ESTADOS UNIDOS
¿Cuándo llega?

Con una nave privada, EE.UU.busca el primer aterrizaje en la Luna después de 52 años

El módulo Nova-C despegó este jueves a bordo de un cohete de Space X desde Cabo Cañaveral, en un viaje que durará una semana. Hubo otras misiones fallidas.

El cohete de Space X que lleva el módulo lunar Nova-C en la Kennedy Space Center de Florida
El cohete de Space X que lleva el módulo lunar Nova-C en Kennedy Space Center de Florida | Imagen cortesía de Cristóbal Herrera/EPA

Un módulo de aterrizaje lunar desarrollado por la empresa aeroespacial Intuitive Machines, con sede en Houston, despegó desde Florida en las primeras horas del jueves con el objetivo de llevar a cabo el primer aterrizaje lunar de Estados Unidos en más de medio siglo, y además, ser el primero realizado por una nave espacial de propiedad privada.

El módulo de aterrizaje, llamado Nova-C y apodado Odysseus, fue lanzado poco después de la 1 am EST a bordo de un cohete Falcon 9 de SpaceX, propiedad de Elon Musk, desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral.

Una transmisión en vivo de NASA-SpaceX mostró el cohete de dos etapas y 25 pisos rugiendo desde la plataforma de lanzamiento, ascendiendo hacia el oscuro cielo sobre la costa atlántica de Florida, seguido por una columna de escape de color amarillento.

El lanzamiento, originalmente programado para la mañana del miércoles 14, fue pospuesto 24 horas debido a temperaturas irregulares detectadas en el metano líquido utilizado en el sistema de propulsión del módulo de aterrizaje. SpaceX informó que el problema se solucionó posteriormente.

Tiroteo en EE.UU: un muerto y nueve heridos durante el desfile del campeón del Super Bowl en Kansas

Primer aterrizaje a la superficie lunar de una misión privada

Aunque se trata de una misión de Intuitive Machines, el vuelo IM-1 lleva seis cargas útiles de instrumentos de la NASA diseñados para recopilar datos sobre el entorno lunar. Esto es parte de la preparación para el regreso planeado de los astronautas a la Luna por parte de la NASA durante esta década.

El lanzamiento del jueves tuvo lugar un mes después de que el módulo de aterrizaje lunar de otra empresa privada, Astrobotic Technology, experimentara una fuga en su sistema de propulsión en su camino hacia la Luna. Esto ocurrió poco después de ser puesto en órbita el 8 de enero por un cohete Vulcan de United Launch Alliance (ULA), que realizaba su vuelo inaugural.

El fallo del módulo de aterrizaje Peregrine de Astrobotic, el cual también transportaba cargas útiles de la NASA hacia la Luna, representa la tercera vez que una empresa privada no logra un "aterrizaje suave" en la superficie lunar, siguiendo los intentos fallidos de empresas en Israel y Japón.

Estos contratiempos subrayan los riesgos que la NASA enfrenta al depender cada vez más del sector comercial para alcanzar sus objetivos en los vuelos espaciales.

Según los planes, el vehículo Nova-C de Intuitive Machines, un cilindro hexagonal con seis patas, está programado para alcanzar su destino tras aproximadamente una semana de vuelo y aterrizar en el cráter Malapert A, cerca del polo sur de la Luna, el 22 de febrero.

Putin dijo que prefiere al "predecible" Biden que a Trump en la Casa Blanca

Carrera espacial 

En caso de éxito, este vuelo sería el primer descenso controlado a la superficie lunar de una nave espacial estadounidense desde la última misión lunar tripulada del programa Apolo en 1972, y sería también el primero llevado a cabo por una empresa privada.

Además, marcaría el primer viaje a la superficie lunar dentro del programa lunar Artemis de la NASA, mientras que Estados Unidos se apresura a enviar astronautas de regreso al satélite natural de la Tierra antes de que China aterrice su propia nave espacial tripulada allí.

IM-1 representa la última etapa de la estrategia de la NASA de recurrir a naves espaciales construidas y operadas por empresas privadas para abaratar las misiones Artemis, destinadas a ser un preludio de la exploración humana de Marte. Durante el programa Apolo, la NASA adquiría cohetes y tecnología del sector privado, pero los operaba por cuenta propia.

Japón se convirtió en el 5to país en realizar un aterrizaje exitoso en la superficie de la Luna.

El primer alunizaje tripulado de Artemis, originalmente programado para 2025, se ha retrasado hasta finales de 2026, mientras que China apunta a 2030. Se espera que pequeños módulos de aterrizaje, como el Nova-C, lleguen primero, llevando instrumentos para estudiar el terreno lunar, sus recursos y riesgos potenciales. Odysseus, por ejemplo, investigará las interacciones entre el clima espacial y la superficie lunar, así como la radioastronomía, tecnologías de aterrizaje de precisión y navegación.

La misión IM-2 de Intuitive Machine está programada para aterrizar en el polo sur lunar en 2024, seguida por IM-3 más adelante este año, que incluirá varios rovers pequeños.

Japón se unió recientemente a la lista de países que han colocado un módulo de aterrizaje en la Luna, con un aterrizaje preciso de su sonda Slim. India también logró un aterrizaje lunar el año pasado, después de que Rusia fracasara en un intento ese mismo mes. Estos éxitos se suman a los logrados por Estados Unidos, la ex Unión Soviética y China, siendo este último el primero en realizar un alunizaje en la cara oculta de la Luna en 2019.

 

 

 

 

 

 

JPO/LT