Soleado
Temperatura:
10º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 22 de septiembre de 2019 | Suscribite
ESPECTACULOS / PREMIOS
domingo 6 enero, 2019

Golden Globes: Quiénes van a ganar y quiénes no deberían perder

Esta noche se entregan los ya tradicionales galardones de la Asociación de Periodistas Acreditados en Hollywood. Nace una estrella, Green Book, El asesinato de Gianni Versace y The Americans son favoritas en sus categorías. Las injusticias.

Juan Manuel Domínguez / Diego Grillo Trubba

Candidatas. Nace una estrella se impondría en su categoría, ganándole a Infiltrado del KkKlan. Green Book, con Viggo Mortensen, favorita en su categoría de comedia. Foto: Cedoc Perfil

Cine:

La primera clave frente a la línea de largada de la temporada de premios 2019 es entender que los Golden Globe son su instancia más relajada y menos importante si tratamos de predecir qué sucederá el próximo 24 de febrero en la nueva entrega de los Oscar. Eso sí, los GG ganan siempre a la hora de anfitriones que saben surfear el tedio dorado y la tensión del momento. Este año la ceremonia la conducen Andy Samberg, genio de la comedia falsamente boba, y Sandra Oh, la actriz famosa por Grey’s Anatomy y hoy parte de la obligatoria serie Killing Eve. En las promos, además del nuevo diseño del Golden Globe, ha quedado clara una cosa: se busca un tono de comedia.

La razón de ese puntapié inicial hedonista que son los Golden Globe es simple: tan solo 88 personas, integrantes de la Asociación de Periodistas Extranjeros Acreditados en Hollywood, votan y eso permite dislates, libertades o gestos –no tan– distintos a los que se dan en ceremonias de premios con muchos votantes (como los Screen Actors Guild Awards, Writers Guild Awards y Oscar). ¿Un ejemplo de esta edición 76 que puede verse por TNT desde las 21? Roma, esa operación de marketing de Netflix (y gran película de Alfonso Cuarón), no está nominada a Mejor Película Dramática mientras que es la gran candidata en cualquier otro evento con alfombra roja. La razón burocrática dice que una película nominada a Mejor Película Extranjera en los GG no puede competir como Mejor Película.

Si bien los Golden Globe son un oasis a la hora del cine, en los últimos años han dejado en claro la forma en que la TV le sirve más como plataforma de posicionamiento (sus premios a series como Marvelous, Mrs. Maisel o Transparent ayudaron a esos títulos). No por nada, al clásico Cecil B. DeMille, premio a una vida en el cine y que esta edición se lleva Jeff Bridges, ahora se suma el Carol Burnett Award, su ecuánime a una carrera en la televisión, que en la primera entrega recibe la misma Carol Burnett.

A la hora del cine, la clave es una temporada raquítica. El vicepresidente: Más allá del poder, el biopic de Adam McKay sobre Dick Cheney, es la película más nominada, con seis aspiraciones, que incluyen Mejor Película Comedia o Musical, Mejor Dirección, Mejor Guión y tres premios en actuación. Green Book: una amistad sin fronteras (se estrena aquí el 14 de febrero) y La favorita (7 de febrero) poseen cinco nominaciones cada una. La primera posee nominaciones a Mejor Guión y Mejor Dirección, mientras que Yorgos Lanhimos, director de La favorita, no posee ninguna nominación (su fuerte son las nominaciones a sus actrices). Se suma Nace una estrella, la adorada ópera primera de Bradley Cooper.

¿Los gestos? La ridícula inclusión de Pantera Negra como Mejor Película Dramática (junto a Infiltrado del KkKlan, Bohemian Rapshody, If Beale Street Could Talk y Nace una estrella). Entre las ignoradas e ignorados, se listan El primer hombre en la Luna, Ethan Hawke (por First Reformed), Viudas (La ignorada de esta edición, y con justicia). A esos ignorados, se suma una torpe trivia que perjudica al evento y que hará enojar a Natalie Portman: todos los nominados a Mejor Dirección son hombres.

Cine_20190106

TELEVISION

Los Globo de Oro poseyeron siempre la sabiduría (centrada al menos en el marketing) de dividir sus galardones entre cine y televisión. Hollywood fue siempre la sumatoria de ambos grupos, por más que décadas atrás quienes vieran la ceremonia no tuvieran la más remota idea de quiénes se estaban subiendo al escenario porque sus series, miniseries o telefilms aún no habían llegado al cable latinoamericano.

Auge de la piratería mediante, las empresas comprendieron que si el tiempo entre el estreno en el país de origen y en el resto de los mercados se extendía, lo más probable era que fuesen a perder público. Desde entonces, los premios televisivos no solo equipararon a los de la pantalla grande, sino que en algunas entregas los superaron. Estos últimos años se caracterizaron por un crecimiento en la calidad de los productos destinados a la
pantalla chica y un empobrecimiento de los del cine (a punto tal que la Disney insiste con que Pantera Negra debería ser reconocida como lo mejor del año, a riesgo de dejar en claro que si eso se destaca, es porque la temporada fue paupérrima).

Este 2019, en lo que a Globo de Oro para televisión se refiere, presenta una serie de particularidades.

En primer lugar, por una decisión ajena a la Asociación de Periodistas Acreditados en Hollywood, falta LA serie. HBO decidió no poner al aire Game of Thrones en 2018, y por ese motivo la mayor legión de fanáticos no solo deberá esperar para ver el ansiado final, que comenzará en mayo, sino que también habrá que aguardar un año para lo que se presume podría ser una ceremonia monopolizada por la fantasía heroica de HBO, algo así como la tercera película de El señor de los anillos en la entrega de los Oscar.

Televisión_20190106

Una consecuencia de esa falta es que las categorías parecieran un tanto venidas a menos. No hay grandes favoritos que apunten a llevarse todo, ni tampoco cadenas empresarias que parezcan monopolizar los galardones. Los periodistas del jurado, como especialistas en equidad, han repartido en forma bastante pareja las nominaciones entre empresas.

Este año no se destacan por sí solas HBO (tiene candidatas como Sharp Objects en drama y Barry en comedia) ni tampoco Netflix (con más chances por el lado de las comedias que del drama, dada la pobre performance del final de House of Cards), y se suman a ese dúo que por lo general concentra la atención dos jugadores: Amazon (Homecoming, The Marvelous Mrs. Maisel y A Very English Scandal) y Fox (The Americans y El asesinato de Gianni Versace, favoritas en sus categorías).

Es probable que la tradición de los Globo de Oro de aguardar al final para entregar el premio pueda beneficiar a The Americans, que nunca ganó hasta ahora. Esos merecimientos no quitan, claro, las probables injusticias de la velada. La miniserie A Very English Scandal es probablemente lo mejor que se vio en el año en la pantalla chica, pero casi seguro deberá ver en todas las categorías en que está nominada que se suba otra persona a recibir su estatuilla.

De injusticias también (o fundamentalmente) están hechos los premios.

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4760

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.