5th de March de 2021
INTERNACIONAL Rusia
21-12-2020 09:10

Encuentran muerto a científico ruso que trabajaba en la vacuna contra el coronavirus

Alexander "Sasha" Kagansky cayó en ropa interior desde la ventana de un departamento. La policía arrestó a una persona por su muerte.

21-12-2020 09:10

Alexander "Sasha" Kagansky, un científico ruso que trabajaba en el desarrollo de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, falleció este fin de semana al caer de un piso 14 en la ciudad de San Petersburgo, a la edad de 45 años.

Kagansky vivía en Vladivostok, una importante ciudad portuaria de Rusia que se ubica en la bahía Golden Horn, cerca de las fronteras con China y Corea del Norte. La localidad es conocida por ser el destino final del tren transiberiano, que la une con la ciudad de Moscú en un viaje de 7 días. El hombre había ido a San Petersburgo a visitar a unos amigos.

Una mujer encontró el cuerpo del científico en ropa interior. La policía arrestó a una persona, ya que el hombre tenía heridas de arma blanca en el cuerpo y continúa investigando los hechos. Según indicó el periódico Moskovski Komsomolets (MK) la causa fue caratulada como "homicidio".

Gobierno afirma que la vacuna rusa es "segura y eficaz para mayores de 60" años

Quién era Alexander Kagansky

Alexander "Sasha" Kagansky mejor conocido por su trabajo en la investigación del cáncer, era profesor asistente en Vladivostok. Estudió en Rusia y en Estados Unidos, donde recibió su doctorado en Biología Molecular. Durante 13 años trabajó en Edimburgo, donde fue miembro de la Unidad de Genética Humana del MRC y el Instituto de Genética y Medicina Molecular de la Universidad de Edimburgo.

Kagansky dirigía el Centro de Medicina Genómica y Regenerativa de la Facultad de Biomedicina de la Universidad Federal del Lejano Oriente en Vladivostok y era miembro de la Gobal Young Academy (GYA), un organismo de jóvenes científicos.

Su trabajo de investigación apuntaba a la comprensión de la base molecular de las células normales y las enfermedades, el descubrimiento de fármacos y la búsqueda de la cura del cáncer, mediante la regeneración de tejidos.

Además de la investigación en el laboratorio, el científico fallecido organizaba actividades científicas de participación pública para diferentes grupos de artistas, estudiantes de primaria y público en general, en diferentes partes del mundo. 

 

CI/FF

En esta Nota