jueves 26 de mayo de 2022
INTERNACIONAL Elecciones
31-03-2022 07:50

Día clave en Brasil: el 2 de abril

Se acerca la fecha tope para presentar las candidaturas. Tanto el presidente Jair Bolsonaro como el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva afilan sus estrategias y definen quiénes serán sus compañeros de fórmula.

31-03-2022 07:50

Seis meses antes de las presidenciales de Brasil, el 2 de abril, los partidos deberán formalizar las candidaturas ante la justicia electoral. Tanto el presidente Jair Bolsonaro como el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva afilan sus estrategias y definen quiénes serán sus compañeros de fórmula.

Bolsonaro ha recuperado un poco de aliento: alcanzó el 26 por ciento de intención de voto frente al 43 de Lula, según la última encuesta de Datafolha. Casi empatados en el tercer lugar están el exjuez Sergio Moro, de Podemos, con un ocho por ciento, y el exministro Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT).

Encuesta: los argentinos prefieren que Jair Bolsonaro gane las elecciones en Brasil

Si Lula no obtiene la mayoría absoluta el 2 de octubre, la segunda vuelta está prevista para el 30 de octubre. En un país polarizado, como tantos otros, la aparente decisión de Lula de ser acompañado por Geraldo Alckmin, exalcalde y exgobernador de San Pablo al que venció en las presidenciales de 2006, indica su necesidad de acercarse al centro y la centroderecha.

Alckmin no es visto con buenos ojos por el Partido de los Trabajadores (PT). Apoyó en 2016 el juicio político contra Dilma Rousseff, la sucesora de Lula. La búsqueda votos moderados lleva, a veces, a evitar rencores.

Lula apunta a ubicarse en el centro en lugar de la izquierda para asegurarse el apoyo del Congreso, de modo de hacer borrón y cuenta nueva frente a escándalos de corrupción como el mensalão y el petrolão que empañaron su gestión entre 2003 y 2010.

João Doria: "Bolsonaro es un militar cobarde"

Bolsonaro, a su vez, también quiere recuperar el centro después de un período en el cual primaron las controversias, las ofensas a la población, la desidia ambiental y su recurrente negacionismo trumpiano de los estragos provocados por la pandemia. ¿Bovinos (agropecuario), balas (seguridad) y Biblia (evangélico), resumido en las siglas BBB, como en las elecciones anteriores?

Los militares están divididos. Sobre todo, aquellos que no comulgan como Bolsonaro con los horrores de la última dictadura, entre 1964 y 1985. El general retirado Walter Braga Netto, actual ministro de Defensa, podría ser su compañero de fórmula mientras Bolsonaro confía en el apoyo del establishment para terminar, de una vez por todas, con la llamada ultraizquierda. La de Lula.