jueves 24 de junio de 2021
ESPECTACULOS Luz Cipriota
09-05-2021 05:15

“Rodar con Woody Allen es algo que creía que no iba a pasarme”

La actriz cuenta desde Madrid cómo fue su caracterización de Lucía Miranda, su papel en la segunda temporada de Luis Miguel, el éxito de Netflix.

09-05-2021 05:15

De adolescente subcampeona nacional de gimnasia rítmica. Hoy actriz, bailarina, cantante y con deseos de dirigir. Profesiones que parecen definir a Luz Cipriota. Desde hace unos años está radicada en Madrid, donde grabó la tercera edición de Las chicas del cable. Pero ahora desde España anticipa que desde esta semana empezará a ser más importante su personaje de Lucia Miranda, en la nueva temporada de Luis Miguel por Netflix. 

—¿Es tu segunda caracterización de una persona real?

—Efectivamente fui Eva Perón en la serie mexicana Rubirosa en el 2018, grabada en República Dominicana. Fue una responsabilidad como ahora lo fue hacer a Lucía Miranda, quien aparece mucho en la televisión. Quise enfocarme en lo que Luis Miguel quiso contar. Es su visión de ella, en ese momento, como mujer de Hugo López, su manager. Eso me ayudó, porque me puse a disposición de lo que se quería mostrar en la historia. Se muestran muchos hechos de la vida real de Luis Miguel y cómo mi personaje influyó.

—¿Por qué modificás tu peinado para caracterizarte?

—Me ayuda el cambio de peinado para componer. No hay ninguna obligación. No es una especificación desde la producción, además hoy en día hay muchas maneras de poder usar pelucas. Pero a mí me sirve que sea con mi propio pelo. Me gusta que la gente cuando lo vea sienta que es real. No quiero que nada distraiga a la historia. Mi cuerpo es mi instrumento. Para hacer El Maestro bajé diez kilos (N.d.R.: fue Bianca, junto a Julio Chávez e Inés Estévez) y me rapé para 2091. Aquí, en este trabajo, sentí que debía cortarme el flequillo. Lo grabamos en tres líneas temporales distintas, por lo cual cada vez que llegaba el momento me lo volvía a cortar.  

—¿Te ayudó el tener tantas escenas con otro actor argentino como César Bordón quien hace de tu marido en la serie?

— Para mí fue toda ventaja el trabajar junto a César Bordón, ya que veníamos de protagonizar una película en la Patagonia, que aún no se estrenó. Se titula Axiomas y la dirigió Marcela Luchetta. Ya teníamos un vínculo. Cuando me enteré que iba a estar en la segunda temporada de Luis Miguel lo primero que hice fue comunicarme con César. Él le habló mucho de mí al equipo y cuando entré a grabar la miniserie me abrió las puertas, aunque era “la nueva”. Todos me dieron la bienvenida. Trabajar con él siempre es un enorme placer.

—Filmaste con actores españoles, mexicanos, italianos, como Valentino Gassman…¿cómo es la técnica argentina?

—Con respecto al nivel actoral nosotros en Argentina no tenemos nada que envidiar. Aquí en Madrid los que quieren estudiar actuación saben que los mejores docentes son argentinos. Soy muy rigurosa y me encanta seguir estudiando. Me gusta mucho la dirección de actores. En Brasil, para cada serie o película están ensayando con los intérpretes dos meses antes. Por eso sus vínculos parecen tan reales. A veces no nos lo podemos permitir por un tema de presupuesto. A nivel técnica tenemos todo en la Argentina.

—En el año 2019 filmaste bajo la dirección de Woody Allen la película “Rifkin´s Festival”. ¿Qué recuerdo te dejó esa experiencia?

—Fue un solo día de rodaje, pero mágico y lo voy a recordar siempre. Creí que no me iba a pasar nunca en mi vida. Todos mis compañeros con muy buena onda. San Sebastián es una ciudad hermosa…será para contarles a mi nietos. Woody Allen es un director muy serio. Todo el set con mucho silencio. Se palpaba un gran respeto y orden. El dirige muy bajito y se te acerca para hacerte alguna corrección. Fue sólo una escena, pero para mí inolvidable.

 

Una vida en España

Se define Luz Cipriota: “Soy bastante apasionada. Me focalizo y me concentro, como buena virginiana”. Bailarina y cantante, incluso se la recuerda cuando integró el reality musical Tu cara me suena. Hoy subraya: “Donde más me desarrollé fue en el teatro musical. En Buenos Aires hice Más de cien mentiras, dedicado a Joaquín Sabina y Frustrados en Baires. Aquí en Madrid terminé la semana pasada Desde el sofá. Estuvimos durante dos meses en el teatro Lara con este unipersonal, escrito y dirigido por Emmanuel De Martino, otro argentino que vive aquí. Pude cantar y bailar sobre un escenario. Es lo que más amo. Sigo queriendo aprender. Doy clases de teatro musical a niños y adolescentes en España y también tengo una escuela en Buenos Aires”.

Continúa: “Madrid fue una de las pocas ciudades del mundo donde enseguida se retomó la actividad, tanto en el teatro como en el cine, con enormes protocolos. Se generan puestos de trabajo para mucha gente. Cuando hice Desde el sofá estaba sola en el escenario y los espectadores tenían barbijo. No había riesgos. Aquí todo debe terminar a las 23 horas. Sé que la Argentina hoy está parada. Siempre estoy abierta para volver a trabajar allí. Aquí recién estoy empezando. En estos tiempos es difícil hacer planes. Iba a viajar a Buenos Aires para filmar una película, pero en estos momentos no acepté. Sigo dando clases. Tengo ofrecimiento para filmar en España, pero nada es seguro. Hoy en día mi casa está acá”.

En esta Nota