jueves 02 de abril de 2020 | Suscribite
ESPECTACULOS / julieta diaz
sábado 16 noviembre, 2019

"Creo que 'Pequeña Victoria' hará historia"

La actriz viajará a El Cairo a presentar el film La forma de las horas. Critica el poco apoyo del Incaa al cine nacional, dice que hará una película con Carla Peterson, y empezará una serie en Netflix. Y espera que el próximo gobierno cambie las cosas.

por Gustavo Mendez

Viaja a El Cairo con el filme independiente La forma de las cosas, grabará una serie con Netflix y hará teatro junto a Javier Daulte. Reivindica muy fuerte la tira Pequeña Victoria, cree que Cristina se “aggiornó” y espera que Alberto sostenga sus promesas. Foto: cichero
sábado 16 noviembre, 2019

Julieta Díaz recibe a PERFIL en su departamento de Barrio Norte. “Perdón por el cambio de lugar pero la niñera no pudo venir”, dice Díaz, madre de Elena Antonia, de cuatro años, y quien automáticamente ofrece café, té, mates, agua, nueces y hasta galletas de arroz. La actriz no disimula el entusiasmo por el flamante estreno de La forma de las horas, película de Paula De Luque, que protagoniza con Jean Pierre Noher y en la que participa Paula Robles. “Queríamos filmar, el Incaa está complicado, decidimos autogestionarnos, formamos El Club Solidario, y el año pasado la filmamos en Cariló”, cuenta la también protagonista de Pequeña Victoria (Telefe). Díaz y De Luque pasaron por el Festival Gramado, Brasil, en agosto y tienen los pasajes con fecha para el 20 de noviembre para presentar el film en el Festival de Cine de El Cairo.  

—En una escena de la película fuman marihuana. ¿Cuál es tu postura?

—Para mí hay que lega-lizarlo, he hecho campañas al respecto, apoyando a las madres a cultivar. La única manera para evitar el negocio es legalizarlo, la parte del cultivo medicinal de la marihuana me parece muy importante, y después que cada uno haga lo que quiera.

—¿Creés que con Alberto Fernández el Proyecto de  Ley de Interrupcion del Embarazo pueda aprobarse en el Congreso?

—Hay algunas personas dentro del partido Frente de Todos, que tienen otra postura, una línea peronista más conservadora, más lo que sería el pañuelo celeste, eso me preocupa un poco porque mas allá de que yo apoyo al Frente de todos, que estoy muy feliz con esta victoria de Alberto, Cristina y Axel, estuve en el búnker, siento que en ese sentido falta un poco de mirada verde y en coyuntura con el mundo. Estoy esperando como ciudadana, y por haber puesto mi voto y apoyado a Alberto, que él sostenga lo que ha dicho en tantas entrevistas.

—¿Por qué creés que cambió su postura Cristina?

—Supongo porque todos vamos cambiando algunas cosas, se dio cuenta que tenía que aggiornarse, en avanzar. Y yo creo que las hijas mujeres, interpelan mucho a los padres y a las madres. Me alegra que eso sea así y que no sea ultraconservadora, con algo de querer conservar, algo que no va más. Lo que sí me preocupa es el tema del Estado y la Iglesia que no sean dos cosas separadas, eso para mí es crucial.

—El gremio de los actores y actrices no escapa a la crisis, ¿habrá más fomento a las producciones después del 10 de diciembre?

—Como todos los gremios. Caímos en todos. Lo noto en las propuestas de laburo y en lo que va sucediendo alrededor, todo cambió. Esta película es un ejemplo, no hay fomento real al cine y las financiaciones, podés si hacés películas sostenidas por los canales de tele, por empresas privadas. Yo he hecho un montón de esas películas y me encantan, y me parece que sostiene también a la industria, pero la verdad que hay un montón de otros cines medianos, e independientes totalmente que quedan muy afuera. Yo espero que eso cambie en los próximos cuatro años.  

Las paredes del living, con gran ventanal al pulmón de la manzana, están cubiertas por cuadros, un portarretrato de Díaz en La Celestina con Sergio Surraco y Elena Tasisto, otra foto de Niní Marshall, y sobre la gran mesa ratona rodeada de sillones hay dos libros: Esa mujer, de María Seoane y Víctor Santa María, sobre Eva Duarte de Perón, y otro de Art Nouveau Graphics. “A Eva siempre la admiré, me identifiqué de su convicción, su decisión. Eva fue feminista sin saberlo. Ella se puso de-lante del hombre y armó un quilombo bárbaro”, remarca la actriz que personificó a Evita en el film Juan y Eva.

—Sos hija única, ¿te hubiera gustado darle un hermano a Elena?

—Mirá, yo tengo 42 y me separé del papá de Elena, y no me dan ganas de tener otro hijo. Sí me encantaría que ella tenga hermanas y hermanos.

—¿Elena no te pide tener un hermanito?

—Me parece que por el lado del padre, él sí, tiene ganas de tener más hijos.  

—¿Cómo estás tras la separación?

—Bien, todo bien. Estoy separada hace dos años en marzo.

—¿Cómo tomó la separación Elena?

—Al principio fue difícil, la contuvimos mucho. Me pedía que quería dormir una noche más con los dos, yo le decía “podemos ir a tomar helado, podemos ir a comer, podemos ir a la plaza, podemos hacer un montón de cosas, pero dormir, papá y mamá no son más novios, así que no se puede”. Ella lloraba y me decía “una noche más”, a los dos, ella nos decía que quería dormir otra noche más entre los dos, tenía tres años. Es un aparato, es hermosa.

—¿La foto de la cocina disfrazada de payaso es ella?

—Sí, es muy pícara, muy seductora, y como el padre y la madre, hasta que no logra lo que quiere, viste, es medio quemacoco.

El año que viene Julieta Díaz debutará en Netflix con una serie aunque no puede adelantar nada. “Está basada en un libro de Claudia Piñeiro”, esboza y cuenta que hará una película con Carla Peterson y libro de Alberto Rojas Apel y Jazmín Rodríguez. “Es una comedia, estamos las dos desde el principio y no sabemos quién la va a dirigir”, dice. Díaz se hará tiempo para el teatro. “Un dramón de Lorena Vega, estaré en escena con Tomas Wicz en la primera mitad porque en la segunda mitad voy a hacer una obra que está escribiendo Javier Daulte, con Paola Krum y Gloria Carrá”.  

—¿Qué creés que va a ser “Pequeña Victoria” en la historia de la televisión?

—Creo que Cien días y Pequeña Victoria están marcando historia en la tele. El otro día un taxista me decía “me reenganché, mi mujer mira Netfllix y yo me quedo mirando la novela”, y pregunté: “¿qué onda la historia de Facundo Arana y Mariana Genesio?” El taxista me respondió: “Me encantó”. Rompió todo porque es rara, la menos convencional, el personaje de Inés (Estéves) sale con un pibe mucho más joven, mi personaje está con un tipo como el de Luciano Castro que tiene un período de impotencia y de repente todos los estándares y los íconos sociales de los ganadores y del patriarcado se caen. El “chongo” que baja muñecas como loco, de golpe no puede. Todo está movido y es interesante. Estoy contenta con el final de mi personaje y el de todos, es bastante cerrado. Las historias terminan de una manera, no quedan abiertas.

 

Paula Robles: “Me importa la opinión de Francisco y Juana”

Paula Robles se define como una gran espectadora de cine, confiesa que es un mundo que la empezó a seducir a través de un amigo crítico de películas y decidió tomar un taller de cine durante un año con el director Raúl Perrone en Ituzaingó. Debutó en la pantalla grande haciendo una participación en Acrobacias del corazón (2000), de Teresa Costantini, cuando su hijo, Francisco Tinelli, era un bebé y dos años después nació Juana Tinelli. A los 52 años, y tras presentar Cínicos, de Perrone, en el Bafici el año pasado, en este año formó parte del Club en la que demuestra su nivel de danza en La forma de las horas. “Con Julieta (Díaz), Paula (De Luque), que es amiga y me da mucha confianza, y todo el equipo nos llevamos muy bien durante la filmación en Cariló. Le pusimos mucha garra, todos juntos, para hacer lo que nos gusta, barríamos, hacíamos de comer, bajamos a la playa, pusimos los autos de todos, fue re a pulmón...”, afirma la bailarina y actriz de 52 años.

—¿Con quién estudiaste actuación?

—Estudié con Raúl Serrano dos años, casi un año con Ricardo Bartís, después otro año con Javier Daulte y Alejandro Maci. Tomé muchos talleres de clown con Gabriel Chame y Cristina Moreira.  

—¿Te animarías a protagonizar un film?

—Depende quién me convoca. Pero sí, me animaría a un protagónico. Los desafíos me gustan mucho. Asimismo, estoy enfocada en la danza, y la música, dando clases en institutos separados, doy clases de Alexander de reeducacion psicofísica, y genero actividades artísticas con la gente y grupos con los que trabajo. Lo último que hice fue en el Centro Cultural Sabato durante un mes con la obra Estupendo.

—¿Fran y Juana vieron la película?

—No, la van a ir a ver al Malba este mes.

—¿Te importa la opinión de ellos?

—Sí, claro. Mucho, sobre todo la de Fran que está estudiando cine, se copa mucho con eso, me interesa su mirada. Y en Juana me veo reflejada, es mi hija, es una mezcla de ambos, de Marcelo y mía, y ella es muy personaje. Todos, mis hijos, y los hijos de Marcelo tienen esa característica del arte.  

—Hoy una familia disfuncional es normal...

—Está buenísimo que se haya naturalizado, me parece normal, que es parte de la evolución, del crecimiento de tener una cabeza y un corazón más grandes.

—¿Cómo es tu relación con Marcelo?

—Buenísima. Nos llevamos superbien. Sé que se asocia todo el tiempo, pero prefiero hablar de mi trabajo.

—En los programas de espectáculos se habla de vos...

—Por lo general se habla de mi laburo. No tengo problema, y si se habla de mí en general, hay muy buena onda de la gente.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4953

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.