martes 28 de junio de 2022
INTERNACIONAL Pandemia de Coronavirus

El Covid pone de rodillas al régimen norcoreano, que ya confirmó 50 muertes y miles de enfermos

El régimen mantuvo un rígido bloqueo exterior contra el coronavirus desde el inicio de la pandemia, que hundió su economía y el comercio. Pero ahora, con la presencia de la subvariante BA.2 de ómicron en la región, será cuestión de tiempo para que el covid-19 se propague por el país.

15-05-2022 21:10

Corea del Norte reportó ocho nuevas muertes por "fiebre" tras anunciar esta semana sus primeros casos de Covid-19. Ante esto, el aislado régimen comunista movilizó a sus militares para resolver problemas de "suministro de medicamentos".

El líder de la nación, Kim Jong Un, ordenó a la comisión militar actuar "para estabilizar de inmediato el suministro de medicamentos en la ciudad de Pyongyang involucrando las poderosas fuerzas de la rama médica del Ejército Popular", informó la agencia oficial KCNA.

El brote, que según Kim había causado "grandes trastornos", afecta a un país que no tiene vacunas anticovid, medicamentos antivirales o capacidad de realizar pruebas masivas.

Según KCNA, Kim reportó que las "órdenes no se realizaron debidamente y los medicamentos no fueron suministradas a las farmacias", el domingo durante una reunión de emergencia del politburó nacional. Indicó que las farmacias no acataron la orden de operar durante 24 horas.

El insólito castigo de Kim Jong-un a sus jardineros cuando las plantas que pide no florecen

Corea del Norte mantuvo un rígido bloqueo exterior contra el coronavirus desde el inicio de la pandemia, que hundió su economía y el comercio. Pero ahora, con la presencia de la subvariante BA.2 de ómicron en la región, será cuestión de tiempo para que el covid-19 se propague por el país.

El pasado viernes, la agencia estatal dijo que "una fiebre cuya causa no pudo ser identificada se expandió de forma explosiva por toda la nación desde finales de abril", y señaló la muerte de seis pacientes, uno "diagnosticado positivo" para la variante ómicron.

"Es el reto más importante y la tarea más suprema de nuestro Partido es revertir rápidamente la crisis de salud pública", señaló Kim Jong un. Agregó que la expansión de la enfermedad mostraba "que hay puntos vulnerables en el sistema de prevención de epidemias" y pidió más confinamientos.

El líder "dijo que la mayor prioridad es bloquear la propagación del virus cerrando zonas activamente y aislando y tratando a las personas con fiebre de manera responsable", según KCNA.

La dictadura de Corea del Norte prohibió reír, llorar o beber alcohol durante 11 días

Desde finales de abril, "más de 350.000 personas experimentaron fiebre en un corto lapso y al menos 162.200 se recuperaron completamente", indicó KCNA, en lo que constituyó el primer reconocimiento oficial de la existencia del coronavirus en el país.

Para el domingo 15, el país asiático había confirmado 15 muertes y casi 300.000 nuevos enfermos a pesar de los confinamientos decretados tras detectarse el primer brote de Covid-19.

Medios estatales informaron este lunes que la cifra oficial de fallecidos asciende a 50, mientras que 1.213.550 personas sufren de fiebre y al menos 564.860 están bajo tratamiento médico, aunque muchos expertos descreen de la capacidad de diagnóstico del país.

El sistema sanitario de Corea del Norte aparece en el lugar 193 en una clasificación de 195 países en un informe de la prestigiosa universidad John Hopkins de Estados Unidos.

Espías de Estados Unidos aseguran que Norcorea aún busca armas nucleares

Kim aseguró que su nación debía "tomar lecciones" de la gestión de la pandemia de China, que aplicó una restrictiva estrategia "Covid cero" para erradicar totalmente el virus a base de restricciones fronterizas, confinamientos y test masivos.

Previamente, Corea del Norte había rechazado algunas ofertas de vacunas anticovid de China y la Organización Mundial de la Salud. Con la aparición del brote, Pekín y también Seúl ofrecieron asistencia y dosis al aislado país.

Corea del Norte probablemente enfrentará "un gran caos" debido a la rápida expansión de la variante ómicron, dijo Cheong Seong-chang, del Instituto Sejong de Corea del Sur. "Si el balance de muertes por ómicron repunta, Pyongyang puede que tenga que pedir ayuda a China", añadió.

A pesar de la crisis sanitaria, nuevas imágenes de satélite indican que Corea del Norte continúa con la construcción de un reactor nuclear paralizada durante largo tiempo, en un intento por distraer la atención de la población de la crisis sanitaria.

"Un test nuclear sería una buena forma de distraer a la opinión pública de la pandemia", dijo Yang Moo-jin, profesor en la Universidad de Estudios de Norcoreanos.

ds