sábado 19 de junio de 2021
INTERNACIONAL CUMBRE DEL G7
09-06-2021 17:40

Biden comienza en Europa su primera gira internacional, con China en el centro de la agenda

El presidente norteamericano inicia una visita de una semana al Viejo Continente, para reavivar lazos con aliados, reunirse con Vladimir Putin y buscar apoyo para la disputa hegemónica con Beijing.

09-06-2021 17:40

El presidente estadounidense, Joe Biden, inició este 9 de junio por Europa su primera gira internacional, en la que abordará cuestiones como una campaña global de vacunación contra el covid, el cambio climático, la OTAN y las tensiones con Rusia, pero cuyo objetivo central tiene a un protagonista ubicado a miles de kilómetros de allí: China, que se ha convertido en el eje vertebrador de toda su política exterior.

Así como sus primeras reuniones en Washington con líderes mundiales fueron con el primer ministro japonés y el presidente de Corea del Sur, en su propuesta de una “liga de democracias” en Asia, Biden desarrollará en Europa una agenda que apunta a reavivar el vínculo con sus aliados transoceánicos, tan maltratado por Donald Trump, pero con la firme intención de ganar apoyo a su disputa hegemónica con Beijing.

Xi Jinping y Biden 20210211
Para sus aliados europeos, su actitud ante China es más dura que la de Trump.

El presidente norteamericano emprendió su viaje fortalecido por el amplio apoyo recibido en el Senado, tanto de los demócratas como de la oposición republicana, a un gigantesco plan que prevé invertir 170 mil millones de dólares en investigación y desarrollo con el objetivo de no perder la carrera tecnológica frente a China.

Esto demuestra que los republicanos podrán mantener una oposición casi salvaje a cualquier iniciativa presentada por Biden, pero hay algo en que lo van a respaldar: la disputa con China.

Biden y Johnson buscan unir al G7 para apurar vacunación global

Sin aludir a Beijing, Biden saludó la aprobación del proyecto, que ahora pasará a la Cámara de Representantes, al señalar que ayudará al país “en una competición para ganar el siglo XXI”.

“Mientras otros países siguen invirtiendo en su propia investigación y desarrollo, nosotros no podemos quedarnos atrás. Estados Unidos debe mantener su posición como la nación más innovadora y productiva del mundo”, declaró el mandatario.

Precisamente esa línea dura hacia Beijing es la que preocupa a muchos líderes europeos, para quienes “es más dura que la que tuvo Trump, pero presentada con una sonrisa y con un compromiso retórico con el multilateralismo”, advierte el analista Finbarr Bermingham, del South China Morning Post, el principal diario de Hong Kong.

Joe Biden ordenó investigar si el Covid-19 se escapó del laboratorio chino de Wuhan

Para la mayoría de los países de la UE, esa confrontación es muy incómoda, “deseosos como están de lograr una aproximación más equilibrada hacia Beijing”, agrega Bermingham.

Los desafíos que esperan a Biden durante la semana que pasará en el Viejo Continente, en la que participará de una reunión del G7, visitará la OTAN y la Unión Europea y sostendrá su primera reunión bilateral con Vladimir Putin, no serán menores, pero en parte lo ayuda la sombra de su predecesor. Como sostuvo el New York Times, “no debe ser tan difícil para un líder norteamericano visitar Europa por primera vez después de Donald J. Trump”.

Sin embargo, el diario advierte que esa misma simpatía que puede generar su decisión de tender nuevamente la mano a sus aliados no alcanza para cubrir otra realidad evidente: los lazos entre Washington y las capitales europeas pueden ser sólidos, pero si Trump ya los sacudió de tal modo, puede volver a suceder lo mismo.

EE.UU. vs. China: el virus agita el tablero mundial

“A sus 78 años, ¿es Biden el último suspiro de una política exterior internacionalista a la antigua? ¿Soportará Europa el costo de lo que cada vez parece una nueva Guerra Fría con Rusia? ¿Se les pide sumarse a una política de contención de China? ¿Y Biden cumplirá con el clima?”, se preguntan los europeos, según el Times.

“¿Y si Biden, y no Trump, es la excepción en la historia futura de Estados Unidos?”, se pregunta Bermingham.

Esos mismos líderes “han visto el estado del Partido Republicano, han visto el 6 de enero (la invasión al Capitolio, ndr). Saben que podría en 2024 podría haber otro presidente republicano”, subraya Barry Pavel, director del Centro Scowcroft de Estrategia y Seguridad en el Atlantic Council.

“Mi viaje a Europa es una oportunidad para que Estados Unidos movilice a las democracias del mundo”, aseguró Biden antes de partir, en otro mensaje claro de su estrategia de contener la expansión china. Por eso el mandatario quiere subrayar su compromiso con una distribución más solidaria de las vacunas por el mundo y la preocupación con el clima.

¿Cómo se explica el antagonismo de Estados Unidos hacia China?

La directora de asuntos europeos del Consejo Nacional de Seguridad, Amanda Sloat, lo sintetizó: “habrá tres ‘C’ en lo que vamos a ver esta semana: covid, clima y China".

Muy criticada por su retraso en compartir sus vacunas contra el covid-19 con el resto del mundo, la Casa Blanca intenta ahora tomar la delantera en este asunto. “Estados Unidos se ha comprometido a trabajar en la inmunización internacional con el mismo sentido de urgencia que hemos mostrado en casa”, dijo Biden.

Washington acaba de anunciar que el 75% de los 80 millones de dosis de vacunas prometidas a los países extranjeros para finales de junio se distribuirán a través del sistema de reparto Covax, que la OMS coordina para garantizar una distribución equitativa de las vacunas, sobre todo en los países de bajos ingresos.

sf / ds