre de acuerdo con el presupuesto 2019, que es el que aplica actualmente–, es la del Programa de Atención Médica Integral (PAMI), cuya titular es la nueva directora ejecutiva Luana Volnovich, quien estuvo en el centro de la polémica a pocos días de asumir porque nombró al frente de la Gerencia de Comunicación y Relaciones Institucionales a su hermano, Guido.

De acuerdo con el boletín del PAMI fechado el tres de enero del año pasado, la obra social de los jubilados tiene asignado un presupuesto que supera los 199.688 millones de pesos. De ese total, según aseguró la titular del organismo a principios de febrero, se utilizarán 30 mil millones de pesos para cubrir 170 medicamentos esenciales que componen el vademécum al que podrán acceder todos los afiliados.

La Agencia de Bienes del Estado (AABE), también es un organismo que cuenta con un representante de La Cámpora en un puesto de poder. Si bien su presidente es Martín Cosentino, hombre del sciolismo y titular del PJ de Vicente López, su segundo es Juan Agustín Debandi, un representante camporista que en las últimas elecciones perdió la intendencia de Tres de Febrero en manos de Diego Valenzuela.

La importancia de tener un sillón con peso dentro de este organismo no se observa en la partida presupuestaria, sino en que es el encargado de la venta de bienes recuperados de la corrupción. Muchos de esos bienes que fueron confiscados por la Justicia en varias oportunidades, pertenecen a asesores, testaferros y ex funcionarios del kirchnerismo.

Para tener un panorama de los números que se manejan en esta agencia, durante la gestión de Cambiemos la AABE se caracterizó por la puesta en valor y la subasta de predios estatales con poco uso, lo que permitió generar una millonaria caja. Entre 2017 y 2019 se acumularon más de 1.000 millones de dólares, solamente en concepto de licitaciones de terrenos.

Por el lado de las empresas estatales más importantes, La Cámpora también desembarcó en Aerolíneas Argentinas. Aunque desde hace años la línea aérea de bandera viene arrojando déficits enormes –el de 2019 superó los 1.600 millones de pesos–, es una compañía que mueve montos interesantes. Su nuevo titular, Pablo Ceriani, hombre cercano a Axel Kicillof que ya había trabajado en Aerolíneas Argentinas en el área de Finanzas durante la gestión de Mariano Recalde, administra un presupuesto de 70.000 millones de pesos, aproximadamente, según consta en el Plan de Acción y Presupuesto para el año 2019.
 


Aunque ocupa un papel menor, en la línea aérea estatal, también está el camporista Carlos Figueroa, director de Asuntos Corporativos, que tuvo su paso por los medios como notero de Duro de Domar y gerente de noticias de Canal 7, durante el final de la gestión kirchnerista.

La otra empresa estatal que cuenta con camporistas en lugares importantes es Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). En la petrolera a cargo de Guillermo Nielsen, los referentes de La Cámpora son Santiago “Patucho” Álvarez, encargado del área de Marketing y Comunicación; y Desiré Cano, en el área de Prensa. 

Aunque aún no se presentó el presupuesto 2020, el año pasado la empresa realizó inversiones por 3.200 millones de dólares. Para este año, según trascendió semanas atrás, la petrolera estatal planea un desembolso de capital de 2.200 millones en moneda estadounidense aproximadamente, que estarán destinados a la exploración, producción, equipos de perforación, nuevos pozos y desarrollos. Además, entre enero y septiembre de 2019, YPF tuvo ingresos por 471.685 millones de pesos.

La Cámpora también está presente en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). En el organismo encargado de pagar las jubilaciones, pensiones, asignaciones universales y familiares a más de 14 millones de personas. Secundando al titular Alejandro Vanoli aparece como secretario general el camporista Santiago Fraschina. Siempre de acuerdo con los datos de 2019, el presupuesto de esta entidad que se financia con los aportes y las contribuciones, supera los dos billones de pesos.
 

Otro lugar importante es el que ocupa la especialista en derecho tributario, Virginia García. La nueva titular de la Dirección General Impositiva (DGI), además de ser la tía de los nietos de Cristina Kirchner y ex cuñada de Máximo, fue senadora nacional con silla en el Consejo de la Magistratura y, antes de llegar al Congreso, tuvo un paso por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), cuando fue directora del organismo en Río Gallegos.

Como ocurre con el caso de la AABE, la importancia de este organismo está en sus funciones: además de ser el área encargada de fiscalizar y recaudar el pago de los principales impuestos nacionales, esa dirección siempre fue utilizada como una herramienta de relacionamiento con los gobernadores. De García también depende la Subdirección General de Operaciones Impositivas de Grandes Contribuyentes Nacionales, encargada de monitorear las empresas más importantes del país, es decir, fortunas de familias como pueden ser Rocca, Bulgheroni, Eurnekian, Macri y Caputo.

La última caja de La Cámpora es la del Correo Argentino. La nueva presidenta de la principal empresa postal del país, Vanesa Piesciorovsky, que durante la gestión kirchnerista había sido vicepresidenta de la entidad y ahora administra un presupuesto que ronda los 9.000 millones de pesos.
 

Luana Volnovich, junto a un grupo de jubilades.


Otro figura de La Cámpora en el gobierno de Alberto Fernández es el secretario de Justicia, Juan Martín Mena. De profesión abogado, Mena formó parte del gobierno de Cristina Kirchner cuando se desempeñó como subsecretario de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), cuando el titular de dicha área era Oscar Parrilli. 

Por último, de todos los cargos electivos que los referentes de La Cámpora disputaron en la provincia de Buenos Aires, la única ganadora fue Mayra Mendoza. La nueva jefa comunal del municipio de Quilmes, aprobó en diciembre último un presupuesto que supera los 12 mil millones de pesos y le genera a la agrupación kirchnerista un gran aparato territorial en el segundo cordón del Conurbano.

Todos los funcionarios mencionados en este informe fueron contactados por el Equipo de Investigación, pero no respondieron los llamados o no quisieron realizar declaraciones.
 

El Equipo de Investigación es dirigido por Rodrigo Lloret y está integrado por los mejores egresados del Posgrado en Periodismo de Investigacion y la Escuela de Comunicación de Perfil Educación.

Mail: equipo@perfil.com / Twitter: @EquipoPerfil


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5012

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.