miércoles 23 de junio de 2021
INTERNACIONAL Tras el golpe en Bolivia
05-03-2020 00:00

Acusado de fraude y terrorismo, Evo Morales fue postulado para el Premio Nobel de la Paz

Adolfo Pérez Esquivel propuso al ex presidente de Bolivia para ese premio como ya lo había hecho en 2007 y 2010. En 2019 había postulado a Lula.

05-03-2020 00:00

El argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz de 1980, volvió a proponer al ex presidente de Bolivia, Evo Morales, para que el comité de Noruega le otorgue este año el Premio Nobel de la Paz.

En su carta al Comité, que el dirigente humanitario difundió en su página web, Pérez Esquivel dijo que proponía el premio para "un líder social, primer presidente indígena de América Latina, que logró implementar programas exitosos de lucha contra la pobreza, contra la desigualdad y por la paz".

"El modelo de país con igualdad, justicia social y soberanía que lideró Evo debe ser reconocido internacionalmente", afirmó Pérez Esquivel, distinguido hace 40 años por su labor en favor de los derechos civiles y por la defensa de la vida frente a los crímenes cometidos durante la última dictadura argentina (1976-1983), consignó la agencia Deutsche Welle.

"Evo también es un símbolo de resistencia contra la nueva Operación Cóndor (en referencia a la coordinación represiva en Sudamérica en los años de la década de 1970) que hoy realiza golpes militares, mediáticos y judiciales para proscribir partidos políticos y candidatos que logran alta intención de voto porque implementan políticas soberanas a favor del pueblo", subrayó el dirigente laureado.

"A Evo lo postulé en el año 2010 para la candidatura al Premio Nobel por todo lo que ha realizado por el pueblo en Bolivia; la lucha contra el analfabetismo y sus resultados, el desarrollo económico boliviano con trabajo genuino, todo lo que ha hecho Evo por la vida y por el pueblo boliviano", comentó.

"Por todos sus aportes en beneficio del pueblo boliviano y también por todos los aportes que ha hecho desde los comienzos del año 2000, antes de su presidencia, hasta ahora por la paz y la justicia en la región", agregó.

En esa línea, sostuvo que "hoy Evo está en el exilio tras un sangriento golpe de Estado en Bolivia y tras haber ganado elecciones limpias, transparentes y con reconocimiento internacional" y destacó que "entonces esta postulación es un reconocimiento por todo lo que ha hecho no solo en beneficio del pueblo boliviano sino a toda Latinoamérica".

A 2 meses de su exilio, Evo Morales dijo que si vuelve a Bolivia formará "milicias armadas" como Venezuela

"Nuestra querida hermana Bolivia, la más empobrecida de América del Sur, en 2019 fue declarada por la ONU como país de Desarrollo Humano Alto por primera vez en su historia. No fue casualidad -añadió Pérez Esquivel- desde el año 2006 el primer Presidente indígena de la historia de América encabezó un proceso plurinacional, revolucionario y no violento, que marcó un antes y un después en la vida de los bolivianos y las bolivianas. El modelo de país con igualdad, justicia social y soberanía que lideró Evo debe ser reconocido internacionalmente".

Finalmente, el dirigente humanitario destacó que "este reconocimiento tiene por objetivo importante remarcar todo lo que ha hecho Evo en bien de la paz y la unidad de los pueblos, en favor de los derechos humanos de los pueblos" remarcó que "por estos motivos lo estamos volviendo a postular como candidato al Premio Nobel de la Paz".

Pérez Esquivel ya propuso a Morales para el Nobel de la Paz en otras ocasiones, como en 2007 y 2010. Y lo mismo hizo con el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en 2019.

 

Desde su cuenta de Twitter, Evo le agradeció al Premio Nobel de la Paz por considerarlo para el galardón: "Agradezco al hermano Adolfo Pérez Esquivel por su nominación al premio Nobel de la Paz. Sé que es un reconocimiento al compromiso del movimiento indígena campesino que ha elegido el camino democrático y de la paz para alcanzar la justicia social"

Bolivia vive una crisis política desde el 20 de octubre pasado, a raíz de sospechas de irregularidades -que posteriormente fueron confirmadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) y recientemente destacadas por una investigación de una universidad de EEUU- en los comicios presidenciales de ese día.

Tras ser proclamado reelecto en primera vuelta, Morales aceptó repetir las elecciones pero, ante la falta de respaldo de numerosas organizaciones sociales afines y de las Fuerzas Armadas, renunció el 10 de noviembre presionado por las fuerzas armadas y en medio de una revuelta de civiles y policías, denunció ser víctima de un golpe de Estado y dos días después llegó asilado a México y posteriormente viajó a la Argentina.

Las protestas -agravadas tras la dimisión de Morales y la asunción del gobierno provisional a cargo de Jeanine Áñez- dejaron más de 30 muertos y cientos de heridos y detenidos.

La Justicia de Bolivia inicia proceso penal contra Evo Morales por fraude electoral

Frente a las nuevas elecciones convocadas para el 3 de mayo, Morales se postulaba como senador, pero su candidatura fue rechazada por el Tribunal Supremo Electoral. Actualmente, el Gobierno de Bolivia lo acusa de fraude y terrorismo y lo amenazan de que si vuelve al país irá preso. 

El de la Paz es uno de los cinco Premios Nobel que fueron instituidos por el fabricante de armamentos, inventor e industrial sueco Alfred Nobel, junto con los premios en Química, Física, Fisiología o Medicina y Literatura. Se otorga anualmente desde el año 1901 "a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos alzados y la celebración y promoción de acuerdos de paz", según el testamento del propio Alfred Nobel.

Por propia voluntad de Nobel, quien lo recibe es seleccionado por el Comité Noruego del Nobel, un comité de 5 personas determinado por el Parlamento de ese país nórdico. Este premio es el único que se otorga en la ciudad de Oslo (Noruega).

El comité del Nobel noruego acepta todas las propuestas antes de la fecha límite del 31 de enero presentadas por alguno de los miles de individuos con capacidad de lanzar una candidatura. Entre esas personas habilitadas para ello están los parlamentarios y ministros de todos los países, exgaladornados, algunos profesores universitarios o miembros actuales o pasados del comité. La elección del nuevo Premio de la Paz se conocerá en octubre próximo.

ED